¿Quieres acabar con el bloqueo creativo? ¡Estos consejos rápidos pueden salvar tu vida!

El impulso creativo no es algo que nos acomete a toda hora, él va y viene. Muchas veces, desaparece en el peor momento, cuando necesitamos entregar una pauta urgente. ¿Qué hacer en esta situación? ¿Llorar? ¿Escribir cualquier cosa y enviar al cliente? ¡No!

Muchas personas piensan que producir un buen contenido es simple, basta sentarse frente al ordenador que las palabras salen solas. Sin embargo, solo quien trabaja con redacción de textos (web o no) sabe cómo a veces es fácil quedarse sin inspiración para escribir.

No somos los primeros ni los últimos redactores en pasar por eso, incluso grandes escritores sufrieron de ese mal y descubrieron sus caminos y maneras de desatar el nudo creativo. ¿Vamos a descubrir cuáles son los tuyos?

Mantén la calma y conoce nuestros consejos de inspiraciones:

 1. Relájate…

Presionarte a ti mismo no te ayudará a extraer ninguna buena idea de tu cabeza, por lo tanto, toma unos minutos para hacer una meditación, dar una vuelta en la calle, mirar el movimiento por la ventana o dormir una siesta. Quince minutos son suficientes para que te relajes y vuelvas al trabajo.

Umberto Eco, escritor italiano con una lista inmensa de otras atribuciones, una vez dijo:

“Nada es más nocivo para la creatividad que el furor de la inspiración.”

Simplificando ¡relájate que viene!

… y busca el motivo del bloqueo.

Muchos bloqueos creativos ocurren también cuando estamos con otras preocupaciones en la cabeza, estresados ​​con algo y físicamente cansados.

Facturas que están por vencer, noches mal dormidas a causa de los gatos de la vecina o el propio desconocimiento sobre el tema pueden frenar la creatividad.

Cuando descubras el motivo, elimina el problema (¡pero no vayas a matar los gatos de la vecina, eso es crimen!). Además de acabar con el motivo de tu bloqueo, también mantendrás tu vida más organizada y te conocerás mejor.

2. Mira las revistas por otro ángulo

Los contenidos de revistas son optimizados para consumirlos a corto plazo, es decir, quedan obsoletos rápidamente y todavía compiten con otros mecanismos más modernos de comunicación, como los portales de noticias.

¿Crees que esas adversidades deprimen a los profesionales que escriben revistas? Por supuesto que no, ellas, a lo sumo, los desafían a crear contenidos lo más atractivos posibles.

Los profesionales que crean los titulares de revistas son los que mejor reciben en el mercado. ¿Y por qué? Porque ellos tienen el balcón ideal para llamar la atención del lector sintetizando los beneficios o sensaciones que ellos tendrán al leer lo que está escrito.

Todo esto, por supuesto, transmitiendo los mensajes correctos, para el público ideal. ¿Quieres una clase de escritura y creatividad más intensa que esas súper publicaciones?

3. Escucha a la playlist correcta

Antes de sentarte a escribir de hecho, escucha una música tranquila o una que te guste mucho, que te deje motivado. La música tiene el poder de desanudar los pensamientos y, cuando vuelves al trabajo, ya estás más inspirado.

La música correcta puede potenciar la cognición, aumentar la capacidad de aprendizaje y también la memoria, basta con seleccionar la playlist que mejor se adapte a ti.

Para eso, primero evalúa si las canciones que están tocando despiertan alegría, serenidad, tristeza o ansiedad.

Una playlist de carnaval, por ejemplo, es muy alegre y algunas personas, increíblemente, logran ser más productivas y creativas con ellas. Por otro lado, dar el play en canciones tristes puede acabar con toda tu inspiración.

4. Lee y escribe mucho, siempre

Leer es un ejercicio creativo continuo, por lo que puede ser que no resuelva tu bloqueo inmediato si estás empezando ahora, pero si es algo de tu rutina, seguramente traerá muchos insights automáticamente.

Este hábito te ampliará el vocabulario, permitirá que descubras nuevos estilos, y por supuesto, te ayudará a encontrar las palabras correctas para crear tu texto, hacer asociaciones con más facilidad y construir un contenido irresistible.

Lo mismo sucede con la escritura. El ejercicio ayuda en el desbloqueo creativo, pues tu cerebro estará condicionado a recibir ese estímulo diariamente, aunque sea solo para hacer una lista de compras o escribir un email para el síndico del edificio.

Los escritores como la diva JK Rowling (¡alerta de fanatismo!) se esfuerzan para escribir diariamente, como un encuentro con sus personajes, locaciones y temas, que permanecen vivos en su cabeza todo el tiempo.

Guía del Texto Perfecto

¡Descarga el ebook y aprende sobre técnicas de persuasión!


5. Echa un vistazo en libros cuando estés sin inspiración para escribir

Aunque no tengas la costumbre de leer, puedes buscar inspiración en los libros. Recoge cualquier libro de la estantería y observa el tono del escritor, cómo comienza las frases, como establece conexiones emocionales contigo. Después de unos minutos absorbiendo estas características, estarás listo para desarrollar tu trabajo.

Todo el mundo puede desarrollar su lado creativo y converger ideas. Y, muchas veces, es por medio de la deconstrucción, o pensamientos divergentes que ellas afloran.

El uso y abuso de cualquier libro, aunque no te sientas conectado con el tema, puede transmitir conocimiento e inspiración de todos modos, ya sea en el uso de las palabras, ya sea en la forma de conducir la trama.

6. Reescribe fragmentos de libros

¡No, no estamos estimulando el plagio! La idea aquí es tener un punto de partida. Tomar un fragmento de un autor conocido y reescribirlo con tus palabras. A partir de la temática central, desarrolla tu propio raciocinio. Cuando reflexionas sobre el tema que estás reescribiendo, puedes mirar el contenido sobre una nueva perspectiva, encontrando el tono adecuado para iniciar tu texto.

7. Construye un banco de ideas

Otro consejo de inspiración para escribir es tener un banco de ideas. Siempre que busques por un tema determinado y encuentres un blog post, un e-book, un video o cualquier otro material interesante, guárdalo. Guarda el enlace, descárgalo en tu computadora y mantén el contenido y las referencias almacenadas. Cuando todo falle, ellas estarán allí.

Lo mismo se aplica para pensamientos que surgen mientras estás en la calle, o durante una clase. Si nuestros profesores supieran cómo sus clases son inspiradoras, no se importarían de observarnos dispersos, o mejor diciendo, soñando despiertos.

Esas, incluso, son dos medidas preventivas contra el bloqueo, pero si estás en el auge de él, un buen ejercicio puede ser sentarse y comenzar a describir un objeto, acción o persona frente a él.

Si escribes muchos contenidos relacionados con la tecnología, por ejemplo, lo ideal es hacer este ejercicio con alguna herramienta innovadora, como una nueva aplicación de tu smartphone. Ahora, si tu línea es más conductual, un empresario exitoso puede ser tu objeto de descripción perfecto.

Incluso estos ensayos pueden, en el futuro, aprovecharse en algún texto. Ningún ejercicio, por lo tanto, será en vano.

8. Ve a otro lugar 

¿Estás en la oficina? Cambia de sala, siéntate en el comedor, ve al jardín de la empresa. ¿Estás en tu casa? Siéntate en el balcón, en el pasto. El cambio de ambiente ayuda a relajar y trae nuevos aires para que encuentres la inspiración para escribir. Sin mencionar que un ambiente abierto, como un jardín o un balcón, tiene mayor circulación de aire, ayudando a oxigenar el cerebro.

9. Intercambiar ideas con otras personas

No necesita ser un compañero de tu sector, puede ser el personal de limpieza, un cliente que está esperando para ser atendido, alguien que está mirando una vitrina allí en el hall del edificio. Cuando intercambias información con las personas, recibes feedbacks interesantes, visualiza nuevas perspectivas y extraes buenos insights para producir tu texto.

También puedes, discretamente, escuchar la conversación de alguien en la cafetería. Puede parecer extraño y, en realidad, hay que tener mucho cuidado para que esto realmente no parezca demasiado excéntrico, pero los temas aleatorios pueden sacar tu razonamiento de aquellos loopings de ideas aburridas y vacías.

10. Escribe a mano 

Si tienes la costumbre de abrir el notebook o conectar el PC e ir directo al Word, cambia esta rutina. Escribir a mano estimula el cerebro y mejora mucho tu caligrafía, siendo así, toma un cuaderno o un bloque de anotaciones y empieza a escribir palabras clave, ideas, pensamientos.

Cuando menos esperes, ya tendrás el texto estructurado, bastando solo ordenar el contenido y darle fluidez al texto. Ejecutar una tarea manual requiere mucho más concentración, y al hacerlo, tus ideas pueden fluir naturalmente.

11. Mira entrevistas, películas y escucha podcasts

Los diálogos inteligentes tienen todo para traer inspiración para escribir. Y entrevistas con profesionales del mercado, cineastas, escritores y otras figuras que exhalan intelecto por ahí son grandes fuentes de ideas, temas, temas, títulos, argumentos.

Por eso, no pierdas tiempo con tonterías, busca conocimiento e inspiraciones en canales de comunicaciones relacionadas con el tema, suscríbete en podcasts y newsletters que ofrezcan equipaje cultural para colocar la escritura para funcionar en el trabajo.

Ir al cine también puede ser el remedio perfecto para relajarte y buscar inspiración para escribir. En medio del diálogo entre los personajes puede surgir la frase perfecta para iniciar un blog post o concluir ese e-book que estaba bloqueado en la conclusión.

Dependiendo del estilo de la escritura, hacer referencia a la película y el personaje puede, incluso, enriquecer el contenido. ¿Genial, verdad?

12. Escribe lo que te viene a la mente

Comenzar un texto con una frase de impacto no es fruto de una visión de última hora, es fruto de mucho trabajo, de refinamiento de tu idea. Para no perder tiempo, escribe lo que te viene a la mente, sin pensar mucho si es adecuado o no. Cuando termines, revisa el contenido, realiza los ajustes necesarios y luego mándalo al cliente.

En el teatro, los ejercicios de creatividad animan a sus actores a improvisar, soltar el cuerpo, el habla y la mente. La misma técnica puede ser utilizada para la escritura, así como el famoso brainstorming, el proceso de “generación de ideas”.

Los insights pueden ser colocados de manera estructurada o no, pero con la profusión de ideas, pronto encontrarás la inspiración que necesitas.

13. Haz ejercicios

Mucho tiempo parado en la misma posición, dedos cansados, cabeza más aún, circulación fallando por la mala postura y por el tiempo sentado, todo eso afecta tu capacidad de escritura.

Una forma de dar una sacudida en eso todo es levantar y hacer algunos ejercicios: la buena y vieja gimnasia laboral. ¡Diez minutos en movimiento pueden hacer milagros por tu inspiración para escribir!

Puedes ir más allá, más específicamente, a tu gimnasio y hacer un aeróbico compatible con tu rendimiento. Tu cuerpo liberará la endorfina que provocará la sensación de bienestar, relajación y alegría.

14. Escribe sobre lo que te gusta

¿Necesitas escribir sobre la crisis económica, pero lo que te gusta de verdad es hablar de viajes? Dale un tiempo a la economía y escribe sobre tu último viaje. Sí, un texto sin compromiso puede ayudarte a sacar el foco de lo que está bloqueando tu inspiración para escribir.

En la plataforma de Rock Content, por ejemplo, existen varias áreas de escritura, producción de pautas, revisión e incluso diagramación que pueden componer tu hall de actividades freelancers.

Así, después de hablar sobre consejos de viajes, puedes volver a la escritura sobre economía, automovilismo y gestión de proyectos, incluso con mucho más placer.

15. Habla con tu audiencia

Si tienes un blog propio, no dejes de hablar con tu audiencia para saber lo que esperan del contenido para tus próximas publicaciones. Esto ayuda a personalizar los posts y acercarte a la realidad de los lectores.

Si estás escribiendo para un cliente, mira a su blog, descubre cuáles son sus diferenciales que necesitan ser valorados, ve los comentarios, las dudas que sus clientes presentan y qué tema ya está saturado en el blog.

Esto será fundamental no solo para superar aquellos momentos difíciles sin inspiración para escribir, pero también para planificar estrategicamente los próximos contenidos, crear vínculos entre los posts y sugerir nuevas interacciones con los lectores.

Otros redactores prefieren aquel cafecito para dar un up en las ideas, pasear con los perros e incluso relajarse en una buena ducha. Hay muchísimas estrategias, y la mejor opción es variar entre ellas, después de todo, rutinas también pueden acabar con nuestra capacidad de crear, ¿no es así?

¿Entonces, tu bloqueo de inspiración para escribir ya desapareció? ¿Estás listo para colocar la producción a todo vapor?

Aquí va el consejo final para acabar con tus bloqueos de inspiración a causa de tensiones innecesarias: ¡descarga ahora nuestro e-book con la guía de producción de contenidos para la web y ten tu proceso todo bajo control e inspiración para escribir!

producción de contenidos

 

100.000 pessoas não podem estar enganadas
Deixe seu email e receba conteúdos antes de todo mundo