Marketing de contenidos para el sector salud: entiende cómo puede ser importante para tu clínica

El marketing de contenidos es usado por empresas de diversos sectores para atraer, convertir y encantar clientes. Pero, ¿cómo usarlo en el área de la salud con tus pacientes? ¡Descúbrelo ahora mismo!

Tal cual la medicina, el marketing viene evolucionando en un ritmo cada día más impresionante, lo que abre puertas para la creación de soluciones más eficaces y de menor costo.

Una de las que debe seguir conquistando espacio es el marketing de contenidos, que crea materiales relevantes para atraer y ayudar al público.

Profesionales y empresas de varios segmentos han sido exitosos al utilizar esa forma de marketing, y no es diferente con quienes trabajan en el área de la salud.

Pero la medicina existe desde siempre y nadie duda de su importancia. Siendo así, ¿es necesario invertir en marketing de contenidos para el sector salud?

¡Conoce los motivos para hacerlo y cómo garantizar que tu estrategia empiece de maravilla!

Por qué hacer marketing de contenidos para el sector salud

El marketing de contenidos no es una forma genérica de llamar la atención de una gran cantidad de personas, sino una oportunidad de conectarte con el público y ayudarlo de muchas maneras a través de contenido útil y valioso.

Especialmente en el sector de la salud — en la que existen regulaciones y límites claros para lo que se puede o no hacer en términos de marketing — aprovechar esa oportunidad es vital.

Los resultados que el marketing de contenidos trae no son aleatorios o inconsistentes. Por lo contrario, si ejecutas esa estrategia de la forma correcta, tendrás todo para obtener los 3 siguientes beneficios:

1. Educación de las personas

La gente necesita información de máxima calidad en lo que se refiere a la salud, y la primer fuente de consulta casi siempre no es un profesional del área.

La mayoría de las personas ingresa luego a Google para entender mejor sobre un problema o sacar dudas sobre determinado tipo de tratamiento.

Eso es algo muy bueno, pues cuanto mayor sea el nivel de educación de las personas, menos problemas de salud tendremos como sociedad.

El problema es que aún hay demasiada información pobre o hasta equivocada en Internet — lo que necesita ser resuelto por la producción de contenidos hechos por profesionales habilitados.

Piensa en ello como un trabajo de prevención.

Ayudas a tus posibles pacientes a no tomar actitudes precipitadas o peligrosas antes de programar una consulta.

2. Conquista de nuevos pacientes

Como consecuencia de educar a las personas sobre los aspectos de la salud en los cuales te has especializado, naturalmente crearás una reputación positiva.

A su vez, esta reputación llevará a la conquista de nuevos pacientes, personas que están interesadas en salir de las informaciones básicas y aprender más a fondo sobre los tratamientos o procedimientos en cuestión.

Por ejemplo:

Como no es permitido declarar precios en tu sitio web, una persona interesada necesitará entrar en contacto directamente con tu consultorio para buscar ese tipo de información.

Una búsqueda de ese tipo puede ser seguida por una consulta previa para discutir detalles y, finalmente, llevar a un nuevo paciente.

3. Relación más cercana con los pacientes

Cuando el marketing de contenidos es bien utilizado, la relación entre profesional y lector se hace más estrecha, pues el material es producido de tal manera que pasa la impresión de haber sido elaborado a medida para cada persona.

Los pacientes que llegan hasta ti, o incluso los que era clientes tuyos antes de eso, van a sentir la diferencia, pues estarán mucho más informados y preparados para seguir tus instrucciones ante cualquier situación.

Además, tu lenguaje al producir contenido debe ser simple, y eso tiene un grande efecto sobre el paciente, que no entiende los términos médicos.

El rol de embudo de ventas en el marketing de contenidos para el sector salud

El embudo de ventas es un concepto muy usado en el marketing digital y tiene como objetivo producir siempre el mejor contenido de acuerdo con la etapa de la persona en la jornada de contratación.

Por ejemplo:

Un tratamiento normalmente debe ser hecho poco a poco, con remedios y/o dosificaciones distintas en cada etapa, para que el organismo responda de manera eficaz.

Con el embudo de ventas es parecido:

En cada momento, es necesario ofrecer contenidos específicos, de acuerdo con lo que la persona ya conoce del tema, a fin de prepararla hasta que decida convertirse en tu paciente.

Mira a continuación las tres etapas del embudo para comprender mejor cómo funciona en la práctica:

Tope

El tope del embudo es conocido como la etapa de la descubierta, es decir, la persona quiere aclarar un problema o procedimiento y este es su punto de partida.

Esta etapa del embudo debe concentrar el 80% de tu producción de contenidos.

Los materiales de esta etapa tienen que ser más genéricos y superficiales, no en el sentido de ser vacíos, sino con informaciones de más fácil comprensión.

Algunos contenidos que se aprovechan bien en el tope del embudo:

  • blog posts;
  • videos cortos;
  • infográficos;
  • posts sociales.

Medio

El medio del embudo es la etapa de consideración: la persona ha entendido lo que venía buscando, y ahora desea encontrar una solución para su problema.

Por ejemplo:

Si la búsqueda era por determinada enfermedad, esa es la etapa en la que ella busca el mejor tratamiento.

Si la búsqueda era por un procedimiento estético, ahora es el momento de ir atrás de la mejor técnica para realizarlo.

Los contenidos de medio del embudo necesitan ser más profundos que los hechos para el tope, y pueden crearse a través de:

  • blog posts avanzados;
  • e-books;
  • white papers;
  • webinars.

Fondo

El fondo del embudo es la llamada etapa de decisión, y la persona ingresa en ella cuando decide cuál es la mejor forma de resolver su problema, pero todavía falta decidir quién es el profesional más indicado para hacerlo.

Las limitaciones legales deben ser respetadas a la hora de buscar un diferencial competitivo con otros especialistas de la misma área.

El mejor uso del fondo del embudo, en el sector de la salud, es por medio de los siguientes contenidos:

  • e-books y videos avanzados sobre el asunto;
  • sitios web dedicados a hablar sobre ti y, si es el caso, los profesionales que actúan en conjunto;
  • landing pages invitando a una consulta gratuita.

5 tipos de contenidos que vale la pena usar en tu estrategia de marketing

Existen muchas formas de hacer marketing de contenidos, y muchos canales para ejecutar una estrategia de ese tipo, como blogs, email, redes sociales y plataformas de videos.

En lugar de concentrarte en uno de esos canales, el consejo es que uses todos ellos, si puedes — todos son excelentes para enganchar y convertir.

El enfoque de los siguientes consejos es el tipo de contenido que debes producir para obtener éxito en tu estrategia de marketing. Observa:

1. Respuesta a dudas comunes

La mayoría de las búsquedas online empiezan con dudas comunes.

Concentra la atención en contestarlas de la forma más completa posible — pero de manera simple, para que comprendan bien y quieran saber más sobre el asunto.

Eso exige la creación de contenidos agradables de consumir, que no sean demasiado técnicos ni confundan la cabeza de los lectores.

2. Esclarecimiento de temas polémicos

Si hay algo que no falta en el área médica son temas polémicos.

Muchos temas causan divergencia de opinión hasta entre profesionales respetados, y los pacientes quedan en duda de cuál es el mejor camino a seguir.

Aprovecha la popularidad de estos temas y aclara algunas polémicas, explicando el por qué de su existencia y dando tu opinión profesional.

Hazlo siempre de manera didáctica y persuasiva, ofreciendo materiales de referencia confiables para investigación adicional y con basa científica adecuada.

3. Contenido interactivo

El uso de quizzes, encuestas de opinión, transmisiones de video en vivo y otros tipos de contenidos interactivos es una excelente manera de involucrar a tu público y educarlo de forma liviana y divertida.

Eso promueve una relación más cercana con los pacientes y hasta quita los miedos de algunos con relación a ciertos tabúes de la salud.

4. Noticias relevantes

Sacar provecho de noticias del momento puede ser una buena oportunidad para mostrarte actualizado y de posicionarte como referencia exactamente en el momento en que más personas buscan por cierto asunto.

Pero hazlo con cuidado: no se permite divulgar informaciones que alarmen a la sociedad, aunque sean verdaderas.

Además, utiliza solamente noticias de fuentes respetadas. Es imposible contar la cantidad de veces que han informado la cura para problemas como la calvicie.

5. Consejos prácticos para el día a día

No importa cuál sea tu especialidad: todo profesional del sector de la salud se preocupa en promocionar los beneficios de una vida equilibrada.

La vida moderna es pautada por excesos relacionados con la alimentación, el sedentarismo y la búsqueda de prácticas “milagrosas” en nombre de la estética, mientras parece que un estilo de vida sano se ha vuelto demasiado difícil.

Mostrar consejos prácticos de cómo es posible vivir bien sin radicalismos es un tipo de contenido que nunca deja de ser relevante y suma puntos a favor de tu estrategia.

Hemos visto suficientes pruebas de que el marketing de contenidos para el sector salud puede realmente hacer la diferencia en el trabajo realizado.

No se trata solo de atraer más pacientes, sino de cuidarlos mejor y de fomentar la importancia de los cuidados con la salud, dentro y fuera del consultorio.

¿Te gustaron estos consejos de marketing de contenidos para tu práctica en el sector salud?

¡Entonces descarga ahora nuestro e-book sobre Marketing de Contenidos y aprende aún más!

ebook marketing de contenidos

100.000 pessoas não podem estar enganadas
Deixe seu email e receba conteúdos antes de todo mundo