Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 8 de junio de 2019. | Actualizado el 12 de septiembre de 2019


Las dinámicas grupales son actividades colectivas que tienen el objetivo de promover la integración entre los miembros de un grupo.

Hacer buena gestión del equipo requiere que los coordinadores y profesionales de recursos humanos conozcan algunos trucos. Uno de ellos, es la dinámica grupal, una actividad capaz de integrar empleados y desarrollar nuevas perspectivas y habilidades, de acuerdo con las necesidades y objetivos de la empresa.

Independiente del tamaño de la empresa, cada gerente debe ser muy cuidadoso y hábil para trabajar con los empleados, después de todo, debe crear un ambiente cómodo con un excelente clima organizacional, donde las personas se sientan motivadas y cómodas para dar lo mejor de sí mismas.

El uso de dinámicas grupales se ha vuelto común y ha demostrado ser muy efectivo en esta tarea, haciendo que cada vez más personas adopten esta idea y apliquen diferentes ejercicios dentro de la empresa.

¿Quieres aprender más sobre las dinámicas grupales?

¡Sigue leyendo!

¿Qué son las dinámicas grupales y cuáles son sus beneficios?

Las dinámicas grupales, son actividades que pueden mejorar la colaboración y el compromiso de las personas en diferentes contextos.

Cuando pensamos en la aplicación de esta estrategia en las empresas, es común obtener resultados increíbles que incluyen la mejora de las habilidades de los empleados, un mayor compromiso entre ellos, una mayor proactividad, productividad y compromiso.

Aún pensando en los beneficios de estas actividades en el ámbito corporativo, sin duda, encontramos el fortalecimiento de los vínculos entre los empleados, que vienen a tener aún más sentimiento de equipo.

Con este tipo de actividades, es posible comprender cuáles son las características más destacadas de cada individuo en su equipo.

Esto te permite descubrir cuál de estas personas tiene las habilidades necesarias para roles diferentes, identificando qué tareas son las más adecuadas para esas competencias.

¿Cuáles son las dinámicas grupales más comunes?

Existen varios tipos de dinámicas grupales que pueden aplicarse en las empresas. Cada uno involucra estrategias específicas, en las cuales se trabajan las diferentes áreas y necesidades de los empleados y la empresa.

Para elegir el mejor tipo de dinámica para tu caso, evalúa cuáles son tus objetivos para la actividad, ¿qué esperas desarrollar? Y, a partir de eso, elige con calma cuál de las siguientes opciones es la más acorde:

1. Dinámica de la isla desierta

Este es un ejercicio simple y muy común entre los sectores de recursos humanos. En esta dinámica, es necesario aplicar un pequeño cuestionario a los participantes, pidiéndoles que respondan 3 preguntas simples:

  • suponiendo que estás perdido en una isla desierta, ¿con qué compañero te gustaría estar?
  • Suponiendo que ganaste un viaje con derecho a 3 compañeros, ¿a quién del grupo elegirías?
  • Suponiendo que necesitas organizar un evento, ¿con qué colega elegirías compartir esta tarea?

Es importante guiar a los empleados para que las respuestas no contengan solo los nombres de los colegas, sino también una justificación. Cada persona llenará su tarjeta sin identificarse.

Una vez completado, es necesario colocar los cuestionarios en un sobre. El coordinador de la dinámica pedirá que todos se sienten en un círculo y presenten sus justificaciones para las elecciones, sin mencionar los nombres de los colegas elegidos.

Las palabras clave presentadas en estas justificaciones se anotarán en una tabla y se convertirán en valores importantes de compañerismo, siendo las características necesarias para desarrollar y mejorar con el trabajo en equipo.

2. Dinámica del desafío

Como su nombre lo indica, esta dinámica es capaz de presentar al grupo de empleados la importancia de enfrentar nuevos desafíos y motivarlos a buscar estas oportunidades, buscando superarse diariamente.

Si se compara con la anterior, esta dinámica de grupo requiere un poco más de preparación para ser realizada. Se hace necesario tener una caja negra u oscura, que no sea transparente, porque el contenido debe mantenerse en secreto.

Dentro de esa caja están las reglas del juego. Estas reglas no son más que los desafíos que deben cumplir los empleados.

El paso siguiente es dividir tu equipo en 2 grupos con el mismo número de colaboradores. Organiza a estas personas para formar un solo círculo, intercalando a los participantes de estos grupos.

Con el círculo formado, y asegurándose de que los participantes del mismo equipo no permanezcan uno al lado del otro, es el momento de entregar la caja negra a uno de los colaboradores al azar.

Pon una canción para tocar y, durante la canción, orienta a los colaboradores que pasen la caja al colega del lado. Cuando la canción se detiene, es hora de que el participante que está con la caja elija una de las siguientes posibilidades:

  • afrontar el reto que se ha presentado;
  • nombrar a un colega para enfrentar este desafío;
  • pasar la caja hacia adelante.

¿Qué considerar entonces? La persona que elige tomar el desafío gana 3 puntos para su equipo. Cuando el desafío no se cumple, el participante queda excluido del juego y el grupo es penalizado, perdiendo 4 puntos.

Con cada nueva ronda, aparecen nuevos desafíos, y cada grupo tiene derecho a negar 3 desafíos. La cuarta vez, quienquiera que recoja la caja tiene la obligación de aceptar el desafío.

En el último desafío, es interesante insertar un regalito, como una caja de chocolates. La persona que se queda en la última ronda puede decidir si comparte el regalo sólo con su equipo o con todo el grupo.

3. Dinámica de darse las manos

La dinámica de darse las manos está dirigida a mejorar la percepción del trabajo en grupo. En ella, los empleados pueden identificar que realmente pueden ser más productivos y estratégicos cuando unen sus habilidades con colegas y se comprometen a trabajar más estrechamente.

Este es un ejercicio muy rápido y sencillo. Para comenzar, reúne al grupo en una habitación y pídales a todos que formen un círculo tomados de las manos. Se debe instruir a cada participante para que memorice quién está en su lado derecho y en el lado izquierdo.

Después de eso, es hora de pedirle al equipo que se disperse, camine por la sala, hable y se distraiga. Luego, coloca un cartón grande y de colores en el piso de la habitación, justo en el centro del espacio, y pídeles a todos que se coloquen sobre o alrededor de este material.

4. Dinámica del globo

Muy adecuada para equipos más jóvenes, esta dinámica grupal ayuda a desarrollar una sana competitividad y el trabajo en equipo, lo que hace posible definir estrategias de defensa y ataque, considerando la colaboración de todos.

El primer paso para poner en práctica esta estrategia es separar 2 equipos, preferiblemente por diferentes colores. Cada participante en la dinámica recibirá 2 globos y una cuerda para atarlos a la cintura.

Después de esta parte, cada uno de ellos debe tratar de reventar, con sus manos, el mayor número de globos del equipo contrario, al mismo tiempo que defienden los suyos. El equipo que primero reventó todos los globos del equipo contrario gana.

5. Dinámica de similitudes

La dinámica de las similitudes es también una actividad simple y rápida. Ayuda a desarrollar la empatía, las habilidades de comunicación y la unidad entre los empleados, permitiéndoles trabajar juntos con respeto, paciencia y tolerancia durante la rutina.

En esta dinámica, divide a los participantes en dobles o tríos, dependiendo de las personas que participarán en la actividad.

Una vez establecida la división, pídeles que hablen entre sí sobre los gustos profesionales y personales. Durante este proceso, se indica que las parejas notan al menos 2 o 3 características y habilidades que tienen en común.

Esta actividad también ayudará a identificar a los empleados: pueden unirse a través de estas características que comparten e incluso pueden encontrar formas de aprovechar estas similitudes en la rutina de trabajo.

6. Dinámica de la observación

En esta dinámica, es fomentado el desarrollo de las habilidades de observación del día a día, lo que permite a los participantes aprender a observarse unos a otros y prestar atención a los detalles de la empresa.

Reúne a los participantes en una habitación en un círculo. Luego pídeles que cierren los ojos. Hecho esto, es hora de comenzar las preguntas.

El gerente responsable de coordinar la acción planteará algunas preguntas relacionadas con los miembros. Por ejemplo: “¿quién está en una camisa amarilla o quién está en una camisa verde?”.

Los participantes que recuerden las respuestas deben levantar sus manos, considerando que los primeros en manifestarse siempre tendrán prioridad. De esa manera, con cada respuesta correcta, el participante gana un punto y el que termina el juego con la puntuación más alta gana un premio.

Las dinámicas grupales son fundamentales para el buen funcionamiento de la empresa. Después de todo, ¿en qué andan los negocios si tu equipo no está motivado y comprometido?

Con tantos beneficios, como la posibilidad de mejorar la productividad, la proactividad, la convivencia y el trabajo en grupo, es interesante que los gerentes analicen la posibilidad de insertar las técnicas de dinámicas grupales cuando lo consideren necesario, asegurando que los empleados y la empresa aprovechen los beneficios de esta práctica.

¿Quieres aprender aún más sobre las mejores estrategias y prácticas para adoptar en tu empresa? ¡Aprende sobre el concepto de comportamiento organizacional en este artículo!

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *