Por Luis Herrera

Publicado el 17 de diciembre de 2019. | Actualizado el 17 de diciembre de 2019


Las estrategias llevadas a cabo por los negocios para impulsar una marca en mercados extranjeros suelen tener graves fallas en la comunicación multilingüe.

Por eso es que cumplen un papel tan valioso las técnicas de traducción en el Marketing Digital.

La internacionalización de empresas y el nivel de conexión entre mercados diferentes, de tradiciones diferentes, y, por lo tanto, de lenguas diferentes, es una realidad que todo emprendedor que quiere escalar negocios tiene que abrazar.

Y es que el mayor acceso a la Internet y el desarrollo de nuevas tecnologías de comunicación, economías de plataformas, el proceso de transformación digital e industria 4.0 está dejando a todo el mundo más conectado.

Si no me crees, entra a cualquier comercio electrónico y ve cómo ese algoritmo, que fue desarrollado a miles de kilómetros de tu casa, te muestra exactamente lo que quieres, y en tu idioma. ¿Qué tal?

No obstante, antes de pensar en ser global, hay que pensar en estrategias de internacionalización de empresas que usan Marketing Digital y tener un plan claro para poder comenzar.

Y ya cae de cajón: si quiero venderle a un mercado, tengo que comunicarme con él y como él, justamente para generar más oportunidades de negocios, por lo que la actuación de profesionales con conocimiento técnico en lenguas es fundamental. Es ese el primer punto que tenemos que tener claro.

En este artículo te explico por qué hay que pensar en la traducción como una socia estratégica para que te conviertas en un negocio global. ¿Me acompañas en esta lectura?

Importancia de la traducción en el Marketing Digital

Traducir es una actividad cognitiva, compleja y que tiene como objetivo decodificar mensajes de una lengua de partida hacia una lengua-meta. Eso no es secreto para ningún profesional que trabaja en el área.

Y, como en toda actividad que genera un producto tangible, esta tiene procesos bien definidos:

  • lectura inicial,
  • creación de glosarios y búsqueda de fuentes de consulta,
  • traducción,
  • revisión y
  • entrega.

Parece simple y directo. Sin embargo, para realizar ese trabajo bien hecho, son necesarias varias horas de estudio, muchos alineamientos entre traductor y cliente, entender al público objetivo y tener conocimiento de la cultura meta.

Profesionales de mercadotecnia, ¿esto les parece familiar? ¡Estoy seguro que sí! 

Si me pongo un poco académico, un autor llamado Venuti nos dice que el traductor debe ser invisible, trabajar siempre desde las sombras y que el lector-meta debe sentir que el texto fue escrito en esa lengua.

Controversial, y podríamos filosofar mucho al respecto. Incluso, porque su obra está basada más en el mundo literario que en el nuestro, relacionado con generación de leads, métricas y ventas.

Sin embargo, ¿qué tanto de esta afirmación es real cuando nos referimos a contenidos multilingües, por ejemplo?

De algo estoy seguro: existen varios ejemplos en los cuales la visible ausencia del traductor tuvo resultados poco pulcros, en mercados diferentes del producto de origen. Ese es uno de los tantos problemas de la globalización, lo que me lleva al siguiente punto.

El papel de la traducción en mercados globalizados

En la actualidad, no es imposible que pequeños negocios alcancen proporciones globales. Para que lo anterior suceda, hay dos barreras que tenemos que penetrar de inmediato: la lingüística y la visual, ambas íntimamente relacionadas.

Si nos ponemos a pensar, todo lo que hacemos es producto de una construcción cultural: la forma en que hablamos, la forma en que percibimos el mundo y cómo interactuamos con él son ejemplos claros de ello.

Los chilenos no nos escandalizamos con temblores (movimientos telúricos de intensidad media), ya un uruguayo o un francés tienen todos los motivos para hacerlo: no crecieron sintiendo temblores siempre. ¿Ven?

Siguiendo esa misma línea de raciocinio, si todas las culturas ven e interactúan con el mundo de forma diferente, ¿lo que vendemos en el mercado chileno es necesariamente igual a lo que vendemos en el mercado tailandés? La respuesta se da por sí sola.

Si tu intención es expandirte a mercados de tradiciones diferentes, dejar de lado el trabajo de traductores especialistas en procesos de creación de contenidos para marketing digital puede ser un error fatal

Ahora, ¿por qué un traductor especialista en procesos de marketing digital y no un traductor a secas? La respuesta es simple. 

Escribir para Internet requiere un conocimiento y aplicación de reglas específicas para que el texto esté optimizado, sea escaneable y que responda al objetivo real de esa comunicación escrita en ambiente digital. 

Si pensamos usar un contenido como base para crear otros contenidos en varios idiomas, traducir no basta, el trabajo debe ser bien más específico y mejor alineado.

Qué son los contenidos multilingües y cómo elaborarlos

Uno de los problemas de traducción más comunes en el segmento de Marketing Digital es pensar que el mismo contenido puede generar los mismos resultados después de ser traducido para 1 o 20 idiomas.

También se piensa que esa traducción puede posicionar igual de bien que el original. Son impresiones ilusorias. 

Pensemos en el mercado hispano. Somos más de 500 millones de hablantes, repartidos en más de 20 países.

Ahora imaginemos lo siguiente: tengo un excelente contenido en portugués, y quiero que se vuelva referencia en el mercado hispano para un segmento X. ¿A quién le vamos a traducir?

Con más de 20 países, todos con sus particularidades culturales, y por lo tanto, lingüísticas, ¿realmente ese contenido va a tener el mismo desempeño en los diferentes dominios para cada país?, ¿y qué pasa con países de lenguas que no son neo-latinas? 

Son un sinfín de interrogantes que tienen todas sus respuestas en la junción de las mejores prácticas de traducción y el know-how del marketing. Y ahora te invito a entender la importancia de algunas de ellas.

SEO multilingüe: un recurso esencial

Una de las máximas de la lingüística aplicada a la traducción es: siempre piensen en el lector-meta. Ustedes no traducen para ustedes, sino que para un público, especializado o no. Y la verdad es esa, no existe traductor profesional que no esté de acuerdo con esa afirmación. 

Sin embargo, eso no garantiza que el texto esté optimizado para el mercado-meta. 

Es en ese punto en que una buena traducción para marketing digital brilla: aparte de una búsqueda terminológica profunda, también hay un trabajo de SEO (Optimización para motores de búsqueda) multilingüe, tanto intralingüístico (pensemos en todas las variantes de español) como interlingüístico.

Al final, una traducción literal de una palabra clave puede no posicionarse tan bien como la palabra clave creada de forma nativa.

Si estás en cero, te invito a revisar este glosario gratuito sobre SEO, ¡descárgalo en el enlace anterior!

Por eso, cuidado: no trabajes con cualquier profesional. Una buena traducción nunca revela su naturaleza, ¡ya una mala traducción llama la atención de inmediato!

Localización de productos y contenidos web

Ese trabajo de SEO multilingüe va de a mano con localización. Me gusta decir que la localización es la hija de las mejores prácticas de traducción junto con las mejores prácticas de Marketing Digital.

Parece gracioso, pero es verdad, ¡lo prometo!

Explicado de forma breve, la localización es una técnica de traducción que está enfocada en todas las particularidades de un grupo de hablantes, pero no solo incluye el aspecto lingüístico, sino también el visual y el funcional.

¿Se dan cuenta que la metáfora del hijo en este caso es real? La localización se encarga de que la experiencia del usuario sea íntegra y que sea natural para ese grupo de hablantes.

Y ese es, justamente, un trabajo de traducción y diseño. La traducción en el marketing digital importa, y mucho.

UX writing 

Una de las habilidades por la que los traductores brillamos es la expresión escrita. Soy de los que defienden la idea de que el traductor también es co-creador de la obra cuando la lleva a una determinada cultura. 

Calma. No estamos hablando de libros, estamos hablando de experiencia del usuario y contenido web. Y si pensamos fríamente, la comunicación hombre-máquina es, esencialmente, escrita.

Por este motivo, el cuidado que el traductor especialista en procesos de creación de contenidos para marketing digital es fundamental, puesto que debe comprender a cabalidad la intención del texto, la lógica del formato del mismo y cómo el usuario interactuaría con él.

No es simplemente traducir, es pensar en simplicidad y facilitar la vida del lector.

Qué problemas puede causar una traducción mal hecha

Nissan Moco, Mitsubishi Pajero o aguacate hass son los ejemplos más claros de la ausencia del traductor dentro del equipo de mercadotecnia internacional de grandes corporaciones, como Nissan o Mitsubishi, o en el caso de productores pequeños internacionalizando sus productos, como con el aguacate hass.

Lost in translation? Sí. ¿Eso es positivo? No, claro que no. Anecdótico, tal vez. El punto es que ninguna empresa quiere ser objeto de risas, mucho menos en Internet.

¿Tú andarías en un vehículo que se llama Moco?, ¿serías dueño de un Pajero? o ¿comprarías un aguacate que se llama literalmente odio (en alemán)?

Errores básicos como los anteriores no solo provocan risa (o indignación) en los clientes, sino que también nos muestran, de manera clara, que no da lo mismo quien traduce.

Un contenido de calidad está producido por profesionales altamente especializados, y el caso de traducción en el Marketing Digital esto no es diferente. Si quieres producir contenidos multilingües, dale atención a los siguientes detalles:

  • Siempre trabaja con traductores profesionales, de preferencia que tengan conocimiento de producción de contenido para web.
  • Hago hincapié en esto: tener dominio operativo eficaz en la lengua de partida no garantiza una traducción legible para el público meta. Un traductor debe ser especialista en su lengua extranjera, pero debe ser aún mejor en la propia, tanto a nivel técnico como estilístico.
  • Como pudiste ver, el traductor no es un profesional aislado dentro del proceso. Si quieren que sus traducciones para contenidos web reflejen lo que propusieron originalmente, siempre deben incluir a quien traduce en el equipo. Cuanto más alineamiento, mejor.
  • Nunca pidan el trabajo para ayer. El proceso de investigación y estudio de los materiales, más SEO multilingüe demora. Denle tiempo al tiempo. El resultado vale la pena.
  • ¿Traducción automática? Jamás, ni siquiera con posedición. La máquina sigue siendo mayoritariamente sintáctica y no semántica.

Concluyendo

Ya, para cerrar, lo siguiente: no es simplemente traducir. Es pensar en el lector-meta y cómo él reaccionaría e interactuaría con nuestro contenido.

La traducción para contenidos multilingües, como pueden ver, es fundamental para el éxito de empresas que quieren expandirse regional o globalmente, es generar rapport de forma natural y una cercanía única con tu público-meta.

¿Quieres quedarte afuera? ¡Espero que no! Antes de empezar a pensar en grande, ¿qué tal saber más detalles sobre la producción de contenidos digitales? ¡Descarga este e-book gratuito del tema y comienza a practicar!

guía de producción de contenidos webPowered by Rock Convert

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *