Rock Content compra a WriterAccess en EE.UU. Conoce más ->

El trabajo remoto llegó para quedarse: 4 lecciones que aprendí para mantener la creatividad

Incluso con la vacuna, las estadísticas decrecientes y los aires de optimismo de un Año Nuevo menos restringido, es innegable que los últimos dos años han sido un desafío para muchos en todo el mundo.

consejos para mantener la creatividad en tiempos de trabajo remoto

Entre la cuarentena, el aislamiento y la pérdida de seres queridos, el COVID-19 ha cambiado la forma de vida tal como la conocíamos, tanto en lo personal como en la profesional.

Con esta situación, el trabajo remoto se convirtió en la única forma de que muchas personas pudiéramos continuar con nuestra labor diaria.

Al principio lo hicimos por obligación. Pero poco después, comenzamos a ver el lado positivo de este nuevo concepto, tanto para los profesionales, como también para las empresas.

Fue en los últimos dos años que Rock Content se consolidó como una empresa líder de trabajo remoto global. Un deseo que ya estaba en construcción y fue acelerado por esta triste situación mundial. Tratamos de encontrar algo positivo que nos ayudara a suavizar un trago tan amargo.

Personas de todo el mundo pudieron trabajar juntas en una sola empresa. La ubicación física ya no era el factor principal en la contratación. Pudimos concentrarnos en atraer talentos a nuestro equipo, sin importar en qué parte del mundo se encontraran.

No estamos solos, por supuesto. Algunas empresas ya han anunciado un regreso a las oficinas, pero la mayoría está adoptando algún tipo de modelo híbrido que le permite a sus empleados dividir el tiempo de trabajo entre remoto y presencial.

Este escenario muestra dos caras de una misma moneda:

Por un lado, esta realidad puede resultar ser sumamente positiva. Por otro, es necesario saber lidiar con el trabajo a distancia y evitar trampas comunes con las que, a estas alturas, probablemente ya estés familiarizado, como: 

  • baja productividad;
  • dificultad para relajarte;
  • sensaciones de aislamiento;
  • entre muchas otras.

Entonces, ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo afrontar el caos, la tensión y el aburrimiento? ¿Cómo encontrar formas de inspirarnos artísticamente en esta nueva realidad que aparentemente llegó para quedarse?

Como almas creativas, hemos encontrado algunas formas de vencer estas trampas engañosas. ¡Sigue leyendo para conocer nuestros consejos y crear tu propio estilo creativo en el trabajo remoto!

#1. Ponte tu ropa de lunes

No hay nada más cómodo que una camisa de gran tamaño y un pantalón holgado. Son prendas cómodas, un abrazo para tu cuerpo después de un largo día. Si tienes tiempo libre, se convierten en tu ropa de descanso de fin de semana y son un gran escape de tener que vestirte elegante para el mundo social.

Las primeras semanas de la pandemia fueron un placer. Cada conjunto de ropa de estar en casa tuvo una prueba, pero dos años después, nuestra rígida ropa profesional nos está mirando, preguntándose cuándo volveremos.

Por muy agradable que sea la ropa de estar, aceptarla como un estilo a largo plazo puede afectar tu autoestima creativa.

Una cama acogedora y ropa cómoda harán que tu cuerpo se sienta como si estuviera en reposo, no en el trabajo. Esto hace que sentirte productivo, producir contenidos y hacer fluir tus energías creativas sea más desafiante que antes.

El artículo Enclothed Cognition (en inglés), publicado en el Journal of Experimental Social Psychology, detalla cómo el uso de la ropa adecuada afecta a algunos profesionales.

Este experimento encontró que los médicos que usaban sus batas de laboratorio se desempeñaban con mayor atención al detalle que los que no las tenían. Además, cuando se les presentaban dos abrigos etiquetados como "de médico" y "de pintor", los que usaban el abrigo de médico proyectaban una mayor confianza que los que tenían un abrigo de pintor.

Esto significa que la ropa puede afectar nuestra productividad diaria, no solo en el estilo, sino también en lo que significan para nosotros, o sea la forma en que elegimos etiquetarla. 

Tu ropa de estar en casa son prendas para relajarte, no para trabajar. Por lo tanto, si deseas ser productivo, elegir un atuendo de trabajo que te estimule es esencial, incluso en casa.

Considera comprar un nuevo atuendo específico para trabajar, que te facilite el movimiento y que al mismo tiempo sea más elegante que la ropa informal.

Nómbralo tu atuendo de poder, armadura corporal o cualquier título que evoque una sensación de pasión ardiente. Úsalo cuando trabajes desde tu casa. Ponte el traje e incluye un reloj elegante si quieres. 

Luego, al final del día, regresa a los dulces pantalones deportivos que están ansiosos esperando que termines de trabajar.

Practica este modelo todos los días para convertirlo en un hábito de tu cotidiano. Mantén tu atuendo de poder para tareas de poder y evita usarlo en la cama o para socializar. Con tu propósito claro, producirás más que antes.

#2. Registro diario

Es fácil perder el sentido del tiempo cuando trabajas desde tu casa. Los días vuelan y, aunque hace que los lunes sean menos lamentables, también hace que los viernes sean menos emocionantes. Por lo general, aquí es donde comienza la rutina, con poca emoción o variación en tus días.

¿Cómo escaparnos? Todavía estamos volviendo (gradualmente) a la normalidad, si es que hay algo normal. Incluso en un escenario optimista, se mantiene la sensación de cautela en la realización de eventos presenciales. Cuando no puedes encontrar emoción y diversidad en tu vida desde el exterior, es hora de llevar tu atención hacia el interior.

Aquí es donde entra en juego el diario. Llevar un diario de proyectos o de sueños es una excelente manera de organizar tus pensamientos y revisar tu día. Para las mentes creativas, llevar un diario es un registro vital de ideas, inspiración y notas importantes que pueden ayudarte a realizar tu próxima tarea.

Lamentablemente, llevar un diario puede resultar un poco incómodo para los adultos en 2022.

Muchos piensan que llevar un diario es exclusivo de dos categorías de personas:

  • adolescentes tristes e incomprendidos;
  • figuras públicas famosas.

Puedes pensar que tu vida no es lo suficientemente interesante o que tus ideas no son lo suficientemente buenas como para escribirlas en un diario. ¡Pero estoy aquí para recordarte que eso no es verdad!

Hay un sinfín de estudios sobre la conexión con el bienestar mental y un diario. La Universidad de Rochester analiza cómo llevar un diario no solo ayuda a controlar la ansiedad y a sobrellevar la depresión, sino que también ayuda a organizar los pensamientos y hacer un seguimiento de los días.

Obtienes los efectos positivos de llevar un diario cuando recuerdas estas dos reglas simples: 

  • estás escribiendo para ti y para nadie más;
  • no hay límites.

Empieza pequeño. Encuentra el diario más genial en línea con un bolígrafo que se desliza por la página y escribe lo que se te ocurra. Esto podría ser una broma divertida, recordando una buena comida o incluso un pequeño garabato de algo que te inspira.

Escribe un sueño que hayas tenido por la noche o escribe una cita rápida y creativa que te haya pasado por la mente. Empieza a expandirte, habla de las cosas que te molestan o de lo que te frustra.

Convierte el diario en un hábito y te sorprenderás de lo que puedes producir. El malestar de los días se vuelve menos abrumador y leer lo que hiciste durante la jornada puede ayudarte como un recordatorio de lo duro que trabajas. El acto de escribir puede, incluso, llevarte a las soluciones que estabas buscando.

Si escribir en una página en blanco parece demasiado abrumador, busca en un diario guiado.

Los diarios guiados tienen pequeñas tareas e indicaciones todos los días para fomentar la escritura creativa y el bienestar mental. Te recomiendo Wreck This Journal (Destroza Este Diario) de Keri Smith, un diario guiado que te desafía a destruirlo con indicaciones locas y creativas.

(Fuente: Amazon)

Es posible que llevar un diario no solucione las dificultades propias de trabajar desde casa, pero te brinda un compañero personal con el que caminar y puedes ser una fuente de inspiración en el futuro, cuando revises de qué manera superaste los desafíos en determinado momento.

#3. Si al principio no tienes éxito, sigue intentándolo

Una de las cosas más peligrosas que puedes hacerle a tu yo físico, profesional y creativo es dejar que el fracaso lo paralice.

Aprendimos mecanismos para afrontar el fracaso profesional y académico en la escuela y, también, aprendimos cómo dejar que el fracaso nos guíe para mejorar la próxima vez, pero ¿y el fracaso creativo? Nadie nos prepara para eso.

Piensa en los primeros días de la pandemia, cuando todo el mundo tenía un nuevo pasatiempo. La mayoría abandonó la tarea en unas pocas semanas simplemente porque su producto final no se veía lo suficientemente bien.

El bricolaje se ve muy bien en el video, pero puede ser un verdadero golpe cuando el producto final en la vida real es mediocre.

Algunos se sintieron avergonzados por sus nuevos pasatiempos. A las redes sociales les encanta decirles "básicas" o "poco creativas" a las tareas simplemente porque son tendencia en este momento. ¡No es tan fácil hacer pan por más que sea el alimento más básico!

Finalmente, el resultado fue el mismo. Masa madre tirada a la basura, agujas de tejer acumulando polvo en el armario y un nuevo juego de pinturas sin abrir.

En cierto sentido, estos pasatiempos abandonados se convirtieron en una metáfora. Te concentraste tanto en lo que otros pensaban sobre el producto final que perdiste la alegría del proceso.

Las opiniones de extraños en Internet se volvieron más valiosas que tus pensamientos, dejándote aún más apático y aislado que antes.

Cuando trabajamos desde casa, solemos buscar referencias en línea. Dado que estamos trabajando solos, esta podría ser, la mayoría de las veces, la única fuente de comparación e inspiración que tenemos.

Pero esto no siempre produce resultados realistas. El fracaso y el juicio pueden detener tu crecimiento creativo.

Rompe el ciclo. ¡Vuelve a retomar ese pasatiempo o prueba algo nuevo! Disfruta del proceso en lugar de enfocarte en el resultado.

Deléitate con la relajación de pintar un lienzo, deja que tu mente divague mientras tejes y disfruta lamiendo la cuchara para limpiar la masa de pastel. Todo arte requiere práctica para dominarlo, pero tienes que aprender a disfrutar del proceso creativo mucho antes de hacer una creación perfecta.

Aparta la mirada de las redes sociales y de las acciones performativas de tus amigos. No sientas la necesidad de usar Instagram en tu primer intento o usar Photoshop para que sea perfecto.

Tómalo como está: el primer intento, puede que no sea la mejor obra del mundo, pero tú la hiciste. Y con cada creación adicional, será cada vez mejor.

Incorporar este pensamiento en los pasatiempos y actividades diarias es el primer paso y luego viene incorporarlas a tus actividades profesionales.

Reaviva tu pasión de crear por crear y no para producir una Mona Lisa. Recuerda, incluso los mejores artistas no fueron reconocidos en su época por sus obras maestras, así que no confíes demasiado en la opinión de las personas.

#4. Deja a un lado las notificaciones

El consejo más importante para mantener la salud mental y la energía en el trabajo remoto es el más simple de todos: crear un espacio para ti lejos del resto del mundo y tu carga de trabajo.

Saber cuándo necesitas trabajar es importante, pero saber cuándo desconectarte es vital. ¡La desconexión es un derecho laboral reconocido!

Es fácil acostumbrarse al mundo en línea. A través del teléfono o la computadora portátil, siempre estás conectado.

Incluso fuera de tu horario laboral, es posible que sientas la obligación de responder un email, un mensaje de texto o solucionar un problema. Estar "conectado" todo el tiempo te agotará mental y físicamente.

Forbes lo expresó de manera categórica en su artículo "Cómo desconectarte del trabajo y disfrutar de tu tiempo libre (sin sentirte culpable) (en inglés)". Este post explica de qué forma la rutina puede causar culpa, estrés adicional y empeorar tu salud en general, simplemente por no tomar un descanso.

¿Cuándo fue la última vez que caminaste o estiraste tus músculos y tendones? ¿Ya bebiste agua hoy? No te esfuerces por recibir un email más y aprende a dar un paso atrás y hacer otra cosa.

Establece un horario firme para tu trabajo como lo harías si fuera presencial. Configura la alarma para el final del día como recordatorio para dejar la computadora portátil y tomarte un tiempo para divertirte.

A menos que te paguen horas extra o que un proyecto importante deba entregarse en 24 horas, puedes esperar hasta mañana. Pon tu teléfono en "No molestar" y configura un sistema de email fuera de la oficina, para que tus compañeros de trabajo sepan que no pueden pedirte que trabajes en cualquier momento.

Finalmente, cuando termines el día, silencia tu teléfono. Facebook, Gmail, Instagram y otros medios que pueden absorberte con notificaciones que te conducen al laberinto interminable de la navegación en las redes. 

Tómate un descanso de tu teléfono y deja que tanto él como tú se recarguen tranquilamente. Prioriza tu bienestar antes que la productividad y antes de complacer a los demás.

No te olvides de ti mismo

Nuestros consejos y trucos no son una solución única para todos los problemas de la vida.

Como te dije, trabajar en una empresa remota tiene muchas ventajas (ventajas que nunca serían posibles en ninguna otra realidad). Con suerte, estos consejos podrán ayudarte a mitigar las desventajas (y algunas situaciones a las que todavía nos estamos adaptando).

La pandemia no terminó y todavía debemos transitar por días difíciles. Pero estamos más unidos que nunca, porque bien sabemos que en el fondo no existe ningún truco mágico que resuelva nuestros problemas.

Por eso, mi consejo final no es realizar una tarea o una acción, sino compartir un poco de sabiduría que he adquirido a lo largo del camino.

  • Agradécete. No todos los días serán buenos, pero tampoco todos los días serán malos.
  • No te enojes tanto por aquellas cosas que no puedes controlar y sé amable contigo mismo con las que sí puedes.
  • El equilibrio creativo llegará cuando comprendas lo que más importa: debes estar bien contigo mismo.

Así que tranquilízate, confía en ti, cuida de tu salud y sigue creando. Aprovecha estas nuevas oportunidades para un 2022 saludable y productivo para que puedas cosechar las recompensas y divertirte en el camino con este formato de trabajo. ¡Y síguenos en LinkedIn para acompañar los contenidos que publicamos!

Cuota
facebook
linkedin
twitter
mail

Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog

Recibe acceso de primera fuente a nuestras mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

Related Posts

¿Te gustaría recibir más contenido de altísima calidad como este y de forma totalmente gratuita?

¡Suscríbete para recibir nuestros contenidos por e-mail y conviértete en un miembro de la Comunidad Rock Content!