Por Gabriela Benfica

Analista do Sucesso de Parceiros na Rock Content

Publicado el 20 de mayo de 2019. | Actualizado el 15 de julio de 2019


Un plan de contenidos es el conjunto de información que se registra y documenta para orientar las acciones de una estrategia de Marketing de Contenidos, definiendo cuáles serán publicados, sus objetivos y respectivas fechas de lanzamiento.

Sin importar el segmento al que se dedica tu negocio, si quieres trabajar con Marketing de Contenidos, es imprescindible contar con un plan de contenidos.

El Marketing de Contenidos puede ser utilizado para alcanzar diferentes objetivos en cada canal que compone la estrategia, y para eso es necesario entonces reconocer a cuál resultado se quiere llegar.

Cuando no tenemos un plan de contenidos es posible que improvisemos o realicemos suposiciones que solo el tiempo podrá mostrar qué tan acertadas eran o no.

Tener un plan de contenidos puede auxiliarnos a disminuir el margen de error para que, de esa forma, alcancemos el objetivo que pretendemos con nuestra estrategia de Marketing de Contenidos.

Si quieres aplicarla a tu empresa y entender por qué necesitas un plan de contenidos, cómo implementarlo y los riesgos que se pueden correr al no tener uno, acompáñame durante los próximos minutos para entenderlo mejor y empezar a crear materiales inolvidables para tus clientes potenciales.

¿Por qué es necesario un plan de contenidos?

Piensa por un momento ¿cuál de las conquistas en la historia de la humanidad se hubiera logrado sin tener un plan? Tal vez ninguna ¿verdad?

Entonces es importante que entiendas que un plan de contenidos va a ayudarte en diferentes aspectos de una estrategia de marketing, como por ejemplo:

  • asociar acciones claras a los objetivos definidos;
  • anticipar posibles dificultades que surjan en el camino;
  • reconocer diferentes momentos en los que la estrategia puede variar;
  • conocer a profundidad la buyer persona de tu producto o servicio;
  • establecer un proceso de compra que lleve los visitantes a convertirse en clientes;
  • verificar los recursos y el presupuesto disponibles.

Un plan puede ser visto como un puente que te permite llegar a diferentes lugares dentro de tu estrategia de contenidos, y que al estar consolidado va a ayudarte a crecer con tu estrategia de marketing digital al mismo tiempo.

Crear contenidos y publicarlos sin una razón específica, sin conocer el público al que se los ofreces y sin saber cuál es el resultado esperado puede ser perjudicial.

Tener un plan puede ser visto, al inicio, como algo que demanda mucho esfuerzo, pero piensa que puede darte más trabajo recuperar el tiempo perdido por no haber planificado antes.

¿Qué incluye un plan de contenidos?

A continuación te mencionaré qué debe tener un plan de contenidos para responder a un estrategia de marketing.

Si piensas que no tienes todo lo necesario no te preocupes, lo importante es reconocer con que puedes empezar hoy e ir avanzando hacia los resultados.

Análisis FODA de la estrategia

Aquí me refiero al conocimiento de todo lo que significa una debilidad, oportunidad, fortaleza y amenaza para la empresa (análisis FODA) para la puesta en marcha de una estrategia de contenidos para la empresa.

Plantilla de presentación para análisis DOFA

¡Deja tu email y recíbela gratuitamente!


Investigación de mercados

Conocer cuáles son las referencias dentro del segmento de negocio y las acciones que están siendo desarrolladas, puede traer bastantes ideas de lo que va a incluir este plan, acciones que ya existan y se puedan mejorar u oportunidades en alternativas que no se han creado.

Definición de la buyer persona

La creación de contenidos debe tener un gran conocimiento previo del nicho de mercado al cual se va a dirigir.

El plan debe ser orientado a la buyer persona, que representa el perfil del cliente ideal que se quiere alcanzar en la estrategia. Para eso es necesario tener en cuenta información sobre los siguientes factores:

  • deseos y necesidades del cliente ideal;
  • sexo;
  • edad;
  • hábitos de consumo;
  • aspiraciones profesionales e individuales;
  • canales en los que suele consumir contenidos;
  • perfil económico;
  • entre otros.

Por ejemplo, para comenzar debemos saber si nuestro público son empresas o personas físicas y en qué región se ubican, pues esta información permitirá definir el tono de comunicación que tendrán los contenidos.

¡Conoce nuestro generador gratuito de Buyer Personas! 👇

generador de personasPowered by Rock Convert

Búsqueda de palabras clave

Es elemental definir cuáles serán los términos en los que se basarán los contenidos creados.

Para eso, hay que descubrir qué keywords buscaría un usuario en Google que pueda llegar a encontrar valor en el contenido creado por tu empresa.

Al final, una estrategia de contenidos que no se organiza en torno a las palabras clave y al SEO puede perder muchas oportunidades de conversión de clientes, pues los buscadores son puntos de contacto importantes de los usuarios con las empresas que les pueden resolver los problemas.

Para realizar esta búsqueda algunas herramientas son útiles, como las siguientes:

Conocimiento del segmento de mercado

Una de las ventajas más grandes del Marketing de Contenidos es el posicionamiento de nuestro negocio como una referencia en el segmento que opera. Conocer las últimas tendencias, lo más buscado y las novedades será un diferencial también en los contenidos a crear.

Elaboración del calendario editorial

Considerar las fechas para crear y publicar los contenidos creados, teniendo en cuenta los recursos disponibles y también los hábitos de consumo de información del público, factores como horario y frecuencia.

Este recurso también es fundamental para garantizar que no se publicarán contenidos duplicados o que cualquier idea de publicación se pierda en el tiempo, pues permite documentar la estrategia realizada.

estrategia de contenidos

¿Qué riesgos se corren al no tener un plan de contenidos?

No planificar en general puede perjudicar diferentes partes de la empresa y, en el caso específico del Marketing de Contenidos, no planificar las publicaciones de una estrategia puede provocar:

Visión limitada de la jornada del cliente

Crear varios contenidos sin valor, con palabras de relleno y que no están relacionados entre sí, suele ser también un error causado por la falta de planificación de contenidos, pues si no resuelven una necesidad concreta del usuario acaban siendo inútiles.

Vale la pena recordar que incluso los buscadores de internet ya se han dado cuenta de que un contenido valioso no es aquél que contiene innumerables repeticiones de una palabra clave, sino que es el que trasmite información relevante y completa sobre determinado tema.

Por eso es necesario tener clara la jornada del usuario hasta que se convierta en visitante, luego en lead, luego en cliente.

Con este concepto bien definido, podrás entregarle contenidos adecuados a las diferentes fases de la jornada en que se encuentra (atracción, consideración y decisión) y aumentarás tu posibilidad de atraer oportunidades de negocio.

banner jornada del clientePowered by Rock Convert

¿Cómo evitarlo?

Elabora un plan que te ayude a dar dos pasos atrás para visualizar:

  • cuáles son los problemas que tus contenidos van a resolver,
  • el mejor formato para ellos,
  • las palabras clave que contendrá el texto y
  • el objetivo que cumple cada contenido en tu estrategia.

Otra acción indicada es asociarlos con otros contenidos que lo complementen y ayuden a convertir visitantes en leads e, incuso, en clientes.

Sensación de que los contenidos no sirven

No tener un propósito para el contenido que elaboramos, o que este simplemente carezca de valor, puede llegar a generar la sensación de esfuerzos desperdiciados por algo que muchas veces no conseguimos entender.

¿Cómo evitarlo?

Contar con un plan ayuda a definir los objetivos por los cuales cada contenido o grupo de ellos va a ser creado.

  • ¿Qué tipo de contenido consume usualmente mi buyer persona?
  • ¿Qué medios voy a usar para su divulgación?
  • ¿A qué personas les servirá este contenido?
  • ¿Qué espero obtener por x cantidad de recursos que estoy usando para su creación?

Dichas preguntas pueden darle sentido a consolidar un plan de contenidos.

Falta de orden en ideas y procesos

En ocasiones no contar con un plan puede hacernos sentir que las cosas que hicimos no tienen un orden lógico, que estamos improvisando demasiado o que se están haciendo las cosas simplemente por cumplir con el deber.

¿Cómo evitarlo?

Para llegar a un objetivo es necesario establecer procesos que definan una secuencia lógica a seguir para que, de esta forma, el equipo trabaje de una manera ordenada en la creación de contenidos.

Herramientas como un calendario editorial, un programador de publicaciones en redes sociales y gestores de proyectos en grupo – como Asana o Trello – pueden resultar bastante útiles para acompañar de cerca el proceso y su progreso con relación al objetivo.

Metas mal estructuradas

Este puede ser un causante de frustración en un equipo que siente que las metas están desfasadas y que no existe una proyección realista para alcanzar los resultados o que no tienen ningún sentido según los contenidos que están creando.

¿Cómo evitarlo?

Promueve el trabajo en conjunto de los equipos de creación de contenidos y ventas.

Eso puede ajustar las expectativas del equipo de ventas a los resultados esperados con los contenidos, para eso es necesario entender qué tipo de producto o servicio ofrecemos y el tiempo del ciclo de venta.

¿Qué concluimos del tema?

Siempre se deben asociar los objetivos estratégicos del negocio a los objetivos de la estrategia de Marketing de Contenidos, de esta manera el plan tendrá mucho más sentido.

Toda estrategia implica una inversión, y la falta de planificación puede resultarte cara o darte un retorno muy bajo de los contenidos creados.

El Marketing de Contenidos no es ajeno a esto, lo que convierte a un buen plan de contenidos en una prioridad.

Cuando creamos contenidos debemos, siempre, tener en cuenta qué objetivo queremos lograr y de qué forma nuestros contenidos se complementan entre ellos, con el fin de ofrecer una experiencia y un proceso al lector que lo ayude a tomar una decisión de compra.

De la misma manera, tener en cuenta los plazos y los canales que se van a usar para publicar este contenido es fundamental para que este tenga mucha más oportunidad de ser consumido.

Así quedamos y esperamos que estos consejos te sean útiles a la hora de armar una estrategia de materiales en tu blog corporativo.

Entonces, ¿listo para empezar a crear un plan de contenidos? Para hacerlo hemos preparado este grandioso ebook sobre planeación de contenidos que te ayudará a crear ahora mismo tu propio plan ¡Descárgala gratuitamente!

planeación de contenidosPowered by Rock Convert

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *