Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 15 de enero de 2019. | Actualizado el 15 de enero de 2019


¿Quieres estar entre los mejores del equipo? ¡Descubre aquí lo que debes hacer para lograrlo!

Que el mercado freelancer está creciendo cada vez más, probablemente ya lo percibiste.

Después de todo, como profesional, debes acompañar todos los días ese crecimiento. Y, aunque la vida freelancer ofrezca varios beneficios y sea bastante interesante tener tantos compañeros de profesión, no puedes negar que la competencia existe, ¿verdad?

Sea cual sea tu mercado de actuación, se ha vuelto fundamental encontrar un punto de diferenciación, que puede estar en la calidad de tu trabajo, en el profesionalismo de tu atención o incluso en la forma en que ofreces tus servicios y/o productos.

¡Esa diferenciación puede ser más fácil de lo que imaginas! No hay que hacer malabarismos para destacarte de los demás freelancers. Solo es necesario tener conciencia, profesionalismo y calidad, además de saber algunos principios básicos y fundamentales.

¿Quieres saber de cuáles se tratan? Te hemos preparado 7 consejos para que seas el mejor freelancer. ¡Sigue leyendo!

Sé claro en tus procesos

Este es el primer elemento que todo buen freelancer debe tener en mente: sé transparente.

Independientemente de tu servicio o producto, haz que todo sea muy claro para tu cliente, que entienda tus procesos, lo que está incluido, en lo que está invirtiendo, la forma que trabajas y realizas tus entregas, los canales de comunicación en los cuales puede encontrarte, etc.

La claridad es fundamental para evitar malentendidos y para tranquilizar al cliente. Y no solo eso, sino que también te mostrará lo que es necesario para un camino coherente y optimizado.

Promete solamente lo que puedes entregar

Muchos freelancers quieren abrazar el universo y ofrecer los más diversos tipos de servicio: diseño, producción de textos, planificación de redes sociales, diagramación, fotografía, revisión, traducción… En fin, la gama de servicios puede ser bien grande.

Si logras entregar todo esto con calidad, ¡excelente! En caso contrario, es mejor invertir tus esfuerzos en lo que haces mejor y pasar a ofrecer ese ámbito de servicios.

Esto es importante para que puedas hacer entregas de calidad que dejarán el cliente satisfecho y contribuirán para tu éxito en la carrera.

Recuerda siempre: si no consigues entregar lo que el cliente necesita con la calidad de otros profesionales del mercado, opta por no ofrecer ese servicio.

Escucha más

Una de las cosas más importantes en cualquier tipo de relación, sea personal o profesional, es escuchar con empatía.

Cuando un cliente te busca (o cuando ofreces tus servicios), él está confiando en ti para que lo ayudes a solucionar un problema. Por eso, escúchalo con atención: entiende lo que necesita, para cuándo lo necesita y qué dinero tiene disponible, identifica el objetivo, haz preguntas relevantes y condúcelo hacia el mejor camino.

Esto hará toda la diferencia en la confianza que el cliente tendrá en ti y te pone en destaque con relación a otros profesionales.

Aprende con cada feedback

El primer consejo es buscar feedbacks. Esto ya te pondrá en ventaja, porque lo común es que la gente apenas entregue el trabajo y listo. Haz diferente: pregunta lo que le pareció al cliente, déjalo que te indique ajustes pertinentes y resalte algunos puntos de tu servicio que crees que merecen atención.

Independientemente de que el feedback sea positivo o negativo, debemos estar atentos a lo que apuntan y aprender con ello.

¿Recibiste elogios? ¡Genial! Entiende qué los ha motivado (tu comportamiento, tu trabajo, el tiempo de entrega, la claridad de las informaciones, etc.) y hazlo de nuevo.

¿Recibiste críticas? Vale. Identifica lo que no ha ido tan bien, pide sugerencias de mejora y trabaja en esos aspectos.

Valora tu trabajo

La competitividad del ambiente de trabajo actual y las dudas con relación a los nuevos modelos de trabajo, especialmente cuando hablamos del mercado freelancer, hacen que muchos profesionales tengan dudas frecuentes.

Entre las principales, hay una que se destaca: ¿cuánto cobrar por un servicio?

Aunque no existe una respuesta exacta a esta duda, lo primero que debes tener en cuenta es: no devalúes tu trabajo.

Y no solo por ti, sino también por otros profesionales. Siempre habrá un cliente que dirá “ah, ¡pero fulano cobra más barato!”.

Un consejo: no seas ese fulano. Este tipo de profesional desvalora todo el trabajo de la categoría y aún provoca una competitividad no saludable.

Si el cliente desea negociar (lo que es normal), en primer lugar explica por qué cobras ese valor, mostrando lo que ofreces, la calidad de tu servicio y el comparativo del mercado.

Después, evalúa un reajuste del valor dentro de un margen saludable. Si aun así el cliente desea bajar el precio, explica lo que puedes hacer dentro de ese precio (que no sería la misma cosa del precio total).

Con ese proceso, puedes valorar tu trabajo, siendo fiel a ti mismo y justo con el mercado.

Entiende qué tipo de organización funciona para ti

Uno de los mayores diferenciales de cualquier actividad en el mundo es la organización. Ya sea en las empresas, en las escuelas o en tu propia casa, esta es una palabra clave para el éxito.

Y, por supuesto, no podría ser diferente cuando hablamos de nuestras actividades profesionales. Si eres freelancer, eso es aún más crucial. ¡Después de todo, eres el responsable por tu propia carrera!

Cada uno tiene su propio sistema y seguramente sabes lo que funciona mejor para ti, pero, en líneas generales, es importante organizarse en aspectos clave como:

  • ambiente de trabajo (en casa o en un coworking);
  • control de horas trabajadas;
  • valor de los servicios;
  • planificación financiera;
  • diálogo con los clientes.

Prestar atención a esos elementos hace toda la diferencia en la producción diaria y todavía garantiza que tengas resultados concretos y, aún más importante, explícitos para ti.

Aprende con tus errores

El último de la lista no podría dejar de ser este. La carrera freelancer está llena de errores y aciertos, acasos y planificaciones, momentos malos y buenos.

Y corresponde a cada freelancer construir su propia trayectoria. Por eso, es muy importante aprender con los propios errores para evolucionar profesionalmente.

Especialmente al principio, cometemos muchos errores a la hora de hacer una producción, elaborar un trabajo, metrificar las horas trabajadas, organizar el ambiente, coordinar la entrega de tareas o incluso en el tratamiento con el cliente.

Los errores son comunes y forman parte del proceso. Pero a cada momento que aprendemos con ellos, ¡estamos más cerca de alcanzar una calidad mayor como profesionales y, por supuesto, ser destaque en el mercado!

¿Has llegado hasta aquí y todavía no has decidido si la vida freelancer realmente es para ti? ¡Sin problemas! ¡Ingresa a nuestro artículo cómo convertirte en un redactor freelancer y descubre si tienes lo que se necesita para ser un profesional diferenciado en ese mercado!

ser un freelancer

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *