Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 10 de septiembre de 2018. | Actualizado el 29 de marzo de 2019


Hoy en día es casi imposible gestionar una empresa sin considerar el impacto del Internet para los negocios. No es casualidad que el marketing se haya vuelto tan dinámico y técnico en los últimos años.

Un equipo de marketing digital completo necesita profesionales especializados en este entorno, para explorar las innumerables posibilidades y enfrentar los retos que surgen con ello.

Si lo piensas, tu sitio, blog, landing pages, cualquier otra página o incluso los sistemas internos necesitan alguien que los mantenga funcionando, ¿no es así?

Este es el papel del desarrollador web ¿Te interesa descubrir cómo funciona el trabajo de este profesional? ¡Entonces vamos a mostrarte todo lo que necesitas saber!

En este artículo aprenderás:

  • qué es lo que hace un web developer;
  • por qué es tan importante tener un desarrollador web en tu empresa;
  • cuánto gana un web developer;
  • cuáles son las habilidades que un buen desarrollador web debe tener.

¿Qué hace un desarrollador web?

Básicamente, el papel de un web developer es programar sitios web y aplicaciones en línea para la empresa.

Esto requiere gran conocimiento de diferentes herramientas, técnicas y conceptos de desarrollo, puesto que es un área que no para de evolucionar.

Podemos dividir las tareas de un web developer en 4 áreas distintas:

  • desarrollo front-end;
  • desarrollo back-end;
  • configuración de bases de datos;
  • manutención del sitio en el servidor.

Vamos a profundizar más en cada una de estas tareas para comprender exactamente qué es lo que está incluido en el día a día de un desarrollador web.

Front-end

La programación front-end se refiere a las partes del sitio que el usuario ve y con la cuales interactúa. Esta parte del sitio es controlada por el navegador que el visitante utiliza.

Es por eso que el mismo sitio a veces tiene algunas diferencias — variaciones del mismo tono de color, detalles diferentes en algunos elementos, etc. — de un navegador a otro.

Parte del trabajo del web developer es garantizar que la experiencia del usuario sea agradable y similar en todos los principales navegadores.

Los principales lenguajes involucrados en el front-end son:

  • HTML;
  • CSS;
  • Javascript, con sus muchas variaciones y bibliotecas, como jQuery.

Back-end

El back-end, en cambio, involucra la parte más pesada del sitio, y tiene que lidiar con varias informaciones importantes, como datos y preferencias personales de los usuarios.

Para ayudarte a entender la situación vamos a un ejemplo práctico: accedes a un sitio web para comprar entradas para aquella película que estabas esperando desde hace mucho tiempo.

Como ya hemos visto, la parte con la que interactúas, la interfaz del sitio, es la parte de front-end. Pero, ¿qué decir de toda la lógica detrás de la compra — elección de los lugares, pago, confirmación de la petición y así sucesivamente?

Todo esto compone el trabajo del back-end, y engloba una comunicación constante y segura entre la aplicación, el servidor e, inclusive, aplicaciones externas (como los proveedores de pago).

Bases de datos

Cuando un sitio web necesita la parte de back-end — solo los más simples utilizan el front-end — es natural que se necesite un lugar para guardar todos los datos que se van recopilando.

Este es el punto de partida para las bases de datos, con las que el web developer necesita tener mucha familiaridad.

Esta parte de la aplicación se ocupa de la información más sensible e importante, por lo que no es cualquiera que pueda ser responsable de ella.

Manutención en el servidor

La manutención en el servidor es la parte más obvia de la labor: todo lo que se construye necesita trabajo de manutención, y no es diferente con los sistemas web.

Cualquier actualización en la interfaz del sitio, el cambio de lógica en la base de datos o la corrección de seguridad en el back-end forman parte del cotidiano del desarrollador web.

¿Por qué es importante tener un desarrollador web en tu empresa?

Al haber tantos freelancers calificados en el mercado, muchos pueden considerar este modelo más relevante y ventajoso que tener un desarrollador web a tiempo completo.

Por supuesto, cada empresa necesita evaluar su necesidad con cuidado, pero hay muchas ventajas de contratar a un desarrollador web de manera integral para formar parte de tu equipo de marketing.

Esta actitud está lejos de ser un capricho, pero puede ayudar mucho en la conquista de resultados para el negocio. Observa estos 3 motivos para tener un desarrollador web integrando tu equipo:

Mayor conocimiento sobre el producto

Un desarrollador dedicado al mismo proyecto por un largo tiempo naturalmente tendrá más conocimiento sobre dicho proyecto que alguien contratado por un corto período.

Este conocimiento se convierte en decisiones mejores y más rápidas, ya sea para mantener el producto como está o hacer agregarle cambios drásticos.

Mayor eficiencia en proyectos a largo plazo

Si el profesional desea quedarse en la empresa por un largo tiempo, ¿por qué se centraría solo en los resultados a corto y mediano plazo?

Esta es otra ventaja de contar con un desarrollador web a tiempo completo: mirar más atentamente a largo plazo, y tomar decisiones que se mostrarán exitosas más adelante.

Agilidad en la creación de soluciones tecnológicas

En ciertos momentos hay que hacer cambios urgentes en el sitio para mejorar las conversiones.

Tanto si se trata de algunos retoques en el diseño o la corrección de fallos operativos, no siempre es tan rápido encontrar un freelancer confiable y disponible para el servicio.

Con un desarrollador web disponible, no solo no necesitarás esperar, sino que también es muy probable que él se adelante a ese tipo de situación y evite estas emergencias.

Tener un web developer trabajando en tu empresa puede ser realmente decisivo para el éxito de tu estrategia de marketing digital.

De este modo, tus canales digitales estarán siempre actualizados con la mejor tecnología para involucrar a los clientes de forma precisa.

¿Cuánto gana un web developer?

Un estudio realizado por Skylab Coders muestra el promedio salarial de ese profesional.

Con una variación de entre U$D 26000 – U$D 45000 brutos anuales, el promedio se sitúa en torno a U$D 30000 anuales, o 2500 dólares mensuales.

No es una variación pequeña, ¿verdad? En este caso, las ganancias van a depender de varios factores, como la región en que la empresa está situada, el perfil de la vacante y la capacitación del profesional.

¿Cuál es la calificación necesaria para ser un desarrollador web?

Es esencial que un desarrollador web tenga las siguientes calificaciones:

  • Graduación (ciencia de la computación o desarrollo de sistemas) o experiencia práctica en el área;
  • Tener un nivel profundo de conocimiento de los lenguajes y procesos internos de desarrollo;
  • Acompañar los principales patrones y el concepto de la industria del desarrollo.

¿Cuáles son las habilidades que un desarrollador web necesita tener?

Algunas de las habilidades esenciales para un desarrollador web son:

  • conocimiento en varios lenguajes de programación para la web;
  • dominio de herramientas de control de versiones, como Git;
  • experiencia con diseño responsivo;
  • entender las mejores prácticas de SEO para aplicar en el código;
  • creatividad y atención en los detalles;
  • habilidad de organización (del código en sí, documentación del proyecto, etc.);
  • perfil de investigador y adaptación a los desafíos de un proyecto;
  • lidiar bien con plazos y ámbitos definidos;
  • deseo constante de aprender;
  • mente para solucionar problemas.

¡Ahora que ya sabes todo lo que necesitabas sobre el desarrollador web, te invitamos a que leas nuestro artículo sobre el movimiento de transformación digital que ha hecho que este profesional sea uno de los más solicitados del mercado!

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *