Por Lucas Gabriel

Publicado el 10 de abril de 2019. | Actualizado el 20 de mayo de 2019


Quien conoce el mundo de los negocios sabe que no solo de dinero se hace una empresa exitosa. No son pocos los ejemplos de emprendimientos con recursos de sobra que fallaron a la hora de mantenerse en el mercado.

¿Cuál la razón para esto? En muchos casos, la causa principal del fracaso es la falta de atención al brand equity.

Por otro lado, las empresas que invierten pesado en ello han obtenido resultados cada vez más expresivos, año tras año.

Pero, ¿qué es brand equity, después de todo? Y más, ¿cómo utilizarlo en el marketing digital?

¡Mira todo lo que necesitas saber para fortalecer tu marca y ver eso convertirse en lucros!

¿Qué es brand equity, después de todo?

La expresión brand equity puede ser traducida de forma simple como valor de marca, pues es exactamente lo que representa. Pero, ahí surge otra duda: ¿cómo medir el valor de una marca?

Por tratarse de algo intangible – diferente del valor del patrimonio físico de una empresa – el valor de una marca sigue varios criterios abstractos de evaluación.

Al final, no se trata solo de tener una identidad fácilmente reconocida. Después de todo, hay muchos ejemplos de marcas que son reconocidas de forma negativa.

Lo que importa es cómo los clientes encaran la marca, pues es esa percepción que marcará la mayor diferencia en los beneficios y en la valoración de la empresa como un todo.

Dado que el branding tiene el papel de fortalecer la marca, podemos decir que el buen trabajo de branding genera el brand equity.

En otras palabras, cuanto más fuerte es la imagen de la empresa, mayor es su valor en el mercado.

La importancia de la fuerza de una marca

¿Será que hace tanto la diferencia tener una marca fuerte en el mercado? ¡Seguro que sí! El brand equity impacta en gran medida la capacidad de una empresa para beneficiarse y mantenerse relevante ante los consumidores.

Hay al menos 3 factores importantes que son impactados por el brand equity:

Poder de influencia en el mercado

Es un hecho que las marcas más fuertes son las que dictan el ritmo del mercado. Y cuando hablamos en el mercado, no se trata solo de los consumidores.

Esto implica también competidores, distribuidores, socios, vehículos de prensa y, en general, todos los que tienen alguna participación en los negocios de la empresa.

Ya sea para decidir la fecha de lanzamiento de un producto, la mejor forma de distribución, los precios o, incluso, la estrategia de marketing, son las marcas más fuertes que lideran y ganan la preferencia.

Naturalmente, esto les da una enorme ventaja frente a los competidores, y aumenta las posibilidades de obtener éxito junto a los clientes.

Percepción de valor de los clientes

Además del poder de influencia podemos citar, de forma más específica, el gran efecto que el brand equity tiene sobre la percepción de valor de los clientes.

Cuanto más fuerte sea la marca, mayor será el valor que el cliente le dará. Pero, ¿qué significa eso, en la práctica?

En algunos casos, la empresa puede cobrar más caro por productos que en ciertos aspectos son similares – o incluso inferiores – a los de la competencia, y aun así tener la preferencia de los clientes.

Además de esto, el mayor prestigio junto al público se reflejará en un alto grado de confianza en el trabajo realizado, proporcionándole a la empresa más espacio para innovar y tomar decisiones estratégicas

Lealtad a la marca

Una de los mayores triunfos que una marca puede tener es la lealtad de los clientes, y eso ciertamente sucede con quien se dedica al brand equity.

Esta lealtad comienza con el retorno del cliente, que con el tiempo se transforma en defensor, interactuando en los canales de comunicación de la marca y recomendando a otros el producto o servicio.

No es necesario mucho esfuerzo para entender que esto representa un beneficio mucho mayor, ¿verdad?

Al final, además de atraer nuevos clientes de forma orgánica y gratuita, los defensores de marca tienden a tener un ticket promedio más alto.

Ejemplos prácticos de brand equity en acción

Para que puedas entender aún mejor el papel del brand equity para una empresa, vamos a considerar dos ejemplos:

Apple

Apple es uno de los mayores símbolos de cuánto el poder de una marca la diferencia en cada uno de los aspectos que citamos arriba.

La marca se diferencia de las demás en cada detalle, empezando por los nombres de los productos: Nada de notebooks, tablets o smartphones, ¡Apple vende macbooks, iPads e iPhones!

Además, comparando las especificaciones de sus aparatos con los competidores, Apple no siempre lleva la mejor.

Sin embargo, sus productos – que cuestan un valor mucho más alto – continúan entre los más vendidos y deseados del mercado.

Otro detalle es que el valor de mercado de los productos de Apple casi no reduce, incluso después de muchos años. ¡Todo esto porque la marca es una de las más valiosas del mundo!

Dudalina

Dudalina es una de las marcas más famosas y deseadas de la moda brasileña en la actualidad, gracias al trabajo de branding y valorización de los productos que la empresa viene haciendo.

Por medio de ese trabajo, las camisas de la Dudalina salieron de Santa Catarina a todo Brasil y ahora están distribuidas en tiendas de todo el mundo.

Además, la marca es una de las más pirateadas de Brasil, tan grande en busca de los artículos altamente detallados, que se convirtieron sinónimo de lujo y sofisticación.

¿Será que Dudalina tiene una estrategia agresiva de venta directa en línea? No, pero tiene un posicionamiento acertado, enfocándose en el nicho a que busca atender.

Aunque las empresas citadas vendan productos más caros, esa es solo una demostración de lo que el brand equity puede hacer, y de ninguna manera excluye a las empresas que tratan con artículos más baratos.

Incluso porque pensar que el papel del brand equity es aumentar el precio de los productos es un gran error.

Prueba de ello es que algunas de las marcas más valiosas del mundo son de productos baratos y extremamente populares.

El objetivo final es hacer que la marca sea vista por otros como es vista internamente, y que se destaque en ello. ¿Cómo?

Si la idea es vender productos premium, el público necesita ver la marca como premium. Si la mira es en las masas, tiene que ser vista como accesible.

Brand equity en el marketing digital

¿Puedes imaginar una marca fuerte que no tenga ningún tipo de presencia digital hoy en día? Por eso, el marketing digital es indispensable para un buen brand equity.

Por lo tanto, debes estar atento a los siguientes aspectos que dejarán tu marca más fuerte en el mundo virtual:

El mensaje correcto

Toda marca que se precie necesita pasar un mensaje fuerte y que cree una identificación con el público.

De esa forma, descubrir cuál es el mensaje correcto en tu caso es el primer paso para desarrollar una relación con tu audiencia y fortalecer tu marca.

Esto requiere la elaboración de una planificación de marketing de contenidos, a fin de establecer una línea de comunicación adecuada, que sea relevante e interesante para las personas que la empresa desea atraer.

Selección de canales

Después de descubrir cuál es el mejor mensaje y elaborar una planificación de contenido para transmitirla es importante elegir los canales en los que la marca estará presente.

La idea de que hay que estar en todas las redes sociales para tener éxito en línea es un gran mito. Es importante ir donde tu público está, o sea, usar las redes sociales que él utiliza.

Además, el blog corporativo es el mejor canal para mantener tu acervo de contenido y estrechar la relación con las personas.

Voz y tono de la conversación

Muchas empresas fallan en crear una imagen fuerte ante el público, incluso invirtiendo seriamente en producción y distribución de contenido a través de canales populares. ¿Por qué?

Porque un elemento fundamental es la manera en que se lleva a cabo la conversación con la audiencia. En otras palabras, la voz y el tono deben ser cuidadosamente pensados ​​para provocar reacciones positivas.

Imagina una conversación personal. A nadie le gustaría hablar con alguien que cambia de humor de una hora a otra, ¿no es verdad?

De la misma forma, la marca necesita ser consistente en la forma de comunicarse para no acabar sorprendiendo a los fans.

Actividad frecuente

Otro punto esencial es la frecuencia con que el contenido se presenta al público. La producción de un material cada seis meses no es suficiente para fidelizar al público y crear una idea positiva de la marca.

Es necesario ser regular y tener una producción continua, que alimente el interés de ese público y lo permita acercarse a la marca cada día para aprender más.

Por presentar un mensaje fuerte y coherente, con regularidad, en canales bien escogidos, tu marca podrá usar todo el poder del marketing digital para convertirse en la primera elección de los clientes potenciales.

La inversión en el brand equity es de vital importancia para transformar un negocio común en una potencia de mercado. Planificarse bien y hacer buen uso del marketing digital es todo lo que tu empresa necesita para abrir el cofre de oro que solo las grandes marcas logran alcanzar.

¿Quieres saber más sobre el Marketing Digital? ¡Descarga nuestra guía completa sobre el tema!

banner marketing digitalPowered by Rock Convert

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *