Por Diogo Romero

Especialista em Marketing Digital para Instituições de Ensino.

Publicado el 7 de marzo de 2020. | Actualizado el 13 de abril de 2020


Un Ambiente Virtual de Aprendizaje es el espacio que se crea en Internet para propiciar el intercambio de conocimientos entre instituciones educativas y estudiantes, a partir de plataformas que favorecen las interacciones entre estos usuarios para realizar un proceso de aprendizaje.

Los efectos de la pandemia del COVID-19 van más allá de una cantidad abismal de personas contagiadas. En el ámbito de la educación, 1,5 billón de estudiantes han tenido que suspender o reprogramar sus clases alrededor del mundo.

De acuerdo a una actualización realizada por la Unesco, órgano de la ONU para la educación, esta cifra representa casi 90% de los estudiantes del planeta.

Bajo este contexto, se ha abierto un nuevo panorama para el crecimiento y exploración de los procesos de enseñanza y aprendizaje en los medios digitales.

Pensando en eso, desarrollamos este material, que te permitirá descubrir más sobre los Ambientes Virtuales de Aprendizaje, cómo se manifiestan en la práctica, sus aportes al ámbito educativo y algunos ejemplos de su aplicación a la realidad actual.

¿Qué es un Ambiente Virtual de Aprendizaje (AVA)?

Por definición, un Ambiente Virtual de Aprendizaje (AVA) es un sistema o sotfware que proporciona el desarrollo y distribución de diversos contenidos para cursos on-line y asignaturas semi-presenciales para estudiantes en general.

Entonces, efectivamente, un AVA es un ambiente virtual, diseñado para ayudar a profesores y tutores a gestionar materiales de estudios tanto complementarios como para cursos que exclusivamente se desarrollan en Internet.

Su objetivo principal es crear un verdadero aula en Internet, trayendo a la pantalla del alumno una nueva experiencia de aprendizaje, donde es posible:

  • realizar actividades programadas;
  • intercambiar ideas;
  • tener acceso a diversos materiales de las disciplinas estudiadas;
  • acompañar su progreso en el curso.

 Lo mejor: todo desde la comodidad de su hogar.

¿Cuáles son sus principales características?

A continuación, te contamos sobre las 4 principales características de esta modalidad de estudio.

1. Posibilidad de estudiar en cualquier lugar

Por ser un ambiente virtual, los profesores y alumnos no necesitan trasladarse a otro lugar dar y recibir clases.

Al contrario del modelo tradicional, en el que el profesor debe estar presente en el mismo lugar para que el intercambio de conocimiento suceda, en el ambiente virtual de aprendizaje, el Internet es el encargado de conectar a las personas, independientemente de su ubicación geográfica.

2. Flexibilidad de horarios

En el ambiente virtual de enseñanza se puede tener acceso en cualquier momento a los contenidos, de acuerdo al interés y disponibilidad del alumno.

De esta forma, él es el responsable por hacer sus horarios de estudio, lo que a pesar de exigir organización, facilita enormemente el proceso de aprendizaje.

3. Evaluaciones virtuales

Lo más común en los cursos online es la realización de pruebas de forma virtual, o sea, dentro del ambiente virtual de aprendizaje.

Los profesores normalmente definen un periodo para la realización de pruebas, que puede ser de horas o días, y los alumnos responden a través del propio sistema.

4. Espacio para el diálogo

En este espacio, los alumnos pueden escribir sus dudas, criticas o sugerencias y los responsables por el curso pueden tener acceso a ellas para responderlas.

Además, permite la comunicación entre los alumnos, lo que enriquece el aprendizaje y también ayuda a la resolución de dudas y problemas.

Es decir, estos foros sirven para crear un clima de aula, donde hay intercambio de conocimientos, experiencias y crecimiento.

Aportes de los Ambientes Virtuales de Aprendizaje a la educación

El uso de ambientes virtuales de aprendizaje favorece la inclusión digital de alumnos y profesores, además de estimular la enseñanza semi-presencial, haciendo las clases más dinámicas.

Para los profesores, estos ambientes posibilitan diferentes tipos de aprendizaje: cooperativo, orientado al diálogo, por proyectos y por desafíos/problemas/casos.

Además, actúan como un soporte para el desarrollo de prácticas pedagógicas multidisciplinarias, permitiendo difundir información a un gran número de personas al mismo tiempo, sin límites geográficos.

Finalmente, proporcionan información en el mismo sistema, haciendo posible la actualización, almacenamiento, recuperación y distribución de contenido de forma instantánea.

Ya para los alumnos, los aportes comienzan al proporcionar acceso fácil a la información, pues no se depende de un espacio ni tiempo fijo. Los estudiantes tienen la libertad de estudiar en su propio ritmo, independientemente de donde estén.

También, pueden compartir datos y la producción de conocimientos de forma colectiva, ampliando su experiencia educativa y estimulando la colaboración entre sus compañeros.

Sin duda, estos ambientes de aprendizaje virtual permiten que grupos de alumnos interactúen en comunidades, compartiendo informaciones, inclusive después de haber culminado el curso.

Ya que conoces los aportes educativos de los ambientes virtuales de aprendizaje, te planteamos algunos ejemplos?

3 ejemplos de ambientes virtuales de aprendizaje

Herramientas de Google

Varias herramientas de Google han sido adoptadas en la Universidad de Puerto Rico como plataformas educativas y recursos inovadores para mejorar la calidad educativa. También, se han implementado podcasts, wikis y blogs para propiciar oportunidades originales de aprendizaje.

En algunas bibliotecas se han utilizado herramientas de Google para la creación de guías temáticas, con el fin de difundir información en línea sobre recursos institucionales y de libre acceso.

MOOC

Los MOOCs (Massive Open Online Course) han sido otros ambientes virtuales de aprendizaje desarrollados por instituciones universitarias.

Este tipo de cursos está dirigido a personas que normalmente no tienen la oportunidad de asistir a instituciones académicas por razones geográficas o económicas.

Un ejemplo de MOOC es Coursera, una iniciativa de varias instituciones estadounidenses e internacionales, cuya plataforma ofrece cursos, certificados y títulos en línea de universidades y empresas reconocidas alrededor del mundo.

Adventure Learning

Se trata de otra herramienta de aprendizaje virtual exitosa, promovida por Aaron Doering. Este tipo de experiencia promueve el aprendizaje basado en la investigación y posee un componente de agenda social

A pesar que este tipo de plataforma se ha identificado para los currículos K-12 (escolarización primaria y segundaria), llama la atención su potencial y posible aplicabilidad para entornos universitarios.

Como pudiste ver, son muchas las ventajas y aportes de los ambientes virtuales de aprendizaje en la actualidad, y no hay mejor momento que ahora para comenzar a sacarle provecho a todos su beneficios.

De hecho, proporcionar un sólido AVA ha dejado de ser un agregado de valor para convertirse en una necesidad. Solo así una institución competitiva puede serlo realmente y aportar una experiencia productiva a sus alumnos.

Además, resulta fundamental para garantizar una máxima disponibilidad del servicio educativo, incluso en momentos complejos e inesperados como el actual, en el que el distanciamiento social ha impactado las rutinas de millones de alumnos en todo el mundo.

Si te interesan los avances en el desarrollo de los procesos educativos, no te pierdas este contenido en el blog sobre el rol de la tecnología en la educación.

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *