Por Vanessa Sá

Publicado el 15 de septiembre de 2019. | Actualizado el 5 de noviembre de 2019


Crawl budget es una métrica que indica la cantidad de veces en las que el algoritmo de un motor de búsqueda visita las páginas de un sitio web. Con técnicas SEO, esta tasa puede ser optimizada para que el algoritmo haga más rastreos, priorizando las páginas más importantes del sitio web.

Si trabajas en el mundo del SEO seguramente has escuchado hablar sobre el Crawl budget y su importancia para lograr un posicionamiento óptimo en Google y otros buscadores.

Pero, ¿sabes de qué se trata a ciencia cierta este concepto y por qué es tan relevante en las estrategias digitales? En este artículo aclararemos todas esas dudas que puedas tener.

¡Empecemos!

¿Qué es el Crawl Budget?

El Crawl Budget podría resumirse como la cantidad de páginas que Google o cualquier otro buscador rastrea en un sitio web, durante un periodo determinado.

Esa frecuencia de rastreo no es otra cosa que una herramienta aplicada por los motores de búsqueda con el propósito de ubicar páginas web que contengan datos de buen rendimiento y consumo por parte de los usuarios, para de esta manera ubicarlas en los primeros lugares dentro de su índice de resultados.

Aunque suene como un proceso sencillo, recopilar información sobre las páginas web requiere de una significativa inversión de tiempo.

¿Por qué este concepto es tan importante en el Marketing Digital?

Para el Marketing Digital es fundamental propiciar un buen posicionamiento de la marca, y esto se logra, en parte, teniendo presencia entre los primeros lugares dentro de los buscadores.

Si un sitio web está bien estructurado, tiene un contenido de calidad y cuenta con todas las prácticas necesarias de rastreo, entonces el algoritmo de búsqueda de Google u otro buscador la encontrará fácilmente y la rastreará más frecuentemente.

Esto ayudará a mejorar su posición, lo cual se traduce en que una audiencia mayor podrá encontrar ese portal.

Cuando se saca adelante una estrategia de posicionamiento, cada detalle es importante. No solo se trata de mejorar el rendimiento de la búsqueda, sino que hay que cuidar la experiencia que el usuario va a tener al visitar la página web.

¿Cómo funciona el rastreo de Google en cada sitio web?

Google utiliza bots conocidos también como “Googlebots” o arañas para rastrear páginas web e indexar palabras y contenidos.

¿Esto qué significa? Que una vez que se realiza el rastreo, los resultados se incorporan al índice de Google, logrando con ello la optimización de un sitio web.

Para que Google u otros buscadores puedan hacer una tarea de rastreo e indexación eficiente, es importante que logren encontrar con facilidad las URL (localizador uniforme de recursos).

Si un sitio web tiene pocos URL, los motores de búsqueda lo podrán rastrear fácilmente.

Si en cambio se trata de un sitio web con muchas páginas y miles de URL que constantemente se están generando, entonces la atención del algoritmo de Google se va a distribuir más.

Con eso podemos concluir que mientras más grande sea un sitio web y más páginas tenga, más será necesario analizar y optimizar la frecuencia de rastreo del buscador.

A un sitio web de una gran revista digital que publica noticias, por ejemplo, le conviene evitar que el algoritmo gaste mucho tiempo rastreando páginas irrelevantes, porque su interés es que le eche un ojo nada más a las páginas de contenido generadas a diario.

Por otro lado, a un blog le caería muy mal que el bot de Google visitara muy seguido una página de autor, ya que lo que quiere es que las entradas sean indexadas y posicionen en la lista de resultados.

¿Cómo optimizar el crawl budget de tus páginas web?

Para optimizar el crawl budget de tus páginas web debes asegurarte de los siguiente:

1. Elimina las páginas duplicadas

Muchas veces sucede con páginas web de carácter comercial, que utilizan herramientas como el opencart, que puede crear varios URL para un mismo producto, incluso hasta cuatro veces.

En casos como estos, lo más recomendable es ajustar mediante una etiqueta, para que Google o el buscador de internet que estés utilizando elija para indexar a la versión correcta de la página.

2. Deshazte de los links dañados

Con la ayuda de herramientas como Google Search Console o algún software de rastreo asegúrate de buscar y encontrar todos los enlaces internos y externos que estén dañados o contengan algún error que debas corregir.

Aquí valdría aplicar la herramienta de redirección 301. Se trata de un indicador que avisa al usuario de que una página ha sido redireccionada a otra ubicación, y a su vez le permite a Google asignar el posicionamiento que tenía la página anterior, a la nueva dirección.

Con esta herramienta de optimización no debes abusar ya que, en el caso de Google, no siempre las sigue de inmediato, sino que las agrega como una URL nueva.

3. No utilices páginas de poco valor

Evita trabajar con páginas que ofrezcan al usuario poco contenido de valor, que se actualicen poco y que no cuenten con un tráfico fluido.

Este tipo de páginas no aportan ningún dato atractivo para Google, por lo tanto, a su motor de búsqueda le resulta difícil clasificarlas.

4. Utiliza títulos internos y externos

Se trata una estrategia de optimización que muchos ignoran, pero que realmente funciona. En una estrategia SEO es fundamental crear enlaces internos que vinculen a contenidos o páginas, sobre todo a las que son más rentables.

En estos casos, los robots de búsquedas de Google podrán ver sus páginas con mayor frecuencia debido a los vínculos internos.

Lo mismo sucede en el caso de enlaces externos que conducen al sitio web.

5. Pon en práctica las estrategias SEO

Para lograr una cuota de rastreo óptima es crucial aplicar estrategias SEO, lo que conlleva:

  • que se haga una elección estratégica de palabras clave más adecuadas. Elige los términos más comunes utilizados por tu audiencia y que guarden relación con tu negocio.
  • buscar que el contenido sea relevante y escaneable a los ojos de la audiencia. Recuerda hacer párrafos cortos, utilizar viñetas, conectivos e intertítulos que le den aire y espacio al contenido.

¡Esto es todo!

Optimizar el Crawl budget no es una tarea sencilla,ya que los resultados no se consiguen tan rápido.

Si en tu caso cuentas con una página web mediana o pequeña, pero le haces el mantenimiento correspondiente y constantemente la tienes actualizada, es posible que su calificación sea positiva.

Si en cambio estás a cargo de una página web grande, tienes múltiples URL y no estás al tanto de todo el cuidado que debes poner en esas repeticiones de páginas de las que venimos hablando, entonces debes seguir estos consejos de los que hemos venido hablando.

Si te resultó interesante la información que acabas de leer sobre esta herramienta fundamental para sacar adelante una estrategia de marketing digital, te recomiendo descargar nuestro ebook en el que podrás encontrar todo lo que debes saber sobre posicionamiento SEO.

Ebook de SEO

¡Guía completa para alcanzar la primera posición de Google!


100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *