Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 23 de febrero de 2019. | Actualizado el 25 de junio de 2019


Rebranding es una estrategia de Marketing que tiene el objetivo de producir cambios significativos en la percepción que el público objetivo tiene de una marca y de la empresa correspondiente.

El auge de redes sociales como Instagram y Facebook, el surgimiento de nuevas tecnologías y los cambios en los patrones de consumo han obligado a muchas empresas a plantearse la siguiente pregunta: ¿renovarse o morir? Cuando eso sucede, el Rebranding emerge como respuesta.

Y es que el Rebranding engloba todas aquellas acciones dirigidas a redefinir o construir nuevamente la imagen corporativa, entre ellas:

  • cambio de logo y otras representaciones gráficas;
  • renovación de la oferta de productos o servicios;
  • lanzamiento en mercados o sectores distintos;
  • cambio del tono de comunicación con clientes y leads;
  • modificación del nombre comercial.

¡Vaya! Se trata de acciones “agresivas”, ¿cierto? Pero a veces es la mejor alternativa (o la única) para el departmento de Mercadotecnia o Mercadeo.

Es por eso que deben conocerse muy bien cuáles son los objetivos de esta estrategia.

¡A continuación hablaremos sobre ellos!

¿Cuáles son los objetivos del Rebranding?

“¿Cuándo debo hacer un Rebranding?” es una pregunta que se hacen muchos emprendedores y empresarios.

Para responderla es necesario comprender cuáles son los principales objetivos de esta estrategia y entre ellos están los 3 que explicaremos en las siguientes líneas.

1. Reparación de deterioro de imagen

Por diversas razones, empresas de distintos sectores pueden llegar a tener una imagen corporativa realmente deteriorada.

Existen muchos factores para que esto suceda, como lanzamiento de un producto defectuoso, acusaciones legales a gran escala o, simplemente, falta de adaptabilidad a la era digital.

En esos casos, el Rebranding deja de parecer una decisión arriesgada para convertirse en una necesidad.

2. Eliminación de prejuicios y paradigmas

Una marca puede ser exitosa y, a la vez, ser vista con ciertas dudas y prejuicios por sus clientes habituales y el resto del mercado.

Por ejemplo, a pesar de ser una compañía muy rentable y con excelente niveles de ventas, a muchos usuarios de McDonald’s les preocupa que la comida de la cadena no es saludable y, por eso, valoran la alternativa de bajar sus niveles de consumo o buscar nuevas opciones.

La marca comprendió el problema que esto podría generar, específicamente en Europa, y desarrolló un proyecto de Rebranding en el continente, que incluyó la sustitución del rojo por el verde como principal color corporativo, con la finalidad de asociar la empresa con la tendencia saludable.

Además, McDonald’s añadió alternativas gastronómicas bajas en grasas, como ensaladas y redujo la emisión de desechos, pues también entendió que el público europeo está cada vez más comprometido con el cuidado ambiental.

Lógicamente, en una compañía tan exitosa como esta, respaldada por sólidas estrategias de mercadotecnia, el cambio del nombre comercial y la migración a otro sector no fueron pasos necesarios.

rebranding

3. Ampliación o cambio de público objetivo

La identidad corporativa debe ser cónsona con la buyer persona o el público objetivo, pero esto no siempre se cumple.

Con el pasar de los años, algunas marcas descubren que no apuntaron a los sectores correctos o, al menos, a los que son muy reducidos, lo que no permite aprovechar las potencialidades de los productos o servicios.

Sí, en esas situaciones el Rebranding también puede resultar una mano amiga.

¡Ya sabes! Cuando se necesita ampliar o cambiar de público objetivo, reparar el deterioro de la imagen y eliminar prejuicios, es necesario tomar la firme decisión de desarrollar esta estrategias.

Entonces, llegó el momento adecuado para que hablemos sobre cómo realizarla.

¡Sigue leyendo!

Guión para crear Buyer Personas

¡Deja tu email y recíbelo gratuitamente!


¿Cómo elaborar una estrategia de Rebranding?

Para realizar una estrategia exitosa de Rebranding, es necesario empezar con el planteamiento de objetivos como los que mencionamos anteriormente.

Una vez se tiene claro qué se busca, se debe definir si es necesario una renovación total o parcial y, luego, aspectos sobre la estrategia en sí, como:

Identidad

Al tratarse de un proceso de renovación, el Rebranding debe traducirse en cambios en la identidad.

Por ese motivo tiene que conllevar procesos de diseño gráfico y otros elementos que determinarán cómo se mostrará la marca ante el mercado y, también, la forma en que será percibida.

Definir colores, tipografías, elementos y estilos que identificarán a la empresa es un paso esencial.

Marketing

Para construir y reconstruir una marca se necesita del marketing, especialmente de las estrategias dirigidas al mundo digital.

A través delMarketing Digital se puede alcanzar la exposición y reconocimiento que necesita una propuesta de mercado emergente o renovada.

Además, es fundamental para iniciar una interacción positiva con los usuarios, lo que se traduce en una buena percepción.

Diferenciación

Cualquier empresa que piense desarrollar una estrategia de Rebranding tiene que plantearse cómo diferenciarse de su identidad anterior y, también, de la competencia.

Y es que tiene muy poco sentido renovar una marca si el proceso no se traduce en originalidad y agregados de valor.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del Rebranding?

Sin duda, el Rebranding es una estrategia que, si bien puede valorarse como una última opción, es muy beneficiosa.

Gracias a ella las marcas pueden obtener una imagen corporativa saludable y conectar con los segmentos de mercado adecuado.

Por supuesto, una buena estrategia de Rebranding también se traduce en la rentabilidad del negocio en sí, que es el objetivo básico de cualquier organización.

Sin embargo, es importante tener claro se trata de un proceso riesgoso, que también está acompañado de desventaja, principalmente el impacto en los clientes fieles.

Precisamente, durante la estrategia de Rebranding esa clase de consumidores pueden experimentar fricciones, así que es importante cuidar muy bien de la interacción con ellos durante la renovación.

A parte de esto, el mayor peligro en relación a este proceso es que al finalizar la marca permanezca exactamente en el punto en que se encontraba, sin mostrar ningún avance ni cumplir con sus objetivos.

Es por ello que estrategias tan profundas e importantes como esta tienes que desarrollarse con el apoyo de expertos.

Guía sobre Branding

Descárgala gratis y comienza a aplicar los conceptos a tu desarrollo de marca


¿Qué concluimos del asunto?

¡Grandioso! Ya conoces de qué se trata el Rebranding, cuáles son sus objetivos y cómo desarrollarlo, al igual que sus ventajas y desventajas.

Como ves, esta estrategia solo será conveniente y favorable si se ejecuta de la forma correcta, con una elevada capacidad organizativa y minuciosidad en cada paso, sin dejar de lado a los usuarios y el público objetivo.

Antes de dar cada paso, pregúntate: “¿qué pensará el público de esto?”.

¡Y es que una estrategia o línea de acción solo tiene sentido si se traduce en satisfacción!

¿Qué te pareció este contenido? Si quieres seguir aprendiendo sobre estrategias para mejorar la percepción de las marcas, no te pierdas el siguiente contenido:

¿Cómo grabar videos para tu estrategia de Marketing de Contenidos?

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *