Descubre qué es branding corporativo y 5 consejos para ponerlo en práctica

El branding corporativo es la base de toda marca. Es ese elemento que la hace tangible y le permite tener una identidad e imagen diferenciadora y característica. ¡En este post aprenderás todo sobre este proceso estratégico!

branding corporativo

    En palabras simples, el branding es la manera cómo una marca se proyecta hacia su público; también, podemos decir que es la percepción que se construye entre los consumidores, que permite reconocerla, sentirla y experimentarla.

    Es muy común pensar que el branding corporativo es solo el logo que tiene la organización para identificarse, pero la realidad es que va mucho más allá, ¡y eso nos ha motivado a crear el presente post!

    Aquí, te explicaremos qué es este proceso, cuáles elementos lo conforman y de qué forma se clasifica, entre otros puntos interesantes.

    ¡Quédate con nosotros!

      ¿Qué es el branding puro y tradicional?

      Engloba todos los trabajos de gestión de una marca con la meta de hacerla conocida, atraer clientes y construir una imagen positiva que pueda quedarse en la mente de su audiencia.

      Este proceso implica acciones muy alineadas con el propósito, la misión, visión, valores y el posicionamiento, con el objetivo de generar conexiones sólidas y duraderas con el público objetivo y, por supuesto, poder estimular la decisión de compra a favor de la empresa.

      En resumidas cuentas, el branding abarca todo el proceso de planificación, estructuración, gestión y promoción de una marca, de manera que cada stakeholders la valore como una autoridad en su segmento y tenga deseo de siempre estar cerca de esta.

      Con esto en mente, podemos definir mucho mejor lo que es el branding corporativo como variante específica.

      ¡Vamos allá!

      ¿Qué es el branding corporativo?

      Debes saber que existen varios tipos de branding a raíz de que existen distintas clases de marca, por ejemplo:

      • branding de productos;
      • branding personal;
      • branding de servicios;
      • y, lo que hoy nos compete, branding corporativo.

      Entonces, como lo puedes intuir, el branding corporativo es aquel que está destinado a construir la marca alrededor de una empresa en particular. Es decir, es el proceso a través del cual puedes transformar un negocio, pasando de ser uno más del montón a convertirse en un nombre reconocido y poderoso en su giro.

      Esto tiene un objetivo esencial, y es atraer a su Buyer Persona o cliente ideal, a través del trabajo de la estrategia, diseño y posicionamiento de la marca.

      El branding corporativo cada vez es más importante, sobre todo en mercados donde la competencia arrecia y y sus participantes están obligados a diferenciarse y, por supuesto, a difundir sus valores y principios al público, para consolidarse en la mente de los consumidores.

      La realidad es que las personas ya no solo se enfocan en los precios, en los productos o en el servicio. En estos días, la filosofía de las marcas, sus valores, principios y su “humanidad” son elementos claves a la hora de la decisión de compra.

      ¿Por qué? Pues, podemos atribuirle mucha responsabilidad al hecho de que el consumidor de hoy está mucho más informado que antes, y el conocimiento es poder.

      Las personas quieren conectar con marcas de manera genuina, de acuerdo a sus principios y percepciones, en vez de ser persuadidas y convertirse en un simple comprador.

      Elementos del branding corporativo

      Ahora que sabes que el branding corporativo se basa en la construcción de la identidad general de la empresa y la manera en cómo es difundida para hacerla llegar a los clientes y potenciales consumidores, es necesario conceptualizar los pilares o elementos fundamentales que tiene esta práctica y dónde se sostiene. ¡Atención!

      1. Tono de comunicación

      Todas las empresas que empiezan a definir su estructura y planificación de branding, tienen que determinar claramente cuál será el tono de comunicación que tendrá hacia su público objetivo.

      Por ejemplo, grandes marcas como Coca-Cola, KFC y Netflix, han optado por un tono sumamente amigable, incluso juvenil, alineado con la forma de comunicarse en las redes sociales y foros de Internet.

      ¿El resultado? Pues, estas marcas han podido acercarse por medio de la comedia y la ironía a públicos cada vez más jóvenes y que dominan, sin lugar a dudas, los espacios digitales que estas empresas anhelan ganar.

      Por eso es común que veas a compañías bromeando en redes sociales, posteando memes o incluso generando contenidos de alto nivel con un tono muy jovial e informal.

      Por otra parte, existen organizaciones que eligen — por su tipo de producto o nicho de mercado — ir hacia un tono de comunicación semiformal o formal, respetando las directrices de las marcas en el pasado.

      2. Naming

      Si tu empresa o marca de productos es nueva, el proceso de elegir un nombre puede estar impulsado por tus experiencias personales, incluso por el contexto cultural o familiar donde te hayas formado. Sin embargo, si deseas realizar un proceso de branding sólido y con sentido, es necesario abordar este pilar con más racionalidad.

      Tomar un nombre que, en definitiva, vaya de acuerdo con la esencia, valores, virtud y misión de tu marca, ayudará sustancialmente a que tus clientes puedan reconocerte rápidamente y que te asocien con un concepto, giro o producto en particular.

      Existen cientos de ejemplos, pero quizás uno reciente de gran éxito es Tesla, la compañía de fabricación de automóviles eléctricos y que ha despegado exponencialmente en ventas y posicionamiento en el mercado.

      Esta marca debe su nombre a Nikola Tesla, un gran científico del siglo XIX que dedicó su vida a crear inventos increíbles impulsados por la electricidad. ¿Lo ves? ¡Los coches también son impulsados por energía eléctrica! Por ello, es tan fácil recordarlo y queda grabado en nuestra mente.

      3. Imágenes

      Las imágenes son grandes aliadas del proceso de branding, ya que gracias a ellas, los clientes pueden identificar y diferenciar rápidamente a una marca al ver una publicidad o etiqueta.

      Todas las fotografías que uses para anuncios físicos, digitales, publicaciones en redes sociales, entre otras, deben seguir una misma línea. ¿Qué quiere decir esto? Pues, que tengan el mismo estilo visual, paleta de colores, características técnicas, inspiración y tema.

      Con ello, lograrás que tu público asocie tu marca con la imagen y poder posicionarte en tu mente de forma permanente.

      4. Identidad visual

      Por último, está la identidad visual o aquellos elementos que no son fotografías y que forman parte de tu marca. Por ejemplo, tu logo, tipografía, colores, tipos de folletos, papelería, sitio web, blog, redes sociales, entre otros.

      Con ellos, podrás exponer tu identidad a tus clientes y definirte claramente ante el mercado. Por ejemplo, es fácil reconocer la pequeña bola de Pepsi, la «N» de Netflix o la ventana de Microsoft, porque han trabajado en su identidad visual para que quede impresa en nuestra memoria.

      ¡Ya sabes los 4 pilares o elementos fundamentales del branding corporativo! ¿Quieres más? ¡Por supuesto! Ahora te daremos algunos consejos para aplicarlo correctamente en tu empresa.

      Tips de branding corporativo

      Un proceso de branding corporativo racional, estratégico y de gran alcance conlleva tener presente los siguientes aspectos clave:

      Trabajar en tu mensaje

      La comunicación es la base en las relaciones humanas, y en el marketing esto no es diferente. Debido a que el mensaje que sale desde tu empresa o tu marca es lo que marcará el camino hacia esas interacciones con el fin de sacar el máximo provecho.

      Esto no es únicamente con tus clientes, ya que el mensaje hacia tus proveedores, socios, accionistas y tu propio personal también es influyente a la hora de ganar posicionamiento y, por supuesto, congruencia con la misma marca.

      Entrenar a tu personal

      Tus colaboradores son esenciales a la hora de construir la imagen de tu empresa. Ellos son los que, en muchos escenarios, transmitirán tu mensaje, la misión, valores y propósitos de tu marca. 

      Por ello, enfocarte en capacitar a tu personal, darles herramientas de trabajo y de servicio hacia el cliente y, de estímulos y motivación, es crucial para aumentar su productividad y crear un ambiente laboral que sea idóneo..

      Tener mucha presencia online

      Por otro lado, apostar sustancialmente por crear una imagen y difundir tu mensaje en canales online es lo que te podrá garantizar y provocar mayores y mejores resultados en estos tiempos.

      Apoyarse en recursos digitales como el SEO, el UX, chatbots, entre otras herramientas, podrá darte elementos diferenciadores en la cabeza de tus clientes en comparación a tus competidores. 

      Asimismo, el hecho de transformarte digitalmente también hará que tu marca sea mucho más atractiva hacia públicos más jóvenes y que, en definitiva, te acerque más hacia lo que el branding corporativo está destinado a ser en la actualidad.

      Entregar valor

      A su vez, un elemento clave en la construcción del branding corporativo es entregar conocimiento y valor hacia afuera. Es decir, ofrecer entrenamientos, conferencias y contenidos que formen a otras personas es una excelente forma de hacer branding.

      Apostar por la sustentabilidad

      En estos tiempos, las empresas socialmente responsables son las que están labrando el camino hacia el éxito. Y es que realizar actividades a favor de la conservación del ambiente, la sociedad o la educación, por ejemplo, posicionará tu marca en la mente de tus clientes como una empresa que trabaja en valores y principios congruentes y responsables.

      Apoyar asociaciones civiles, reducir tu huella de carbono y apostar por tecnologías y fuentes de energía sustentables son excelentes formas de empezar este camino y darle un mensaje al mundo de que estás preocupado por tu entorno y que el dinero no es todo lo que busca tu compañía.

      ¡Ya sabes lo que es el branding corporativo y cómo empezar a aplicarlo en tu empresa! Con todo lo que te enseñamos en este post, ya estás más que listo para estructurar tus planes de marketing y llevar el nombre, imagen y mensaje de tu marca a miles o, incluso, millones de clientes.

      ¿Quieres aprender más sobre el branding? ¡Genial! En nuestro ebook sobre el tema descubrirás información de valor sobre su concepto, características y mucho más. ¡No te lo pierdas!

      Cuota

      Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog

      Recibe acceso de primera fuente a nuestras mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

      ¿Te gustaría recibir más contenido de altísima calidad como este y de forma totalmente gratuita?

      ¡Suscríbete para recibir nuestros contenidos por e-mail y conviértete en un miembro de la Comunidad Rock Content!

      Nuestro sitio web está optimizado para cada país en el que operamos.

      Ir al sitio web en español ->