Por Ana María Parra

Redactora, revisora y guionista de la plataforma de Rock Studio, en Rock Content.

Publicado el 5 de octubre de 2019. | Actualizado el 4 de octubre de 2019


La mentalidad de crecimiento, es decir, el Growth Mindset, consiste en tener la consciencia de que la inteligencia no es fija y que con un aprendizaje diario y el interés de tener nuevos retos se logra preparar el terreno para cumplir metas y alcanzar logros.

Si dos personas tienen las mismas capacidades y talento, ¿por qué una logra sus objetivos y es más exitosa que la otra? ¿Por qué supera sus dificultades con mejor actitud? ¿Cuál es la razón de su entusiasmo por aprender y su productividad?

Según estudios realizados por Carol Dweck, hay dos tipos de mentalidad: Fixed Mindset y Growth Mindset y dependiendo de qué tipo de Mindset tengamos consistirá nuestra actitud y visión del mundo.

Especialmente la mentalidad de crecimiento puede beneficiar muchísimo a las empresas, que necesitan tener un ritmo de constante actualización para mantenerse relevantes en sus mercados.

¿Quieres conocer en qué consiste el Growth Mindset y cómo aplicarlo en un negocio? ¡Continúa leyendo y averígualo!

¿Qué es el Growth Mindset?

Comenzaremos explicándote qué es el Mindset.

El Mindset (mentalidad) es una teoría creada por la Dra. Carol Dweck, profesora de psicología en la Universidad de Stanford. Ella explicó en su libro «Mindset: la nueva psicología del éxito», que los seres humanos pueden tener dos tipos de mentalidades:

  • Fixed Mindset, mentalidad fija;
  • o, Growth Mindset, mentalidad de crecimiento.

De acuerdo con la autora, el Mindset es una percepción (a veces inconsciente) que las personas tienen sobre sí mismas y sus capacidades. Además, en sus estudios demostró cómo el tipo de mentalidad prepara el terreno tanto para el aprendizaje como para el desempeño.

Pero ¿de qué tratan en realidad?

En pocas palabras, la gente con mentalidad fija está convencida de que la inteligencia y las habilidades son talentos naturales que no se pueden desarrollar.

Estas personas, se caracterizan por la necesidad de parecer más listos y tienden a:

  • evitar los retos;
  • darse por vencido fácilmente ante obstáculos;
  • visualizar el esfuerzo como algo improductivo;
  • ignorar las críticas, incluso las constructivas;
  • se sienten amenazados con el éxito de los demás.

Esta ubicación mental resulta en que los individuos abandonen rápidamente las tareas y no alcancen su potencial.

A diferencia, encontramos la mentalidad de conocimiento, la cual asegura que la inteligencia y talentos sí se pueden desarrollar.

Su forma de ver el mundo y enfrentarse a situaciones se fundamenta en el esfuerzo, trabajo constante y la idea de que todo se puede aprender en las condiciones adecuadas.

El Growth Mindset conduce al deseo de aprender y a:

  • aceptar retos;
  • ser persistentes a las dificultades;
  • crear hábitos dirigidos al éxito;
  • comprender que el esfuerzo es el camino a la destreza;
  • tomar, positivamente, las críticas.

Si bien, estas mentalidades no son permanentes y varían dependiendo de las distintas situaciones a las que se enfrenten en la vida, cuando se interiorizan, traen resultados significativos en el desarrollo profesional y personal.

Como pudiste descubrir, el Growth Mindset es mucho más ventajoso que el Fixed Mindset. Pero ¿por qué?, ¿qué resultados positivos traería a tu empresa si tus colaboradores (y tú) lo desarrollaran y explotaran? Averígualo a continuación:

¿Cómo beneficia el Growth Mindset a tu empresa?

El tener y desarrollar una mentalidad de crecimiento en la organización, hace que esta y sus integrantes mejoren en muchos aspectos tanto individualmente como en equipo.

Logrando no solo un beneficio interno, sino un mejor trato con los clientes, sobresalir entre la competencia, un aumento de las ventas y fidelización con la marca.

Además, de las mencionadas también encontramos que:

Aumenta la honestidad y cooperación

Mientras que el Fixed Mindset causa rivalidad y competencia entre los empleados y puede llevarlos a ocultar sus errores para evitar que los demás conozcan su equivocación, el Growth Mindset da, a los colaboradores, la libertad de compartir sus puntos de vista, dudas, aceptar críticas y recibir retroalimentación.

Debido a que toman cada experiencia y situación como una oportunidad para aprender y mejorar, el día a día en la empresa se traduce en una mayor cooperación entre todos y en un ambiente de confianza donde las personas pueden trabajar sin temor a ser juzgadas.

Permite el crecimiento constante y la innovación

El secreto de comenzar la vida laboral y tener éxito es nunca dejar de aprender. Las personas con Growth Mindset siempre están en busca de esto, de obtener nuevos conocimientos y mejorar cada día.

La pasión y ansias por el conocimiento y la mejora continua, conlleva a una mejor productividad, emprendimiento, la superación constante, creatividad e innovación.

Da la confianza de arriesgar

Las empresas con mentalidad de crecimiento aceptan y enfrentan retos con mayor optimismo, confrontan con mejores resultados la incertidumbre y los obstáculos del camino.

Además, los colaboradores con Growth Mindset estarán dispuestos a realizar tareas complejas y si fallan, no se desanimarán, sino que lo verán como otra oportunidad de aprendizaje y autosuperación.

¿Cómo implementar el Growth Mindset en tu compañía?

1. Crea relaciones de confianza

Facilitar la conexión entre los empleados es fundamental para construir un ecosistema social fuerte que fomente la confianza. 

Escoge un día (en la periodicidad que prefieras) y haz actividades grupales como, decir fortalezas y oportunidades de las colegas, que cada quien hable un poco de su vida personal (hobbies, rutina, responsabilidades), lo que les gusta de trabajar en la empresa y más.

De esta forma, el ambiente se volverá menos tenso y muchos comprenderán la forma de actuar de sus compañeros.

2. Ten en cuenta el camino, no solo la meta

Haz que tus empleados se sientan lo suficientemente seguros como para correr riesgos, cometer errores y aprender de los fracasos.

¿Cómo? Si se cumple la meta esperada o no, promueve públicamente los esfuerzos y la toma inteligente de riesgo de tu equipo y reconoce a aquellos que tomaron un reto e intentaron conseguirlo.

Ya sea, escoger venderle a un cliente complicado, expresar sus ideas para mejorar el marketing de la empresa, mejorar los procesos o cerrar un trato importante.

Hablando de Marketing, la metodología del Growth Hacking, creada por Sean Ellis, es una de las más importantes para escalar los resultados de este departamento.

Cualquiera que sea el esfuerzo extra debe ser aplaudido. Recuerda que es importante elogiar el esfuerzo y no solo el resultado.

3. Da retroalimentación de manera continua a todos los colaboradores

La empresa debe ofrecer la capacitación constante de sus empleados. De esta forma se sentirán más seguros de sus capacidades y tendrán la seguridad para ponerse a prueba.

Además, se debe fomentar la retroalimentación entre todos, dejando en claro que en equipo es que se obtienen los objetivos.

Para concluir

Las empresas que toman en cuenta el Growth Mindset y lo promueven tienen colaboradores más seguros, optimistas, capaces, disciplinados y perseverantes en sus tareas diarias. Así que no dudes en empezar a motivar a tu equipo para que esta sea su mentalidad.

¿Te pareció interesante este contenido? Entonces, entra aquí y descubre 17 empresas que se superaron y lograron un crecimiento exponencial aplicando la metodología del Growth Hacking. ¡Es hora de aprender de los grandes!

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *