Por Tatiana Grapsas

Publicado el 12 de febrero de 2019. | Actualizado el 12 de febrero de 2019


Si lo que quieres es aumentar tus resultados, te presento el embudo de ventas: un modelo estratégico, fundamental para las empresas que buscan cerrar negocios de forma consistente y escalable.

Un simple visitante no se vuelve un cliente de la noche a la mañana. Existen algunos pasos (no previsibles, pero posibles) que él recorrerá hasta finalmente sentirse listo y convencido de que quiere adquirir tu producto o servicio.

Estos pasos pueden incluir la primera vez que escuchó hablar de tu negocio, el descubrimiento de una necesidad o dolor, la investigación sobre la solución que ofreces…

En el Marketing, definimos estas etapas como la Jornada del Cliente, que empieza en el primer contacto con la empresa y termina en la concretización de la venta.

El concepto del embudo de ventas surgió para que las empresas pudieran, no solo acompañar este proceso, sino conducirlo y lograr facilitar el camino del cliente (y por supuesto, las ventas).

Por lo tanto, ten en mente que el embudo de ventas te favorece a ti y a tu cliente. El objetivo es transformar el recorrido del consumidor más adaptable a sus necesidades, sencillo y benéfico. Como consecuencia, logras más ventas e incluso clientes fieles que verán valor en tu propuesta y seguirán contigo.

En qué consiste el embudo de ventas y por qué debes documentar las acciones

Ya sabes la importancia del embudo y ahora me imagino que te estarás preguntando en qué consiste la estrategia.

El embudo de ventas está dividido en 3 grandes etapas —tope, medio y fondo del embudo— en donde en cada una de ellas, se ponen en marcha determinadas acciones. 

Como ejemplo, podemos mencionar la recolección de datos a través de formularios, como nombre, correo y teléfono; la creación de contenidos para educar al cliente y despertar su interés; las acciones de marketing como la activación de pop ups en el sitio o las acciones de ventas, como una llamada por teléfono.

Hay una gran variedad de acciones, y tú deberás elegir las más adecuadas teniendo en cuenta el perfil de tu negocio, tu persona y del mercado en el que actúas. Pero hay algo que tendrás que hacer siempre, independientemente de las que elijas: DOCUMENTAR.

Solo un embudo documentado y organizado es capaz de alinear las acciones, bien como los equipos de marketing y ventas, y así lograr resultados. Después de todo, no hay forma de llevar a cabo una estrategia si no mapeas los pasos de tus clientes, ni documentas cada dato e información, y cada acción tomada dentro del embudo.

Fue pensando en eso que resolvimos compartir contigo la planilla que utilizamos aquí en Rock, por donde conducimos las acciones del embudo de ventas de nuestros clientes. Es una mina que te ayudará a:

  • Documentar datos relevantes de tu negocio;
  • Definir qué formará parte de tu embudo;
  • Registrar tus formularios;
  • Indicar la puntuación de tus clientes;
  • Determinar las pautas y objetivos de tus contenidos;
  • Establecer tus acciones de marketing y ventas;
  • ¡Y mucho más!

¡Descarga la planilla gratis y empieza a usarla ahora mismo! No te olvides de contarnos en los comentarios qué te pareció.

cta modelo planilla de embudo de ventas

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *