Hacker: que es, que hace y como puede atacar tu sitio web

Una invasión hacker puede comprometer no solo los datos de tu empresa, sino también afectar a tus visitantes y hacer que la navegación sea insostenible. Por lo tanto, aprender los diferentes métodos usados por los cibercriminales es fundamental para tomar medidas efectivas de protección digital.

hacker

    Internet es un sistema en pleno y acelerado desarrollo. Cuando comenzó a imponerse el Marketing Digital era muy diferente, con páginas que tardaban minutos en cargarse y una funcionalidad extremamente limitada. Por ejemplo, la practicidad proporcionada por WordPress era inimaginable.

    A pesar de ello, hay una figura que acompaña – y asusta – al usuario digital desde los albores de internet: el hacker. A medida que la red se desarrolla y genera más recursos para los usuarios y para las empresas, como la posibilidad de almacenar grandes cantidades de datos valiosos, los hackers también mejoran sus técnicas.

    Pero, al fin y al cabo ¿qué es un hacker y cuál es la amenaza real que representa para la seguridad de tu sitio web y de tus datos? ¿Cómo protegernos? Creamos esta publicación justamente para responder estas y otras cuestiones que suelen generar muchas dudas en el medio corporativo. Aquí encontrarás los siguientes contenidos:

    ¡Continúa leyendo hasta el final y entérate a detalle!

    ¿Qué es un hacker?

    En primer lugar, es importante señalar que, cuando nos referimos a un hacker, no siempre estamos hablando de un criminal digital. El uso de este término está creciendo para referirse a personas o profesionales que tienen habilidades consideradas avanzadas en algún tipo de conocimiento.

    Si tienes experiencia con la gestión de Marketing Digital, por ejemplo, ya debes haber escuchado hablar de growth hacker, profesional cuyo trabajo es buscar oportunidades para acelerar el crecimiento de la empresa. En este artículo, no abordaremos aspectos acerca de este tipo de hacker.

    Nuestro hacker es indeseable. Al igual que el señalado anteriormente, sus actividades se limitan a encontrar lagunas, es decir, fallas de seguridad. De esta manera, puede acceder a información restringida y a los sistemas de otras personas. En muchos casos, también puede realizar cambios de forma remota en los programas y en los dispositivos conectados al sistema pirateado.

    Quizás te estés preguntando: ¿cuáles son las motivaciones de un hacker? De hecho, podemos decir que varían mucho. Hay raros ejemplos de ataques cibernéticos impulsados ​​por ideales, válidos o no. Este es el caso de las filtraciones de información confidencial lideradas por el grupo conocido como Anonymous.

    En otros casos, la motivación puede ser económica, para beneficiarse de la venta de información o, incluso, del uso de los recursos económicos de la persona invadida. ¡Sigue leyendo para obtener más información sobre lo que implica un ataque hacker!

    ¿Qué hace un hacker?

    Para ser un hacker, es imprescindible desarrollar el conocimiento en el área. Por este motivo, podemos suponer que los hackers dedican, al menos, algún tiempo a adquirir conocimientos por medio de la experiencia o del estudio profundo del funcionamiento de determinados sistemas.

    Si es capaz de encontrar una brecha en la seguridad de un sitio web, el pirata puede entrar a tu base de datos, realizar cambios, filtrar información y mucho más. A medida que nuestra vida diaria está llena de procesos cada vez más digitalizados, la gama de opciones para el hacker aumenta.

    Piensa, por ejemplo, en los sistemas que gestionan hogares inteligentes, como Amazon Echo. En el caso de que logre accederlo, el delincuente puede controlar todo lo conectado al sistema, desde la iluminación de la casa hasta el funcionamiento de los electrodomésticos. Peligroso, ¿no?

    Por supuesto, las cosas no son tan fáciles. Las grandes empresas de tecnología, en especial, Amazon, invierten mucho en la seguridad de sus sistemas, precisamente para evitar que se vuelvan vulnerables a los ataques y, por ende, pierdan la confianza ante el público.

    El ejemplo, sin embargo, es interesante para estimular las casi infinitas posibilidades de acción que tiene un hacker. Dos investigadores de seguridad, Runa Sandvik y Michael Auger, demostraron que incluso los rifles de alta precisión pueden hackearse y controlarse de forma remota.

    Por supuesto, hasta ahora, hemos centrado nuestra atención en el panorama general, pero ya puedes hacerte una idea de lo dañino que puede ser un ataque de hackers para una empresa, ¿verdad? Entonces, ¿cómo protegernos? Para comenzar, debes comprender cómo funcionan estos ataques. ¡Fíjate en el próximo tema!

    ¿Cómo funciona un ataque hacker?

    Como puedes imaginar, no existe una forma homogénea de ataque cibernético. Sin embargo, podemos decir que la mayoría de ellos ocurren a partir de la identificación de una falla en un software. De hecho, no siempre es justo clasificarlos como errores, sino más bien como lagunas.

    El momento en que un software «abre sus puertas» para recibir o enviar el archivo, por más rápido que sea, puede ser la oportunidad que el hacker necesita para invadir el sistema. Muchos de ellos hacen esto creando un archivo falso que ingresa al programa como si fuera otro dato común de la operación.

    Para que comprendas mejor la diversidad presente en los ataques hackers, hemos separado algunos de los más comunes para que los conozcas y, así, comiences a prevenirlos. ¡Síguenos!

    Caballo de Troya

    El ataque del Caballo de Troya es uno de los ataques más comunes en internet y hace honor a su nombre. El término hace referencia al mítico sitio de Troya cuando, para invadir la ciudad, los griegos fingieron retirarse y dejaron de obsequio un enorme caballo de madera, que tenía en su interior un grupo de soldados griegos.

    Volviendo al concepto de los hackers, la idea es similar. El malware accede a la máquina haciéndose pasar por un archivo inofensivo. Una vez dentro del equipo, se propaga y tiene el potencial de dominar todo el sistema, espiando y robando datos.

    Aunque es destructivo, es un ataque relativamente fácil de evitar. Además de contar con los software enfocados en evitarlos, puedes invertir en capacitación para que tu equipo aprenda a identificar y evitar archivos que se consideren sospechosos.

    DDoS

    DDoS es la sigla de Distributed Denial-of-service, que se puede traducir libremente como Negación de servicio distribuido. La idea de este ataque es sobrecargar el servidor, provocando una enorme lentitud y haciendo prácticamente imposible la navegación.

    En muchas ocasiones, unataque DDoS crea un mecanismo para redirigir al visitante de un sitio web a otro, administrado por hackers. Para evitarlo y mantener la reputación de la empresa, es fundamental garantizar la seguridad del DNS.

    Para hacer esto, el hacker usa varias fuentes – de ahí el término «distribuido» – para optimizar el flujo de tráfico en un servidor a niveles insostenibles. Si tu sitio web recibe un ataque DDoS, por ejemplo, puede volverse inaccesible para el acceso público, una vez que estará congestionado con accesos «fantasmas».

    Phishing

    Este término viene del inglés y significa pescando, sin duda una analogía apropiada para este tipo de ataque hacker, que consiste en lanzar trampas con la esperanza de lograr sus objetivos.

    Generalmente realizada por email, esta técnica utiliza la ingeniería social para engañar al destinatario e influir en él para que ponga a disposición algún tipo de datos de manera voluntaria. En un ejemplo básico, el hacker puede hacerse pasar por el director de un banco para adquirir información sobre la cuenta de la víctima.

    En la misma proporción que es común, es posible prevenirlo con extremada eficiencia. De hecho, las orientaciones básicas acerca de seguridad en internet, por lo general, suelen ser suficientes para prevenir este tipo de ataque.

    Ataque de fuerza bruta

    No todos los métodos hackers tienen que ver con trampas o con estrategias para introducir malware en un sistema. Algunos se basan simplemente en ataques de fuerza bruta. En una concepción más amplia, podemos usar como ejemplo a un ladrón que, al intentar abrir una caja fuerte, simplemente prueba todas las combinaciones posibles.

    En el entorno digital, esto se relaciona directamente con tus credenciales y contraseñas de inicio de sesión. Cuando se involucra en este tipo de práctica, el criminal intenta, usando una estrategia de prueba y error, obtener la combinación necesaria para entrar a tu sistema.

    Parece un trabajo enorme y, en efecto, lo es. Sin embargo, muchos hackers utilizan aplicaciones especializadas para acelerar este proceso probando diferentes combinaciones en poco tiempo. Algunas prácticas pueden prevenir este tipo de ataque como:

    • establecer un límite en los intentos de inicio de sesión;
    • estructurar la autenticación de dos factores;
    • implementar captcha;
    • usar contraseñas largas y complejas.

    ¿Cómo puede un hacker atacar a una empresa?

    Además de las técnicas mencionadas en el tema anterior, los hackers pueden utilizar varias otras formas de ataque. Esto significa, en definitiva, que la seguridad virtual de tu empresa depende de una protección total, que elimine las posibilidades de una invasión criminal.

    Aun así, sabemos que muchas empresas padecen este tipo de problemas. Comprender el motivo que posibilita estas intrusiones es importante para mejorar continuamente la estrategia de seguridad digital. Al fin y al cabo, la capacidad destructiva que contiene este tipo de ataque no es ningún secreto.

    Esta realidad lleva a muchos emprendedores a centrarse principalmente en el software de protección contra hackers. Aunque, por lo general, resulte eficaz, esta solución puede resultar inútil si no se acompaña de otras medidas, puesto que estos ataques pueden ocurrir de varias formas, empezando por fallas y errores humanos.

    Los datos de una empresa pueden verse comprometidos debido a la acción individual de un empleado que puede accederlos. Si cae en un intento de phishing o, por descuido, instala un Caballo de Troya, la gestión puede tardar un poco en identificar la invasión, lo que dificulta las medidas de combate.

    Asimismo, es importante tener en cuenta que este tipo de invasiones no siempre ocurre de forma remota. Las empresas con excelentes protocolos de seguridad digital también garantizan la protección de sus hardwares. De este modo, los dispositivos que contienen información confidencial se mantienen aislados y sellados.

    Por lo tanto, es fácil concluir que una empresa que quiera protegerse contra los ataques de los piratas informáticos debe prevenirse en todos los frentes. A continuación, presentamos algunos ejemplos más específicos de los ataques más comunes en el entorno corporativo. ¡Sigue leyendo!

    ¿Cuáles son los ciberataques más habituales en las empresas?

    No es una novedad que los datos se encuentran entre los activos más valiosos de cualquier empresa, por lo cual, protegerlos debe ser una prioridad. Sabiendo esto, los ciberdelincuentes centran sus esfuerzos en accederlos, ya sea para revenderlos o para utilizarlos con otros fines.

    Es necesario comprender que los datos de la empresa no siempre son el objetivo final, sino el medio para que el hacker logre algo más. Si alguien puede acceder a tu cuenta en una red social, por ejemplo, puede hacerse pasar por ti para engañar a tus seguidores.

    En el contexto de las empresas, el phishing también es una práctica que sigue teniendo gran relevancia. ¿Recuerdas el ejemplo que vimos, en el que el hacker se haría pasar por el director de un banco para obtener datos bancarios? En una corporación, puede hacerse pasar por el director financiero para solicitar transferencias, por ejemplo.

    Otro tipo de procedimiento que tiene el poder de generar grandes pérdidas, es el llamado Ransomware, que funciona como una especie de rapto virtual. El cibercriminal accede y bloquea todos o parte de los archivos en el servidor y exige un rescate, generalmente, pago en criptomonedas.

    ¿Cómo evitar que tu empresa sufra un ataque hacker?

    Como has visto, el hacker tiene la capacidad de generar pérdidas y grandes quebraderos de cabeza para los directivos y cualquier persona involucrada con la seguridad digital de la empresa. La buena noticia es que hay varias formas de prevenir un ataque. ¡Ahora vamos a comentar los principales!

    Inserta la seguridad de los datos en la cultura de la empresa

    Es inútil protegerse de los ataques hackers si tus empleados no están preparados para hacerlo, especialmente aquellos que tratan directamente con los datos, sitios web y otros activos digitales de la empresa. Por este motivo, vale la pena investigar el nivel de conocimiento de los equipos sobre el tema y enfatizar su importancia.

    Es importante que esto se introduzca en la cultura de la empresa, desde conferencias, materiales institucionales, cursos de formación, etc. De esta manera, todos serán menos susceptibles a los intentos de los hackers.

    Actualiza el sistema con frecuencia

    Nunca pospongas ni rechaces una actualización sugerida por el software que utilizas, pues son recursos utilizados por los desarrolladores para mejorar el servicio, principalmente a través de la corrección de fallas. Si no se solucionan, estas lagunas pueden ser la vía de entrada para el hacker.

    Establece una política de creación de contraseñas

    Suena trivial, pero es un hecho que muchas empresas protegen su información con contraseñas demasiado sencillas y fáciles de memorizar.

    Efectivamente, esta es una práctica que debe evitarse mediante la definición de una política para la creación de contraseñas que se consideren seguras con la finalidad de descartar la posibilidad de ataques de fuerza bruta.

    Vale la pena utilizar caracteres especiales, números y letras mayúsculas y minúsculas. Asimismo, para fortalecer la seguridad, es importante trabajar con autenticación de dos factores siempre que sea posible.

    Prioriza a la seguridad en el hospedaje de tu sitio web

    A la hora de elegir un servicio de hosting para tu sitio web, considera, en especial, las condiciones ofrecidas en cuanto a seguridad. Es importante priorizar los servicios que tienen recursos capaces de identificar y eliminar rápidamente las amenazas potenciales.

    Un host que cuente, por ejemplo, con una aplicación de firewall, puede monitorear todo el tráfico del sitio web y verificar el origen de tu acceso. Con la ayuda de tecnología de punta, es posible mantener la seguridad de los datos y, al mismo tiempo, garantizar la estabilidad de la página.

    El hacker representa una amenaza para cualquiera que utilice internet para realizar transacciones o simplemente almacenar información. Cuando hablamos de la empresa, el daño puede ser aún más significativo. Por este motivo, es fundamental priorizar la seguridad digital en cualquier tipo de gestión.

    Si quieres profundizarte y adquirir más conocimientos acerca de la seguridad en internet, ¡lee ya mismo nuestro post Seguridad Web: revisa los factores claves para tener un sitio web seguro y sólido!

    Cuota
    Ivan de Souza Rock author vector
    Editor en jefe internacional de Rock Content y consultor de marketing digital, fascinado por el marketing de contenidos y admirador de la cultura japonesa.

    Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog

    Recibe acceso de primera fuente a nuestras mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

    Related Posts

    ¿Te gustaría recibir más contenido de altísima calidad como este y de forma totalmente gratuita?

    ¡Suscríbete para recibir nuestros contenidos por e-mail y conviértete en un miembro de la Comunidad Rock Content!

    Nuestro sitio web está optimizado para cada país en el que operamos.

    Ir al sitio web en español ->