¿Por qué la adquisición del 9,2% de Twitter por parte de Musk es un debate importante sobre la libertad de expresión?

adquisición del 9,2% de Twitter por parte de Musk

Las fake news, el acoso y la desinformación siempre han existido, pero con el estallido de las redes sociales adquirieron mayores dimensiones. Ahora, nos preguntamos cómo impacta internet en nuestras decisiones, la buena convivencia como sociedad y los comportamientos sociales.

El multimillonario dueño de Tesla, Elon Musk, puso este tema sobre la mesa lanzando una encuesta en su cuenta de Twitter cuestionando a la plataforma sobre su promesa con respecto a la libertad de expresión. Inmediatamente después de hacer esto, esta semana, compró casi el 10% de las acciones de Twitter. Curioso, ¿no?

Los resultados de esa encuesta fueron aún más interesantes. La mayoría, el 70%, no cree que Twitter se adhiera correctamente al principio de libertad de expresión. De todos modos, es una encuesta sesgada ya que estaba dirigida a los seguidores de Musk, por lo cual no tiene ninguna base científica.

Durante esta semana, Musk también hizo más tuits polémicos diciendo que trabajaría para “hacer mejoras significativas en Twitter”, e hizo otra encuesta, ahora preguntando si sus seguidores querían un botón de edición. Rápidamente, Twitter dijo que Musk no decidirá sobre las hojas de ruta de los productos y que el botón de edición se estaba desarrollando mucho antes de la encuesta del multimillonario.

El hecho es que Musk tiene un historial de quejas sobre las herramientas de moderación de Twitter, aunque la plataforma de redes sociales no eliminó ni siquiera sus publicaciones antivacunas y sus "chistes" malos que involucraban incluso a Hitler. Para Musk, debido a las herramientas de moderación, el nuevo CEO de Twitter, Parag Agrawal, es comparado con Joseph Stalin, por ejemplo.

Culpar a Twitter, Facebook o YouTube (e incluso a las generaciones presentes y pasadas) por impedir nuestra libertad de expresión es solo arañar la superficie de todo el problema. La manipulación, las noticias falsas e incluso la censura parecen ser el desayuno diario para todos los usuarios de las redes sociales.

La gran pregunta es: ¿a quién creer? ¿Cómo podemos aprender a confiar en nuestra propia línea de tiempo? ¿Y cómo prevenir daños personales por ello? En este artículo, discutiremos los misterios sobre nuestra libertad de expresión y las redes sociales en la actualidad.

Una breve descripción del panorama político

Uno de los primeros episodios en los que la gente comenzó a hablar sobre este tema fue con el escándalo de Cambridge Analytica, que mostró cómo el Partido Republicano de EE. UU. estaba usando indebidamente los datos de Facebook para crear los perfiles de los votantes en las elecciones de 2014.

La reacción fue el primer indicio de cómo las redes sociales son capaces de moldear comportamientos. Y también condujo a muchas teorías de conspiración, que preguntaban lo mismo: si estamos siendo manipulados a través de las redes sociales, ¿realmente tenemos libertad de expresión?

En otros escenarios, líderes políticos como el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, han mostrado su aprecio por otras plataformas sociales, como Telegram, que la justicia brasileña quería bloquear. Sin embargo, otros canales, como YouTube, Twitter y Facebook, han rechazado a Bolsonaro por violar las reglas para evitar la difusión de información errónea.

Pero no todo son malas noticias y escándalos. Sí, muchas veces las redes sociales fueron muy útiles en escenarios políticos.

Por ejemplo, en 2011, Facebook y Twitter fueron muy útiles para organizar un levantamiento contra el gobierno de Egipto.

Además, en Venezuela (de donde soy), las redes sociales son muy importantes para aquellos periodistas que han sido excluidos de los medios convencionales, como la radio y la televisión.

Y en la actual guerra entre Rusia y Ucrania, los influencers ucranianos utilizaron TikTok para compartir imágenes de la guerra cuando los medios convencionales no lo estaban haciendo. Pero, al mismo tiempo, la plataforma también se usaba para compartir muchas noticias falsas sobre la guerra.

¿Qué pasa con nosotros, las marcas y los profesionales digitales?

¿Hay espacio para nosotros en esta conversación? Incluso mirando ambos lados de la moneda, está claro que hay mucho debate sobre el comportamiento de las redes sociales y la libertad de expresión (y este debate va mucho más allá de una encuesta de Twitter).

Esto es algo importante para nosotros, como profesionales digitales. Si un entorno online no es seguro y no tiene credibilidad, ¿vas a comunicar tu marca allí?

Como miles de millones de personas usan las redes sociales todos los días, es imposible que nuestras empresas no estén allí. Entonces, también es nuestro trabajo garantizar un lugar digital saludable para todos, ¿verdad?

Recientemente, LinkedIn bloqueó puestos de trabajo exclusivamente para personas negras e indígenas en Brasil. Muchas grandes empresas protestaron, los fiscales federales abrieron investigaciones y los activistas demandaron.

Esto hizo que LinkedIn revirtiera su enfoque, lo que llevó a la empresa a cambiar su política para América Latina. Al mismo tiempo, otras plataformas de redes sociales, como Facebook, impulsaron el contenido enojado entre sus algoritmos solo porque tiene más participación, y esto hizo que las personas consumieran más anuncios que consumían más tiempo.

El escándalo hizo que se publicaran documentos internos a la prensa que mostraban, por ejemplo, que la empresa no hizo nada cuando supo que Instagram podría ayudar a desarrollar trastornos mentales entre los adolescentes. Facebook incluso había cambiado su nombre a Meta como una forma de resolver la crisis, de acuerdo al análisis de especialistas.

Estos dos episodios muestran que las plataformas de redes sociales tienen dificultades para moderar el contenido que publican sus usuarios. Son negocios y quieren tener dinero. Esto no es un problema. Pero, ¿qué pasa con sus responsabilidades sociales?

Responsabilidad de los medios

Otra polémica se dio en 2021 durante las elecciones en EE.UU. Twitter determinó que los comentarios de Trump en la plataforma de redes sociales incitaban a la violencia en la capital estadounidense. Posteriormente, su cuenta fue baneada permanentemente de la plataforma.

No quiero hacer una declaración si fue una buena decisión eliminar el perfil de Donald Trump de Twitter o no. Lo único que tengo claro es: lo que decimos en las redes sociales tiene un impacto real en la realidad. Por esa razón, deberíamos empezar a pensar en la rendición de cuentas.

Algo que nos debe preocupar más es la polarización, que ha sido un gran problema en los últimos años. ¿Por qué? Porque la polarización realmente impacta en la democracia, y también trae discursos de odio.

Facebook notó esto y lo vio como una oportunidad de negocio, por ejemplo.

Pero no nos ayuda pensar de forma lógica, sino de forma muy sesgada. Como decía al principio, la manipulación siempre ha existido, pero con las redes sociales parece que la gente tiene menos filtros para saber qué es cierto o fiable.

Luchando contra las fake news y el algoritmo

Con las redes sociales, estamos en ambos lados: creamos contenido al mismo tiempo que lo consumimos. Un fenómeno que no ocurrió con la televisión, el cine o la radio, donde alguien hablaba por las masas. Ahora, las masas hablan y consumen, y comparten (lo que hace que algunas cosas buenas se vuelvan virales, como una campaña de donación, pero también cosas malas, como noticias falsas y discursos de odio).

Nosotros, como creadores y consumidores de contenido, tenemos la gran responsabilidad de cuidar el tipo de información que digerimos todos los días. Aprender a identificar la información errónea y las noticias falsas es vital para dejar de propagar la polarización en Internet.

¿Quieres aprender a identificar noticias falsas y desinformación? Aquí hay algunos consejos:

  • Revisa tu sesgo inconsciente. Las noticias falsas tienden a reforzar los estereotipos negativos. Entonces, pregúntate: ¿esto me molesta porque es verdad? ¿O solo estoy siendo parcial?
  • Si tiene demasiadas palabras mal escritas o errores gramaticales, duda. Lo mismo sucede con los videos o las imágenes. Si les falta mucha calidad, puede que no sean ciertos.
  • Busca en las fuentes originales: la desinformación también es exagerar los hechos reales.
  • Sigue a los expertos en verificación de hechos en las redes sociales y sus páginas web.
  • Cuidado con el contenido radical. El mundo real no es una película en la que tienes al malo y al bueno. Si ves algo que incita a la violencia contra alguien, no actúes violentamente en respuesta. Somos humanos que podemos resolver nuestros problemas discutiéndolos.

Cambios esperados

A medida que continúa la discusión, algunos países comenzaron a plantear leyes regulatorias para las plataformas de redes sociales. La idea es ir en contra del discurso de odio, los delitos en general y el acoso, con la finalidad de construir reglas para que los servicios moderen este tipo de contenido. En diciembre pasado, por ejemplo, el jefe de Instagram, Adam Mosseri, tuvo que hablar con los senadores estadounidenses y escuchó de ellos: “La autovigilancia depende de la confianza, y la confianza se ha ido”. Europa también está discutiendo el mismo tema.

Al mismo tiempo, el escenario está empezando a cambiar. Pinterest, por ejemplo, actualizó las pautas y el algoritmo de su comunidad para ser más inclusivo, dar visibilidad a las minorías y combatir la desinformación sobre el cambio climático. Para las marcas, esto significa que, si quieren tener una mayor visibilidad, también tendrán que pensar en cómo incluirán a estas minorías en sus comunicaciones.

Incluso antes del escándalo del año pasado, Facebook ya estaba tratando de ser más consciente de algunos contenidos sensibles. En 2020, durante la pandemia, se difundieron muchas publicaciones contra las vacunas en las plataformas de redes sociales para asustar a las personas y evitar que se vacunaran, incluido Musk como generador de estos comentarios.

Teniendo en cuenta la viralidad de estas plataformas, esto podría causar la muerte de muchas personas y hacer que la pandemia continúe por más tiempo.

En este caso, tanto Twitter como Instagram, mostraban señales de alerta cada vez que alguien hacía una publicación sobre COVID o vacunas explicando la importancia de protegerse.

En el último año, Meta (empresa matriz de Facebook e Instagram) admitió haber eliminado 9,2 millones de publicaciones de carácter acosador. ¿Es suficiente?

Además, Twitter e Instagram anunciaron recientemente que cambiarán a feeds cronológicos para evitar que los usuarios tengan acceso solo a contenido compartido en masa, lo que tiende a traer más noticias falsas, discursos de odio y no dar espacio a las minorías. Es el comienzo.

Debes ver:

Si te gusta este tema, te recomiendo ver Don't Look Up, que fue nominado al Oscar en 2022. En esta película, el director Adam McKay hace una interesante mirada a cómo reaccionamos ante las redes sociales. Además, critica la manipulación de todo tipo de empresas de comunicación.

Internet es un océano de información. La discusión sobre la libertad de expresión y la sociedad vivirá durante mucho tiempo en nuestros debates. Depende de nosotros mantener nuestra mente bien abierta para aprender a usarlo positivamente.

Para los especialistas en marketing y profesionales digitales, el aspecto a considerar es el siguiente: somos responsables de cada contenido que creamos y compartimos. Nuestro trabajo es hacer del entorno digital un lugar donde todos se sientan seguros para relacionarse con otras personas y con las marcas. Con buen contenido y menos conflictos en las redes sociales, las empresas pueden tener más oportunidades de crecer.

Cuota
facebook
linkedin
twitter
mail

Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog

Recibe acceso de primera fuente a nuestras mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

Related Posts

¿Te gustaría recibir más contenido de altísima calidad como este y de forma totalmente gratuita?

¡Suscríbete para recibir nuestros contenidos por e-mail y conviértete en un miembro de la Comunidad Rock Content!