Por José Fermín

Publicado el 14 de enero de 2019. | Actualizado el 14 de enero de 2019


Definir metas y establecer objetivos es un desafío. ¡Entiende a continuación cómo la estrategia de milestone freelancer puede facilitar tu trabajo!

¿Alguna vez has escuchado el término “milestone”? La palabra, que ha ganado fuerza en los últimos años — principalmente cuando se habla de gestión de proyectos — no necesita ser tema de debate solo en entornos de negocio.

¡Al contrario! Con la popularización del término, fue posible observar que la práctica de integrar el uso de los milestones a la rutina puede ser una estrategia en busca del éxito.

¿Quieres saber cómo tú, freelancer, puedes beneficiarte e impulsar tu carrera? ¡Aprende más sobre el milestone freelancer y descubre todo su poder de transformación!

Antes de comenzar, ¿qué es milestone?

Pensemos en la traducción literal de la palabra, que no es tan bonita, pero muy autoexplicativa: “piedra de milla”. Ok, pero ¿qué significa?

El término, que viene del inglés, hace referencia a la unidad de medida usada en países que hablan el idioma (representa aproximadamente 1.609 kilómetros). En el pasado, las piedras de milla eran usadas para demarcar distancias en una carretera, por ejemplo, o cualquier otro camino a ser seguido por una persona.

La traducción libre, sin embargo, agrega aún más información para comprender el concepto de milestone: la llamamos “marco”.

¿Cómo se utiliza el concepto de milestone en los negocios?

Ahora que entendemos lo que significa la palabra, es hora de comprender la forma en que fue adaptada al mundo de los negocios.

Los milestones son formas de pensar estratégicamente en resultados. Piensa en el siguiente ejemplo: una empresa ha definido la creación de un proyecto que se debe completar al cabo de doce meses.

Es posible pensar en el tiempo estipulado como un todo, o sea, tener en mente que el objetivo deberá ser cumplido en algún momento dentro de los doce meses. Sin embargo, para que el objetivo sea alcanzado de manera aún más eficiente, una buena estrategia es “fragmentar” los meses en ciertos períodos de tiempo y pensar en ellos justamente como marcos.

Esto sucede porque, entre la definición de cualquier objetivo trazado y su deadline, innumerables cosas pueden suceder. Cuando estamos preparados para las inevitables eventualidades en el camino, acabamos convirtiéndonos en personas preparadas y con un pensamiento “al frente” del desafío.

Además, fragmentar un objetivo en pedazos más pequeños nos permite tener una visión más detallada acerca de innumerables aspectos fundamentales del proyecto que, si fueran vistos de forma genérica, podrían pasar desapercibidos.

Los milestones pueden ser puntos de verificación, por ejemplo, u objetivos, que deberán ser chequeados y/o alcanzados justamente en los períodos de tiempo propuestos. Piensa en ellos como un montón de “subobjetivos” dentro del principal.

Milestone freelancer: aplicando el concepto en la propia rutina

Sé que no eres una empresa y que tu vida probablemente no está basada en los mismos objetivos estratégicos de una compañía (por menor que sea), pero, pensando en la raíz del concepto de milestone, es posible adaptarlo a prácticamente cualquier meta, objetivo o realidad que una persona quiera cambiar satisfactoriamente.

Ahora, hablaremos especificamente sobre el “milestone freelancer”.

En primer lugar, es importante resaltar que no necesariamente debe estar vinculado a actividades relacionadas con los freelas de forma directa. Es posible trabajar los milestones en todo y cualquier hábito que mejore de alguna forma tu rendimiento profesional — vale hasta beber más agua o consumir más frutas.

Herramientas y aplicaciones apra productores de contenidos CTA

Guardar una cantidad X de dinero hasta el final del año

Diciembre está llegando y, con él, las ganas de tomarse unas vacaciones son aún más grandes. Si el período de tres meses es corto para juntar unos freelas y hacer un super viaje, piensa en el año siguiente: tenemos todavía 15 meses por delante.

En un punto de vista “común” al trazar objetivos, la idea sería mucho más simple, pero tal vez no tan eficaz: si quieres guardar 10 mil al final de 15 meses, no importa la época, mientras que al final tengas la cantidad.

Con los milestones, sin embargo, es posible controlar la evolución por meses a partir de la cantidad de trabajo realizado. Divide el valor acorde a tu realidad — no debe ser necesariamente en meses; el período de tiempo queda a tu criterio.

Ser una persona más organizada

Seguramente ya estás cansado de saber que la organización es una de las características fundamentales que un freelancer debe tener, ¿verdad?

Si la tarea de organizarte no anda tan bien, es posible pensar en innumerables milestones que estén relacionados con tu rutina de forma más personal, pero vamos a trabajar con uno más genérico.

Imagina que tu ambiente de trabajo está en el más completo desorden. Por eso, el objetivo final será “organizar mi mesa para que me vuelva una persona más eficiente y productiva”.

Así, el primer milestone será eliminar todos los papeles y basura innecesaria. Después, deshacerse de utensilios que no tienen más sentido para ti (como esa calculadora que ya no funciona). Luego, comprar cajas organizadoras. Finalmente, comprar los materiales de oficina que realmente tienen sentido.

Y por ahí sigue. Es importante percibir que los milestones no necesitan necesariamente ser espacios de tiempo, sino acciones y “metas alcanzadas”. En este caso, no importa si vas a tirar los papeles a la basura en dos o cinco horas, pero, cuanto antes, mejor.

Organizar el propio tiempo

Trabajar en casa puede ser un desafío para quien no tiene un buen control del propio tiempo. Por eso, un gran milestone freelancer puede consistir en tus horas y en cómo las estás utilizando.

Por ejemplo: hay quienes no funcionen bien con el esquema de trabajo tradicional de 8 horas diarias (aunque sean 5, 6 o 7). Para muchas personas, la idea de pasar un largo período de tiempo haciendo algo puede ser improductivo.

Pero, sin trabajo, no hay dinero al final del mes. ¿Qué tal, entonces, pensar en la carga horaria diaria a partir de milestones?

Calcula el valor de tu “pieza”. Si es producción de contenidos, por ejemplo, piensa en tu producto final: ¿es la redacción de un texto? ¿Revisión? ¿Producción de imágenes? ¿Edición? Después, calcula cuánto vale cada una de ellas y cuántas deberías producir para ganar el valor estipulado al final del mes.

Después de hacer el cálculo, encuentra el valor de piezas que deberás hacer diariamente: ellas son tus milestones. Al final del día, no importa si has trabajado tres, ocho o cinco horas.

¿Y entonces? ¿Crees que el concepto de milestone freelancer puede ser una alternativa para cambiar aspectos en tu vida que necesitan mejorar?

Si te gustó este artículo, seguramente también disfrutarás de nuestro material sobre las rutinas de marketing que los profesionales de este medio suelen seguir.

Ebook rutinas de marketing

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *