Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 12 de febrero de 2019. | Actualizado el 9 de julio de 2019


Los resultados omitidos en Google reúnen páginas que poseen alto potencial de posicionamiento, pero que por sanciones del buscador o por la competencia de palabras clave en un mismo dominio, no son listados.

¿Tu sitio web ha tenido resultados omitidos en Google? Antes de perder la calma, debes saber que esa situación es reversible.

Es claro que existe urgencia para recuperar el tráfico perdido. Después de todo, en los casos en que gran parte de las visitas proviene de las palabras clave indexadas en los buscadores de Internet, esto representa un déficit considerable en los ingresos recurrentes de la empresa.

Más que eso, se pierde exposición de la marca, registros de leads y claro, ventas. Fuera de los recursos desperdiciados con un arduo trabajo de SEO.

En esta difícil circunstancia, es necesario realizar algunas acciones para revertir la situación y volver a aparecer en los resultados orgánicos.

Si pasas por este problema, tranquilo. Llegaste al lugar correcto si quieres evitar esto. En este artículo descubrirás qué hacer cuando tu sitio web tiene resultados omitidos por Google.

Continúa leyendo y ubícalos en el lugar del que no debería haber salido.

¿Qué son los resultados omitidos en un mecanismo de búsqueda?

Cuando una estrategia de Inbound Marketing es puesta en práctica y la mayor parte de sus etapas son realizadas de forma estructurada, aún existe la posibilidad de que algunos páginas no se posicionen en Google.

Es decir, a pesar de todos los procesos del embudo de ventas, de optimización de producción de contenido relevante e inversión en las mejores herramientas de Email Marketing y automatización para tu equipo, algo puede haber salido mal en el camino.

Y ese algo es la identificación de tu contenido como un resultado omitido.

Básicamente éstas son páginas con alto potencial de posicionamiento; que por algún motivo no aparecen en el principal buscador del mundo.

Esta coyuntura es diferente, por ejemplo, de una página que sufrió penalizaciones y cayó a la segunda página de resultados de búsqueda.

Aquí hablamos de casos específicos en los cuales el sitio web simplemente es omitido por el algoritmo. O sea, cuando el robot excluye la página de los resultados de búsqueda.

¿Por qué las páginas de un sitio web desaparecen de Google?

El objetivo de Google es uno solo: proporcionar la mejor experiencia para el usuario. Es decir, solucionar sus dudas y resolver sus problemas de manera objetiva.

Normalmente estas ideas entran en conflicto con el propósito de los negocios. Al final, la finalidad comercial muchas veces es antagónica a la intención del usuario, y es muy difícil conciliarlas.

Un pop-up, por ejemplo, puede ser óptimo para la empresa pero proporcionar una experiencia mala al visitante.

A pesar de eso, no son raros los casos en los que el webmaster actúa de mala fe para las fallas de los crawlers , ocultando la palabra clave por detrás de imágenes, redireccionando automáticamente URL’s y otras acciones consideradas antiéticas.

A esas actividades, que van en contra de las normas de Google, se les conoce como Black Hat.

Cuando el buscador detecta prácticas que perjudican a los visitantes, penaliza estas páginas de diferentes maneras, dependiendo del nivel de interferencia en la experiencia del Internauta. Algunas de ellas incluyen la desindexación de la página o de hasta el mismo dominio.

En resumen, la retirada de páginas de aterrizaje de Google es un mecanismo de defensa del Google Bot.

Cuando el robot identifica una página como contenido duplicado, la exclusión es casi inmediata. Al final, no tiene sentido tener dos resultados con textos idénticos (o extremadamente semejantes) posicionados.

Otro caso común de exclusión por parte de Google es cuando una página redirecciona al usuario para otra Landing Page completamente ajena a lo que fue prometido en el título y la descripción.

Hay otras razones para las sanciones del GoogleBot como:

  • URL no relacionada: ocurre cuando una URL no concuerda con el SEO title.
  • PBN’s: redes de blogs privadas creadas con el único propósito de compartir links y pasar autoridad o otro sitio.
  • Cloacking: camuflaje por medio de la entrega de la IP, lo que hace que el contenido aparezca de una forma en el motor de búsqueda y de otra en la página.
  • Keyword stuffing: con el objetivo de burlar a Google, algunos administradores hacen “spam” con la palabra clave. La alta densidad tiene un efecto contrario.

Existen más multas y prácticas que resultan en efectos menos drásticos. La principal es la pérdida de posiciones en el ranking.

Pero, incluso después de seguir todas las directrices y actuando de acuerdo a “La ley de Google”, aún hay otra gran cuestión que hace que las páginas desaparezcan: la competencia entre palabras clave de un mismo dominio.

Antes, vale la pena resaltar que hay diferentes razones en páginas que aparecen en Google y aquellas que no son listadas en el buscador.

Vamos a hablar un poco sobre esto a continuación.

Resultados omitidos en páginas ya posicionadas en Google

En busca de mejores resultados para sus sitios web, muchos administradores acaban exagerando en los esfuerzos para posicionar en los motores de búsqueda.

En este caso, Google puede omitir algunos resultados en función de tener múltiples páginas hablando sobre el mismo tema.

Supongamos que un blog sobre jardinería cree dos textos diferentes para la palabra clave Jardín de Invierno:

  • Jardín de Invierno: ¿Cómo hacer uno en tu sala?
  • ¿Cómo hacer un jardín de invierno para impresionar a las visitas?

Nota que, así los dos textos sean de calidad, Google probablemente no va a posicionarlos en la 1ª y 2ª posición.

En lugar de esto, va a ignorar uno o los que haya relacionados a la palabra clave y mostrará resultados diferentes de otros dominios en los demás links.

Cuando eso sucede, el mecanismo puede mostrar un link clicable con las palabras “mostrar más resultados de [domínio]”.

La competición entre términos de búsqueda en un mismo sitio web tiene nombre: canibalismo entre palabras clave. En ese caso, la AD (Autoridad del dominio) y la AP (Autoridad de la página) son desconsiderados.

Eso puede convertirse en un gran problema cuando un sitio web tiene decenas de URL’s disputando las mismas keywords.

Aún existe otro motivo (cuya razón es humana) para esto: el visitante simplemente no le gustan los resultados que lo lleven hacia el mismo dominio.

Según el ex jefe del equipo de Spam de la empresa, Matt Cutts, observar un montón de opciones y elegir aquella que mejor encaja para obtener respuesta (en otras palabras, deliberación) hace parte de la cultura del internauta.

Resultados omitidos en páginas que aún no posicionaron en Google

En algunos casos, emprendedores novatos crean sus sitios web desde cero y estos simplemente no aparecen en los resultados de búsqueda.

Lo primero que debes saber en este caso, es que Google no indexa las páginas inmediatamente. Por lo tanto, en domínios creados hace poco, es posible que sea necesario esperar un tiempo.

El webmaster o desarrollador también puede ayudar el crawler indexando las páginas manualmente mediante Google Search Console. Para eso es necesario tener un archivo sitemap.

Otra posibilidad es la de que el site esté marcado para “no aparecer en los mecanismos de búsqueda”.

Eso es bien sencillo de resolver en los principales CMS’s como WordPress, Blogspot y Wix. Generalmente es solo un marcador que debe ser desactivado. A pesar de la simplicidad, vale la pena revisar esto antes de suponer que está bien.

Ahora, en caso que tu página ya esté indexada y, sin embargo, no aparece en los mecanismos de búsqueda, eso puede significar que ésta presenta un contenido muy semejante a otro ya ubicado en Google, o hasta dentro de tu propio blog.

“Si los contenidos son parecidos, ¿por qué solo los de mi competencia aparecen?”, te debes estar preguntando. La edad del dominio es otro de los factores de posicionamiento.

¿Existe un medio para encontrar los resultados escondidos?

Sí, hay una forma bastante simple para observar los resultados ocultos por Google. Para eso, sigue los siguientes pasos:

  • Paso 1: Abre la página de Google;
  • Paso 2: Escribe el término deseado en la barra de búsqueda;
resultados omitidos en google - búsqueda por la palavra precio iphone
  • Paso 3: Ve hasta la página de resultados.

En algunos casos este último ítem puede ser una tarea difícil, ya que por alguna razón la plataforma no permite ir directo a la última página de búsquedas.

Tras el último ítem de la lista, aparecerá el siguiente mensaje:

resultados omitidos en google - aviso de google para ver los resultados omitidos
  • Paso 4: Haz clic en el link de la última frase.

A continuación, la búsqueda se hará de nuevo, pero en esta oportunidad mostrará los resultados que fueron ocultos. Compara los resultados y descubre cuáles páginas fueron omitidas

resultados omitidos en google - búsqueda de google por precio de iphone con los resultados omitidos

Encontrando artículos relacionados de un sitio web

Si tu intención es buscar cuáles artículos pueden estar siendo canibales con respecto a determinadas palabras claves, ten presente que es posible descubrir cuáles son.

Un método interesante para hacer esta búsqueda dentro de tu propio sitio web es por medio de un hack muy simple, usa el comando “site”. En el caso de este blog quedaría así:

  • site:marketingdecontenido.com

De esta manera, todas las páginas del sitio web que aparecen en Google serán listadas. Aquí pueden ser incluidas aquellas que se están canibalizando o no.

En caso que quieras buscar un artículo específico, digita la palabra clave justo después de la URL, así:

resultados omitidos en google - búsqueda por mercadotecnia en el sitio marketing de contenidos

De este modo, Google mostrará todos los posts posicionados para el término en cuestión. Después, todo lo que debes hacer es revisar si ambos aparecen en los listados cuando se realiza una búsqueda normal.

Aquí, vale aclarar que las páginas posiblemente no se canibalizan porque mostraste al mecanismo que deseas ver todas las páginas y no solo algunas.

Ahora, en la búsqueda regular, ellas pueden desaparecer dependiendo de la palabra clave utilizada. La omisión de páginas depende entonces de la intención del usuario.

¿Qué hacer cuando un sitio web tiene resultados omitidos en Google?

Después de confirmada la omisión en los resultados por parte de Google, llegó el momento de poner manos a la obra y corregir el problema.

Es claro que la primera cosa que se debe hacer es revisar si no hay contratiempos de indexación directa en Google Search Console o en CMS. Y claro, saber si no es un caso de penalización al site.

Hecho esto, recuerda mantener la calma, pues las cosas no serán resolvidas de un momento para otro. Lo ideal es analizar cada uno de los siguientes elementos y esperar la indexación de las páginas.

cta-guia-gratis-google-search-console

Modificación del título, de la URL y del meta description

La primera cosa que puedes intentar hacer es relacionada al contenido. Como he mencionado, páginas con contenidos muy similares pueden desaparecer.

Por lo tanto, intenta diferenciar el título, la URL y la meta description de las páginas que se están canibalizando.

Vamos a un ejemplo simple. En un sitio web de venta de aeromodelos, hay dos artículo que se disputan posiciones en Google para la misma palabra clave. Ellos son:

  • Guía: cómo comprar aeromodelos en Internet
  • Aprende dónde y cómo comprar aeromodelos en las principales ciudades de tu país.

Nota que, así tengan intenciones diferentes, hay términos de búsqueda exactamente iguales en los dos títulos, en este caso “cómo comprar aeromodelos”.

Incluso con la misma indexación semántica, el robot no siempre logra diferenciar los términos de búsqueda semejantes.

En caso que el usuario haga exactamente esa búsqueda, las páginas tendrán conflicto entre ellas ¿de acuerdo?

Si embargo, si el usuario busca “cómo comprar aeromodelos por Internet”, de seguro tendrá como resultado la primera opción.

Al mismo tiempo, si busca “cómo comprar aeromodelos en Ciudad de México” (considerando que el texto en referencia tenga algún tema referente al nombre de la ciudad) éste probablemente será direccionado al segundo.

La indicación aquí es mejorar los términos utilizados para que sean más específicos. En este ejemplo, podríamos cambiar el segundo título por:

  • Mejores lugares para compra de aeromodelos en las principales ciudades de México

Aquí, probablemente. la semántica trabajará a favor del webmaster y el resultado será mostrado sin la utilización de la palabra clave exacta. O sea, “compra de” en vez de “comprar”

Ah, esto también debe ser observado en la URL y en la meta description, lo que puede hacer que un texto realmente sea identificado como distinto del otro.

Alteración del contenido

Conforme lo mencionado, existe la posibilidad de que Google oculte una página de los resultados cuando el contenido es muy similar al de otra.

Siendo así, la inserción de nueva información en el texto es un óptimo recurso para agregar valor a esa página y mostrar al crawler que tu texto es diferente.

A pesar de esto, la información adicional puede hacer que el robot la identifique como más valiosa. Si ambas pertenecen a un mismo dominio, lo que puede suceder es la inversión de lugares.

Por eso, la recomendación es el incremento puntual, con información realmente valiosa y que responda a diferentes preguntas del visitante.

En el caso de páginas que compiten entre sí, necesitas superarlas. Añade nuevos temas y ve más allá de lo que ya existe en la web para que Google reconozca su valor.

Vale la pena incluso verificar la estructuración de las páginas que están bien posicionadas para crear algo mejor. Responde a las mismas preguntas de manera más didáctica y añade nuevos datos, además de claro, invertir en las mejores prácticas para la optimización orgánica.

Revisión a la arquitectura del sitio web

Muchos sitios web están sujetos a la duplicidad de contenido con frecuencia, principalmente en directorios con una gran cantidad de Landing Pages.

Por ejemplo: tiendas virtuales. Los productos de un mismo e-commerce pueden ser encontrados en diferentes categorias, lo que acaba generando páginas con URL y contenidos semejantes, casi idénticos.

Esto también es válido para blogs grandes y sus diversas categorias. Mira las siguientes URLs:

En este caso, ellas están compitiendo para la intención de búsqueda “qué es marketing”, ¿cierto? De acuerdo con el primer tema, una buena idea sería utilizar la forma larga en una de ellas, transformándola en una URL más específica, como:

Sin embargo, esta modificación podría perjudicar el tráfico, ya que el término alterado tiene menor volumen de búsquedas o mayor competencia, por ejemplo.

Entonces, otra idea interesante es interferir previamente en la URL, cambiando las categorías. Quedando así:

Como puedes ver, hay diversas posibilidades y variables. A pesar de eso, vale recordar que hacer pruebas es siempre el camino más certero rumbo a tu objetivo en estrategias digitales.

Por lo tanto, si algo no funciona, intenta hacer otros cambios para hacer que los artículos regresen a su posición original.

En el caso de dos páginas en conflicto con contenidos idénticos, el ajuste es mucho más simple: escoje la más reciente y elimínala.

Esta acción solo debe ser realizada en caso que la página en cuestión sea realmente descartable. Si esta tiene alguna utilidad, permanece atento al próximo tema.

Repase o transferencia de autoridad

Piensan en el siguiente caso: tienes páginas semejantes en tu blog y se están canibalizando.

La primera idea que viene a la mente es eliminar una de ellas, como lo recomendé en el apartado anterior.

Pero, hay otra cosa muy importante: estas páginas pueden tener muchos backlinks y posts en redes sociales valiosos apuntando hacia ella. Es decir, esta posee un alto índice de Page Authority. No podemos desperdiciar eso ¿verdad?

En casos como este, existen posibilidades. La primera es la transferencia de autoridad, utilizando la página principal como post satélite a Google que debe dar prioridad a ella.

En una acción alternativa, puedes mezclar los contenidos, reformulándolos para crear un súper artículo, es decir un solo texto, que responda a todas las dudas del usuario.

Es claro que en este caso, redireccione automáticamente el tráfico generado para la URL principal.

Después de realizadas todas estas acciones, es muy probable que los resultados omitidos por Google vuelvan a figurar en los listados de link de los motores de búsqueda.

Ten presente que el mejor camino no es simplemente borrar algunas páginas, sino trabajar en ellas para que aparezcan en diferentes intenciones de búsqueda.

Y entonces ¿este texto fue útil para ti? En este caso, conoce también nuestro Kit completo para dominar Google.

cta-kit-domina-google

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *