Por Ángel López

Abogado, redactor & revisor de contenidos de Rock Content.

Publicado el 31 de agosto de 2019. | Actualizado el 29 de agosto de 2019


La consultoría es un servicio profesional destinado a resolver un problema de tu empresa, ayudándola a detectar falencias y lograr el aprovechamiento de distintas oportunidades para su crecimiento.

Sin embargo, es evidente que no todas las compañías tienen la misma naturaleza, por lo tanto, existen diversos tipos de consultoría para cada caso en específico.

Cuando contratamos una consultoría es porque necesitamos resolver un problema que, de alguna forma, nos excede, por ejemplo algún contratiempo que no conseguimos solucionar con los procedimientos internos de la empresa.

Por este motivo, se hace necesario recurrir a un especialista denominado consultor — generalmente externo— para que pueda indicarnos formas y caminos para detectar y resolver el problema.

En este artículo te explicaremos qué es este servicio, cuáles son sus beneficios y los distintos tipos de consultoría que existen.

¿Qué es una consultoría?

La consultoría es un servicio especializado que tiene como objetivo orientar a una empresa que está atravesando algún tipo de problema específico y que no consigue solucionarlo por sus propios medios.

Por este motivo, es que normalmente se trata de un profesional externo.

El objetivo de una consultoría — tanto pública como privada—, es brindarle a las empresas fundamentos administrativos para el desarrollo de sus actividades, metodologías de trabajo y herramientas para que puedan ejecutar procesos de forma eficiente a través del acompañamiento profesional especializado del consultor.

¿Qué hace un consultor?

Un consultor recopila información, la analiza, detecta el problema y plantea recomendaciones para resolverlo, además, ayuda a que dichos cambios puedan ser implementados efectivamente.

Para ejecutar sus labores, un consultor debe:

  • plantear interrogantes y respuestas;
  • tener amplios conocimientos del ámbito;
  • analizar, innovar y plantear soluciones;
  • argumentar, convencer y saber cómo gestionar personas y proyectos.

De esta forma, las asesorías del consultor tendrán una mayor eficacia en pro del cumplimiento de los objetivos de la empresa contratante.

A un consultor se le asigna una responsabilidad que debe ser cumplida, tipificada desde su contratación con los lineamientos, exclusiones y características del trabajo que llevará a cabo.

La Matriz RACI es una gran herramienta para que el consultor no tenga dudas sobre su área de desempeño.

¿Por qué contratar servicios de consultoría?

Para que comprendamos porqué debe ser contratada, debemos entender los variados servicios que ofrecen los distintos tipos de consultoría, ya que, estos vienen a emitir el diagnóstico y solución de los problemas que limitan el funcionamiento de la empresa.

Conoce algunos de los servicios que presta una consultoría:

Servicios de asesoría

En este caso, el profesional se encarga de apoyar al emprendedor mediante sugerencias sustentadas por sus conocimientos, trazando un plan de acción y planificando estrategias que van a ser manejadas y ejecutadas en conjunto por ambas partes.

Servicio de auditoría

Busca proporcionarle, a quien contrates para el servicio, una visión crítica de los sistemas que surja de un examen sistemático en los procesos y productos de la compañía.

Servicio de asistencia técnica

Se refiere a una asesoría que se encarga de brindar soluciones mediante los conocimientos tecnológicos, a problemas de esta misma índole.

Este servicio normalmente se aplica mediante la capacitación del personal de la empresa sobre los problemas técnicos que puedan ocurrir.

Por esta razón, en los servicios ofrecidos es que recae la importancia de la contratación, detectar y resolver problemas es fundamental para el progreso de nuestro negocio.

7 tipos de consultorías que debes considerar incorporar en tu empresa

Como anticipé en un principio, para cada situación o naturaleza de las necesidades de la empresa, existe algún tipo de consultoría especializada en el tema. Conozcamos algunas:

1. Consultoría de negocios

Un consultor de negocios es aquel profesional que se encarga del asesoramiento en la gestión, elaborando una estrategia para las organizaciones con la finalidad de analizar y proporcionar soluciones a los problemas administrativos.

2. Consultoría de marketing

La consultoría de marketing crea estrategias y planes para lograr darle valor al producto y, así, poder satisfacer las necesidades de cualquier mercado con objetivo de lucro.

Su forma de trabajo es identificar las potenciales técnicas que deben ser aplicadas para lograr un mejor reconocimiento de tu marca, rentabilidad y la cantidad de ventas y, de esa forma, generarle el mayor beneficio a la empresa creando una planificación estratégica para retomar el camino del éxito.

3. Consultoría de ventas

Los consultores de ventas, son especialistas que se encargan de dar asesorías a las empresas con el fin de que puedan aumentar sus ingresos optimizando los procesos comerciales de negocios.

4. Consultoría en comunicación organizacional

Se encarga de mejorar el flujo de comunicación entre los diferentes procesos de una organización, ya sean de forma jerárquica o a niveles internos o externos de la empresa. Fomentando, de esta forma, el desarrollo organizacional en todos los niveles de la compañía.

5. Consultoría financiera

En este tipo de consultoría, el profesional ofrece al empresario sus conocimientos para lograr una mejoría en el manejo de los recursos económicos de la compañía.

6. Consultoría de especialización

Se encarga de generar rédito de un grupo de consumidores con intereses similares.

Además, la consultoría de especialización también se basa en explorar esa parte del mercado que se encuentra poco atendida o que no le han demostrado suficiente interés, es decir, se enfoca en el nicho de mercado, el cual, ayuda a encontrar nuevas oportunidades en el mercado dentro de ese grupo diminuto e inexplorado.

7. Consultoría legal

Es la que brinda distintos tipos de recomendaciones jurídicas a la empresa, ya sean contractuales, mercantilistas, civiles o penales. La empresa debe estar ajustada al marco legal que la regula, de lo contrario, resultaría imposible que pudiese operar.

¡Hemos finalizado!

Como pudiste observar a lo largo del artículo, contratar una consultoría es fundamental en el desarrollo de nuestra empresa, adquirir este tipo de servicios brinda mayores posibilidades de seguir adelante, resolver problemas y a no desperdiciar ninguna ocasión en pro del rendimiento de nuestra compañía.

Antes de terminar, te invito a leer este artículo que fue escrito por una consultora de Rock Content, trata sobre las ventajas del Marketing Digital. ¡Buena lectura!

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *