Por Vitor Peçanha

Co-fundador da Rock Content.

Publicado el 20 de julio de 2020. | Actualizado el 17 de julio de 2020


Muchos departamentos de marketing han cambiado drásticamente con la migración hacia lo digital.

Profesionales creativos, que antes dominaban el área, ahora trabajan de la mano de ingenieros y cientistas de datos. Excel es más usado que Photoshop y siglas como CTR y ROI imperan en las conversaciones. 

El uso de datos es uno de los pilares del Marketing Digital y, poco a poco, se volvió la pieza más importante de una buena planificación.

La presión para que directores de Marketing entregaran resultados medibles y más eficaces no nos dio otra opción. 

Herramientas y técnicas cada vez más avanzadas y valiosas fueron desarrolladas. Hoy, puedo saber exactamente el retorno, en ingresos generados, de una simple entrada de blog o un anuncio en Google Ads.

Ese tipo de información evita desperdicios y aumenta la eficiencia de las acciones de marketing. 

El marketing orientado a datos ya no es opcional o secundario, es la regla general y se debe ejecutar con calidad. Sin embargo, igual que casi todo en el área, ese método también se volvió un problema.

Profesionales de Marketing no pueden ver un juguete nuevo que lo exploran hasta terminar rompiéndolo. Y en el caso de los datos, eso es representado por dos fenómenos importantes. 

Lo primero es una obsesión con herramientas y modelos, lo que ha causado una devaluación de la creatividad y un alejamiento al usuario final. Los datos son súper valiosos y esenciales, pero no son más que el medio para concretar un fin: impactar positivamente al público. 

Y la única manera de que eso suceda es uniendo los datos con la creatividad. No es sin razón que una de las profesiones más valiosas en el mercado es la de Copywriter, el experto en escritura persuasiva. 

El segundo fenómeno es la forma indiscriminada de recolectar, utilizar y distribuir datos, sin preocuparse con la privacidad de los usuarios.

Escándalos y escapes de datos hicieron que leyes de protección de información personal se implementaran en varios países de Latinoamérica y del mundo.

El público y los medios ya exigen cambios y eso requerirá de una adaptación por parte de los profesionales de Marketing en cuanto al uso de información. 

Saber interpretar datos ya no es suficiente. Es necesario conseguir transformarlos en información que base la creación de experiencias valiosas para tu público, pero también respetando las leyes, la ética y la conducta transparente. 

Para ayudarte con ese nuevo mundo del marketing por datos, elegimos el tema para ser el abordaje principal de la cuarta edición de Rock Content Magazine, que en esta ocasión estamos lanzando en Inglés ¡Disfruta la lectura!

rock content magazine 4Powered by Rock Convert

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *