Por Victor López

Publicado el 4 de octubre de 2019. | Actualizado el 3 de octubre de 2019


Una ventaja competitiva es una característica única que distingue a una empresa o una persona de otras en su respectivo segmento de actuación y le pone como la mejor opción para determinada actividad.

Determinar si una empresa está posicionada en los competitivos mercados de hoy en día, va a depender de sus ventajas competitivas. La mayoría de las estrategias de marketing empleadas por los negocios parten de estas ventajas, ya que son las que las diferenciarán del resto.

Para nadie es un secreto que la competencia por destacarse en el mercado se ha vuelto el principal dolor de cabeza de las empresas actualmente.

Es por ello que la capacidad de innovación y la creatividad son habilidades requeridas por la mayoría de las compañías al momento de reclutar nuevo personal.

Esto no tiene otra explicación más que la búsqueda constante de ofrecerle al público objetivo algo que ninguna otra empresa le pueda ofrecer.

Este “algo” es conocido como ventaja competitiva, y en este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre ella y cómo podrías desarrollar la tuya. ¡Adelante!

¿Qué es una ventaja competitiva?

La ventaja competitiva es un concepto establecido en 1980 por Michael Porter. Se refiere a una característica única y sostenible en el transcurso del tiempo que no posea cualquier otra empresa que compita en el mismo mercado. Esta ventaja al ser única le brinda un posicionamiento favorable.

Es importante recalcar que una de las bases para la estructuración y desarrollo de una estrategia de mercadotecnia son las ventajas competitivas.

Características de una ventaja competitiva

Para que una ventaja sea competitiva debe poseer ciertas características, estas son:

Debe ser única

Esta característica está relacionada con el hecho de que no puede haber otra empresa que tenga algo similar a lo que tu organización ofrece.

Esto quiere decir, que al momento de desarrollar tu ventaja debes ser innovador y creativo, buscando siempre que tu empresa ofrezca algo que la competencia no tenga.

No puede ser fácil de imitar

Al momento del desarrollo de tu ventaja debes asegurarte de que esta no sea imitable a corto plazo.

Generalmente la competencia va a buscar la forma de copiar tu ventaja competitiva, así que, si se la dejas fácil, será copiada rápidamente y dejará de ser una ventaja.

Debe ser sostenible en el tiempo

Buscar que tu ventaja se mantenga por largo tiempo hará que esta sea realmente competitiva.

Es por eso que al momento de desarrollarla es muy importante que se base en una fortaleza de la empresa. De esta manera se va a evitar que la competencia pueda imitarla o superarla en un tiempo corto.

3 tipos de ventajas competitivas que tu empresa puede tener

Diferenciarte de tus competidores será el objetivo por cumplir al desarrollar tu ventaja competitiva. Para que esto se logre fácilmente es importante que conozcas los tipos de ventajas competitivas que existen, estos son:

  • ventaja competitiva por liderazgo en costes;
  • ventaja competitiva por diferenciación;
  • ventaja competitiva por enfoque.

1. Ventaja competitiva por liderazgo en costes

Esta ventaja consiste en buscar el mayor ahorro posible en los costos de producción de tus productos o servicios sin mermar su calidad.

Obviamente, esto va a hacer que lo que ofreces a los consumidores tenga precios más bajos. Algo beneficioso para tu negocio, ya que hay un gran grupo de consumidores para los que uno de los aspectos que pesan más al momento de tomar la decisión de compra es el precio.

2. Ventaja competitiva por diferenciación

Este tipo de ventaja competitiva se refiere a que tu producto o servicio es innovador y de alta calidad. Por lo tanto, representa valor para los consumidores de un amplio sector del mercado.

Cabe destacar que además de tener un equipo innovador que se encargue de la elaboración de tus productos, sus costos de elaboración serán más altos y por lo tanto su precio también lo será.

Pero al ser únicos y de alta calidad para los consumidores, la adquisición de tus productos o servicios no será un gasto, al contrario, lo verán como una inversión.

3. Ventaja competitiva por enfoque

Al contrario de la diferenciación, la estrategia del enfoque se basa en ofrecer un producto o servicio a un segmento concreto del mercado y no al mercado en general.

Es muy importante que quede claro que este tipo de estrategia se basa en los mismos principios de estándares de calidad e innovación que la diferenciación, solo que, en vez de abarcar un mercado general, se enfoca en un sector concreto del mismo.

¿Cómo desarrollar la ventaja competitiva en una organización?

Para desarrollar una ventaja competitiva es de suma importancia realizar un análisis de las demás empresas que compiten en el mismo mercado.

Esto quiere decir, que ubicando las fortalezas y debilidades de tu competencia será mucho más fácil el desarrollo del producto o servicio que te va a diferenciar de los demás.

Recuerda que no puedes imitar las ventajas de tu competencia. Al contrario, debes buscar innovar nuevos productos o servicios que generen valor en tu público objetivo satisfaciendo sus necesidades de una manera óptima.

Es muy importante que tu ventaja competitiva sea sostenible en el tiempo y que sea referencia en la mente de tu público, ya que esto va a generar que tu marca sea una prioridad para los consumidores al momento de tener una necesidad.

Apple como ejemplo práctico de ventaja competitiva

La empresa que empezó en el garaje de una familia de clase media de Estados Unidos de Norte América es la referencia perfecta del desarrollo de ventajas competitivas.

Apple se ha consolidado como una marca con los más altos estándares de calidad del mercado de dispositivos electrónicos, tanto en el mercado virtual como físico.

Su estrategia para el desarrollo de sus ventajas competitivas ha sido la diferenciación, ya que ha estado a la vanguardia gracias a su creatividad en los diseños de sus dispositivos y en la eficiencia con la cual trabajan.

Debido a esto, ha logrado consolidar su marca a niveles inalcanzables. Ya que, para los consumidores, tener los productos Apple significa algo más que resolver sus necesidades, es sinónimo de estilo y exclusividad.

Por lo que podemos decir que difícilmente exista una marca que compita en los mercados de dispositivos electrónicos tan bien posicionada como Apple.

Conclusión

Podemos afirmar que el desarrollo de una ventaja competitiva será el primer paso para posicionar a tu organización en los mercados actuales y debe estar presente en tu plan de marketing.

Recuerda que es importante ponerle particular atención a tu competencia, debido a que al igual que tú, también estará en el proceso de desarrollar nuevos elementos que la diferencien de las demás organizaciones.

También es importante tener un equipo creativo e innovador que esté en constante desarrollo de ideas que puedan servir para el desarrollo de ese producto o servicio que te caracterice.

Si quieres seguir aprendiendo sobre cómo competir y posicionarte en los mercados, no puedes dejar de leer el artículo: Análisis de la competencia ¡Anímate y sigue aprendiendo con nosotros!

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *