Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 25 de enero de 2019. | Actualizado el 25 de abril de 2019


Presentar nuevas ideas, implementarlas con éxito y crecer. De eso se trata la innovación, de convertir lo existente en algo cada vez mejor. En la actualidad encontramos diferentes tipos de innovación y estos procesos son cada vez más comunes dentro de un plan de gestión de toda empresa o institución.

Presentar nuevas ideas, implementarlas con éxito y crecer. De eso se trata la innovación, de convertir lo existente en algo cada vez mejor. En la actualidad encontramos diferentes tipos de innovación y estos procesos son cada vez más comunes dentro de un plan de gestión de toda empresa o institución.

Pero para saber más a fondo sobre este tema, es importante que puedas definir qué es considerado como una innovación, y los procesos en los que son aplicables algunos tipos de innovación.

Para verlo más claro te pondré un ejemplo. Supongamos que eres dueño o trabajas para una empresa de comunicación con muchos años de antigüedad y que, además, es líder en su mercado particular.

Resulta que en una empresa con estas características el eje central de su éxito es la constante reinvención de las cosas. La búsqueda repetida y la puesta en práctica de ideas que vayan siempre por delante de la competencia y que ofrezcan cada vez mejor y más calidad al usuario o consumidor final.

Es así como pasas de ser a una empresa de comunicación, a una marca con múltiples productos, que llega diferentes públicos y que cada vez se diversifica con mayor éxito.

Como en la actualidad vivimos un mundo tan competitivo, innovar es algo que exige cada vez más nivel de originalidad. Presentar ideas nuevas todos los días no es algo exclusivo. Lo que lo hace diferente es precisamente que esas ideas sean exitosas y que se impongan con su elemento diferenciador en el gusto de los usuarios antes que las propuestas de la competencia.

Ahora, podríamos empezar a hablar de los diferentes tipos de innovación y cómo son aplicables en diferentes ámbitos.

¡Comencemos!

Desarrollo del producto

Mejorar de manera significativa la calidad del bien o producto que tu empresa ofrece es un tipo de innovación fundamental para alcanzar el éxito.

En este caso es importante contar con un producto que además de novedoso sea práctico y que cuente con una vida útil prolongada.

Un ejemplo de este tipo de innovación es el que se aplica en equipos electrónicos como un teléfono móvil o un portátil. En este caso no solo se desarrollan ideas en torno a la modernización y comodidad del equipo, sino en sus posibilidades de actualización continua en cuanto al sistema o software de cada uno.

Marketing novedoso

Ser novedosos al momento de mercadear tu marca o producto también es un tipo de innovación. Enfocarte en el crecimiento de tus ventas es primordial para el éxito de tu negocio y de allí la importancia de saber posicionarte y diferenciarte entre la competencia.

En un mundo en el que casi todo ya está inventado, no queda más que abrirse paso con la ayuda de herramientas modernas, pero también es necesario tener en cuenta los métodos tradicionales.

Para hacer marketing con éxito no siempre es efectivo acudir a lo tecnológico y digital, sino que en lo simple se encuentra la diferencia.

Por ejemplo el refrescar la imagen que ha servido como sello y firma de tu marca. Existe el caso de una marca de refrescos de cola que tomó como premisa modificar la imagen de su marca acudiendo a su antiguo logotipo.

El resultado fue que el público se sentía identificados con esa imagen retro. Fue todo un éxito principalmente para los nuevos consumidores del “vintage” en la actualidad.

Guía de Marketing Digital

¡Descubre cómo mejorar tu estrategia ahora mismo!


Evolución de la fuerza interna

Convertir a tu equipo de trabajo en un potencial aliado para la creación de nuevas y mejores estrategias es también un tipo de innovación.

No es un secreto que las empresas que mejor funcionan son aquellas en las que los procesos internos se cumplen de manera eficiente y eficaz. Y si a ello añadimos la posibilidad de detectar debilidades, estamos hablando de una estructura que será más fuerte y por lo tanto más productiva.

La innovación organizacional se centra en unos principios básicos:

  • Liberar el potencial creativo permitiendo que todos sean capaces de opinar y aportar ideas;
  • Generar valor y calidad en los procesos para estrechar lazos de compromiso e identidad con tu equipo de trabajo;
  • Crea y comparte información. Enseña a tu equipo a saber. Esto ayudará a abrir el campo de ideas que te pueden beneficiar.

Este tipo de innovación es muy aplicado en grandes empresas de comunicación digital en la actualidad. Potenciales marcas en el mundo de las redes sociales han alcanzado su éxito por contar un equipo de trabajo que aporta ideas constantemente y que además se siente entendido y atendido en un ambiente de trabajo cómodo, cercano y familiar.

Esto se ha convertido en un modelo de negocio exitoso que muchos intentan trasladar a sus empresas para hacerlas más competitivas y mantenerlas vigentes dentro del mercado comercial.

Kit de redes sociales

¡Deja tu email y recibe el kit gratuito!


De lo malo, lo bueno

Del fracaso también es posible sacar buenas ideas. Muchas marcas exitosas surgieron del ensayo y error; de ideas mal implementadas que devinieron en algo mejor y esto también es un tipo de innovación.

Tener la capacidad de crear algo bueno y mejor que el proyecto original, patentarlo e introducirlo en el mercado con éxito también es posible. Ante una idea que no funciona cabe preguntarse: ¿Cómo puedo hacer de esto algo de provecho?

Es necesario poner en práctica todas las premisas que anteriormente hemos estado comentando, pero también es importante hacer ajustes básicos desde los cuales siempre surgen ideas innovadoras.

Algunos de los aspectos que tendrás que tomar en cuenta son:

  • Invertir en mejoras para tu producto.
  • Tomar como modelo inspirador marcas antiguas y con historial exitoso.
  • Mejorar el uso de tu producto según las necesidades del consumidor.

Hay muchos ejemplos de marcas y empresas que son exitosas en la actualidad, pero que en sus comienzos, o incluso durante sus años de trayectoria, han tenido caídas monumentales que las pusieron al borde de la quiebra; como la compañía cuyo logotipo es una manzana, importantes aerolíneas o la marca de uno de los cafés más consumidos del mundo.

Pensar siempre en grande

Innovar es crecer. De eso no tienes que tener la menor duda. No lo conviertas en un ideal que solo te ayudará a hacer más rentable tu negocio. Míralo como un esquema fundamental para mantenerte en el tiempo de manera exitosa.

¿Te gustaría conocer más sobre innovación? Pues te doy un consejo, ¿qué tal comenzar dando pasos en la tranformación digital? ¡Descarga este ebook sobre el tema y comienza a aplicar!

banner transformación digitalPowered by Rock Convert

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *