Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 21 de septiembre de 2018. | Actualizado el 4 de abril de 2019


Los consumidores de Apple son fieles y hacen marketing voz a voz para la marca. Entiende cómo Apple se consolidó en el mercado y cómo logran hacer la fidelización de los clientes.

Con sede en California, Apple es una de las empresas más valiosas del mundo, siendo la primera de la historia en alcanzar un valor de mercado de un billón de dólares.

Como todos ya saben, Apple comercializa dispositivos electrónicos, incluyendo Macs, iPods, iPhones, iPads y softwares que van desde simples aplicaciones a sistemas operativos complejos.

Muchas personas que consumen la marca son muy fieles y buscan comprar toda su línea de productos.

Están tan conectados con Apple que terminan haciendo marketing voz a voz y pagan cualquier precio cada vez que sale una nueva versión del iPhone, por ejemplo.

Entiende mejor sobre cómo Apple se consolidó en el mercado y cómo fideliza a sus clientes.

La trayectoria de Apple

Antes de empezar a hablar sobre la estrategia de marketing de Apple, contextualizaremos un poco y acompañaremos el lanzamiento de sus primeros productos.

Apple I

La computadora original de Apple, también conocida como Apple I, fue el primer lanzamiento de la empresa en 1976.

Apple I comenzó a comercializarse en julio de 1976 y costaba 666 dólares. Vendió cerca de 175 unidades en 10 meses. Hay quien diga que fue la primera computadora personal a ser vendido lista, 100% montada.

En 2014, una de esas computadoras fue vendida por 905 mil dólares en una subasta en Estados Unidos.

Macintosh/Apple II

Apple II fue la primera computadora personal exitosa en el mercado. Macintosh, lanzada en 1984, introdujo la interfaz gráfica moderna del mainstream.

Costaba cerca de 2.495 dolares y fue anunciada en un comercial dirigido por Ridley Scott, llegando a vender 70.000 unidades en aquel año.

IMAC G3

Lanzada en agosto de 1998, iMac fue la computadora que estableció el nombre “Apple” en el mercado y contribuyó para la recuperación financiera de la empresa, que estaba al borde de la quiebra a finales de los años 90.

iPod

En octubre de 2001 se lanzó la primera generación del iPod. No fue un éxito inmediato, ya que solo era compatible con Mac. Así, la segunda generación del Ipod fue lanzada en 2002 y producida para que fuera compatible con Windows.

Solo en 2004 el iPod comenzó a dominar el mercado y lanzó otras versiones diferentes, incluyendo el iPod Mini y más tarde, el Nano.

iPhone

El iPod puso a Apple en una trayectoria ascendente, pero fue el iPhone, lanzado en junio de 2007, que hizo que la marca alcanzara niveles jamás alcanzados antes.

Vendido a partir de 499 dólares, el iPhone revolucionó el diseño y la función de los smartphones. Hasta los días actuales se han lanzado 18 iPhones diferentes y fueron vendidos más de 1,2 mil millones de dispositivos.

iPad

El iPad fue lanzado en el año 2010 e intentó reinventar las computadoras como dispositivos móviles touch. Hasta hoy ya se han lanzado 16 modelos diferentes del iPad y fueron vendidos más de 350 millones de aparatos alrededor del mundo.

La campaña de lanzamiento no mencionó características técnicas del aparato o precios en ningún momento, solo mostró el producto siendo utilizado. La estrategia fue retratar a alguien relajando en su sofá usando el iPad, sin al menos decir lo que era el producto, solo mostrando cómo usarlo.

¿Qué tienen en común todos estos productos? La innovación que representaron. Todos ellos revolucionaron sus nichos de mercado.

Posicionamiento de mercado

Mientras el posicionamiento de mercado de Microsoft es el conocimiento, Apple se posiciona por ser icónica e innovadora. Philip Kotler describe el posicionamiento de marca como:

“La acción de diseñar la oferta y la imagen de la empresa para que ocupe un lugar diferenciado en la mente del público objetivo. El propósito es posicionar la marca en la mente de los consumidores a fin de maximizar la ventaja potencial de la empresa”.

Y Apple lo hace muy bien: fija sus productos en la mente del consumidor de forma positiva y se beneficia mucho de ello.

Necesita tener en mente: ¿Qué quiero que la gente piense cuando recuerde mi marca?

Valor simbólico de la marca

Apple nunca necesitó campañas elaboradas, propagandas y promociones de lanzamiento para vender sus productos. El precio bajo también nunca fue una estrategia de la empresa, puesto que sus productos siempre fueron caros y, aun así, siempre vendieron.

El poder simbólico de Apple es más fuerte que el discurso publicitario. Incluso después de 11 años del lanzamiento del primer iPhone, la gente todavía hace cola y acampan en las puertas de las tiendas para esperar el lanzamiento del nuevo modelo.

Las únicas cosas que Apple hace en el período de lanzamiento son:

  • Presentar el aparato (lo que despierta deseo en el público);
  • Y anunciar la fecha de lanzamiento oficial (lo que lleva a las personas a hacer filas en la puerta de las tiendas).

El valor simbólico que Apple representa es muy significativo y es lo que acaba diferenciándola de sus competidores. La empresa fabrica los productos, pero lo que los consumidores compran es la marca.

Apple no compite en el precio, pero compite en el valor de la marca.

Estrategias publicitarias

Muchas personas creen que cuanto más se gaste en publicidad, más retorno tendrá la empresa. Pero Apple logró probar justamente lo opuesto (aunque pocas empresas pueden darse el lujo de hacer lo mismo).

Los anuncios de Apple no se centran en las características de los productos en sí, sino en cómo la gente interactúa con ellos.

Hoy la empresa cuenta más con la propaganda voz a voz hecha por los embajadores de la marca y en aparecer en los medios en manos de influencers, como la familia Kardashian.

Phil Schiller, VP de Marketing de Apple, afirmó que en 2007, tras el lanzamiento del iPhone, decidieron no pagar por ningún tipo de propaganda durante un período de tiempo. “No necesitábamos”, afirmó Schiller, alegando que todo lo que ya hablaban sobre el iPhone en los medios era más efectivo que cualquier propaganda.

Ten en cuenta lo que los responsables del marketing de Apple tienen: menos a veces significa más.

Experiencia del usuario

El éxito de Apple se debe en gran parte a su obsesión con la experiencia del usuario. Centrada mayoritariamente en el diseño, la empresa construye todas las partes de un producto, incluyendo el hardware, el software y los servicios online, enfocándose en el usuario final.

Un ordenador Dell, por ejemplo, puede tener un chip de Intel y un sistema operativo proporcionado por Microsoft.

En Apple, todos los productos se construyen 100% internamente, lo que siempre ha permitido que la empresa construya productos elegantes y fáciles de usar.

Comunidad de embajadores de la marca

Apple ha conquistado una legión de fans y seguidores como pocas empresas han logrado en la historia.

En su comercial de 1997, la campaña “Piense Diferente” hizo que el público se identificara con la marca. Explorar el emocional es una de las mejores estrategias para ponerse en la mente de las personas.

Todavía hoy tener el iPhone más reciente representa para muchos la sensación de lograr lo último en el mercado.

Después de todo, tener un producto de Apple es, por encima de todo, una representación simbólica. El status que un iPhone de la nueva generación proporciona es mayor que el de cualquier otro teléfono.

La estrategia de Apple

Cuando oyes a algunos profesionales de marketing hablar sobre Apple, oyes sobre los beneficios emocionales asociados a la marca:

  • El diseño estéticamente agradable;
  • El valor simbólico agregado;
  • Y el sentido de pertenencia provocado al ver a las personas que admiras y acompañas con los productos de Apple.

O sobre la característica más importante de los productos: la funcionalidad. El uso de un producto de Apple parece completamente natural, intuitivo y transparente. Su publicidad contrasta directamente con muchos de sus competidores, siguiendo justamente la línea de la simplicidad técnica de sus productos.

Todo sobre la marca sugiere que menos es más. La interfaz es limpia, el diseño es tan intuitivo que el manual de instrucciones es casi inexistente y nuestro primer instinto sobre cómo hacer algo con un producto de Apple es casi siempre cierto.

Cómo fidelizar a los clientes como Apple

Muestra que eres necesario en la vida de las personas

Las personas no necesitan de verdad del nuevo iPhone, pero creen que sí, ya sea por el sentido de pertenencia social, por ser muy fan de la tecnología de Apple o por cualquier otro motivo.

Consigue influencers

No necesitan ser Kardashians, basta con alguien que hable con tu público, como un youtuber local o una bloguera de tu ciudad.

Haz que las personas hablen de ti

Los consumidores necesitan hablar de tu marca, no solo de tus productos. Una forma excelente de hacer esto es enganchando tu marca a alguna causa social o publicando contenidos que generen compromiso.

Crea una imagen positiva

Utiliza estrategias de marketing que no solo se dirijan a la venta de tus productos. Una forma efectiva y accesible de hacer esto es mostrarse un especialista en tu nicho de mercado a través del marketing de contenidos.

No tengas miedo de innovar

¡Haz algo que tus competidores quieran copiar!

Seguir el ejemplo de grandes empresas es una gran manera de desarrollar estrategias para tu negocio. Incluso si es prácticamente imposible hacer las cosas de la misma manera que Apple ha hecho, trata de adaptar las tácticas a la realidad de tu negocio.

Lee también sobre las lecciones de marketing de Netflix y conoce cómo puedes inspirarte en ellas para aplicarlas en tu estrategia de marketing digital.

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *