Por Poliana Santos

Investigadora de Mercados en Rock Content

Publicado el 31 de diciembre de 2019. | Actualizado el 18 de diciembre de 2019


El cool hunter es el profesional que tiene como función estar atento a los nuevos acontecimientos de su entorno y del mundo. Es responsable por encontrar señales creativas que indiquen cambios sociales y establezcan patrones entre ellos. Al dominar estos datos, las empresas son capaces de innovar y mantenerse bien posicionadas en el mercado.

El Coolhunting es considerado una de las tendencias profesionales en el nuevo milenio, incluso, es una carrera que tiene todo para crecer en los próximos años.

Estamos hablando del profesional que está al tanto de los recientes cambios en la sociedad buscando así, tener recursos suficientes para indicar caminos innovadores para las empresas. 

Estas innovaciones pueden ser en diferentes etapas del proceso: 

  • marketing
  • desarrollo del producto; 
  • posicionamiento de mercado. 

El cool hunter es, principalmente, un profesional de investigación, que recolecta informaciones de valor tomándolas como base para la estrategia de la empresa. 

¿Te dio curiosidad? ¿Quieres conocer más detalles sobre esta profesión y saber cómo puedes aplicarla en tu negocio?

Nuestro artículo explica todo lo que necesitas saber para ingresar en este nuevo mundo ¡Disfruta la lectura! 

¿Qué es el coolhunting? 

El término nació en la década del 90.  

El artículo del periodista Malcolm Gladwell para la revista New Yorker intitulado “The Coolhunt” es considerado uno de los marcos de esta nueva actividad. Para entender de qué se trata esta práctica, necesitamos comenzar a analizar sus bases, aclarando así, el concepto de “cool”. 

Según el investigador holandés Carl Rohde, de la Universidad Fontys, “cool es todo lo atractivo e inspirador, con potencial de crecimiento futuro”. Rohde es profesor del curso de International Lifestyle Studies y es considerado una referencia en el área. 

De esta manera, se puede decir que el coolhunting es la práctica de buscar señales cool.

Esto puede ser hecho tanto al caminar por las ciudades como por investigaciones en el medio virtual. Incluso, existen sitios especializados en este tema

¿En qué consiste esta práctica? 

“Cazar” las señales cool sirve para identificar cambios en el comportamiento de las personas. Por eso, está relacionada con la investigación de las tendencias.

El objetivo del cool hunter es identificar estas transformaciones desde que dan sus primeras señales y luego, interpretarlas. 

O sea, aparte de identificar y comprender lo que es cool, necesitas entender las bases de esas tendencias y establecer relaciones con otras señales, que muchas veces están tan distantes como la gastronomía lo está de la arquitectura.  

Con estas interpretaciones, el cool hunter logra orientar a la empresa hacia la promoción de innovaciones, buscando mantenerla en la vanguardia del mercado. 

Surgimiento, banalización y regreso 

Inicialmente, en los primeros años del siglo XXI, la práctica estaba asociada a la moda. Con máquina fotográfica en mano y miradas atentas, los cazadores de tendencias salían a la calle buscando nuevos estilos y objetos de moda. 

El problema surge cuando, en esa época, sucede la banalización de la práctica del coolhunting.

Muchas personas se autodenominaban cool hunters, pero no eran capaces de asociar las señales, interpretarlas y proporcionar informaciones interesantes para las empresas. Por esta razón, la carrera fue dejada a un lado. 

En la segunda década del siglo, los nuevos teóricos y pensadores consiguieron el interés de las empresas hacia la práctica gracias a la descripción más detallada de la metodología.

Fue de esta manera que el coolhunting volvió a convertirse en una herramienta importante para el estudio de tendencias. 

¿Qué hace el cool hunter? 

El profesional cool hunter se dedica a la investigación. En su cotidiano, utiliza muchos métodos de recolección de datos en la búsqueda de la identificación de las señales cool.

Estos métodos pueden ser más convencionales, por ejemplo, la aplicación de encuestas. 

También pueden tener características más experimentales como la práctica de caminar por la ciudad con el afán de captar los significados de los diferentes elementos presentes en la calle.

Incluso, estos métodos pueden ser investigaciones hechas en diferentes sitios web. 

Independiente del mecanismo de investigación, lo más importante es asegurar que proporcionen señales cool para el análisis.

Estas señales pueden ser definidas como objetos o comportamientos que indican alteraciones en el inconsciente colectivo.  

Las señales cool pueden manifestarse como productos, comportamientos de compra, nuevos locales en la ciudad que, sin previa, entran en el grupo de “los más buscados”, hábitos, entre otras posibilidades.

Por esta razón, es necesario tener una mirada atenta. Lo cool puede estar en cualquier lugar. 

Luego de captar las señales, el profesional necesita interpretarlas y encontrar un patrón entre ellas. El objetivo es entender cuáles son las mentalidades atrás de cada señal.

Teniendo como base este análisis, el cool hunter podrá ofrecer insights para la empresa y promover sus innovaciones

¿En qué ámbitos puede actuar el cool hunter? 

En la actualidad, el cool hunter ha logrado un buen espacio en el mercado y actúa en diversos segmentos. A continuación, explotaremos algunos de estos espacios. ¡Acompáñanos!  

Marketing 

El marketing es uno de los segmentos que expresan con más entusiasmo las señales cool y permiten difundirlas para un elevado número de personas.

En este área, el cool hunter busca entender cuál es la forma más eficiente de emprender la comunicación con las personas considerando su contexto temporal y geográfico. 

Mercado alimenticio 

Las señales cool son manifestadas en la alimentación. Esto ocurre porque lo que comemos es una parte importante de nuestra cultura. 

El cool hunter del mercado alimenticio entiende cuáles son las prioridades de las personas en términos de alimentos:

  • practicidad,
  • salud,
  • sostenibilidad,
  • etc.

El conocimiento de esas preferencias sirve como guía para las empresas, dado que estas logran mejores resultados cuando conocen las preferencias de su público.

Se puede decir entonces, que el cool hunter es responsable de que los productos de la empresa alcancen el tope de la lista de prioridades de los consumidores. 

Mercado cosmético 

Es necesario cuidar para no confundir. En el mercado de los cosméticos, el cool hunter no es el profesional que determina cuál será el color de labial de la próxima estación. 

En este segmento, el especialista debe identificar qué es importante para el consumidor en ese momento.

A partir de estas informaciones, la empresa podrá elaborar productos de valor para cada nicho y así, lograr el éxito en el mercado. 

Tecnología 

Este es uno de los mercados más importantes para los profesionales de coolhunting, pues, al mismo tiempo que es fruto, también genera cambios sociales. 

El especialista de este sector es responsable por captar las necesidades que no son atendidas y repasarlas para que las empresas de tecnología transformen esos datos en un producto que solucione esa demanda. 

Moda 

La moda fue el primer dominio de los cool hunters y aún sigue siendo uno de los principales campos de actuación de estos profesionales. 

Mucho más que identificar y mostrar cuál será la tela del verano o el color del invierno, el cool hunter de moda busca entender lo que las personas comunican con su ropa, qué tiene sentido y cuáles son las necesidades dejadas de lado por la moda actual. 

¿Cómo tu empresa puede implementar el coolhunting? 

En todo el mundo, existen empresas enormes invirtiendo en la formación de equipos de cool hunters y gestión de tendencias con el objetivo de orientar sus acciones de innovación.

En las pequeñas empresas, este escenario necesita ser adaptado a la realidad del negocio. 

A menudo, el propio fundador se coloca en la posición de cool hunter. En otros casos, el director de marketing incorpora esta tarea. Más allá de la estrategia escogida, ambas pueden generar buenos frutos para la empresa. 

Ahora, hay algo que necesita ser tratado con atención: el coolhunting es una actividad que demanda tiempo de investigación constante.

Por este motivo, es importante analizar si tu agenda permite que dediques tiempo en la búsqueda de informaciones relevantes, de esas que pueden llevar insights para la empresa. 

Si detectas que tu tiempo es limitado y no tienes horarios disponibles para esta actividad, es mejor que consideres la contratación de una consultoría de tendencia.

En este caso, la empresa especializada hará un análisis para un determinado objetivo, por ejemplo, el lanzamiento de una nueva línea de productos o un rebranding.  

Con el tiempo y el crecimiento de la empresa, podrás evaluar la contratación de un profesional con dedicación exclusiva al coolhunting y a la gestión de tendencias de tu negocio. 

¿Cómo transformarse en un cool hunter? 

Es posible encontrar en importantes universidades, cursos que habilitan la carrera como cool hunter. Dependiendo de la disponibilidad del interesado, puede elegir entre charlas y cursos rápidos, o formaciones más completas en el área. 

Al inicio del texto, hablamos sobre el curso de “International Lifestyle Studies”, de la Universidad Fontys localizada en Tilburg, Holanda.

Este curso de nivel superior con cuatro años de duración habilita el alumno para la practica el coolhunting, trazando y analizando las tendencias que observa. 

En la Universidad de Lisboa, la maestría del programa de Cultura y Comunicación ofrece una línea investigativa en Gestión de Tendencias y de Cultura. Una de las posibilidades de investigación es que el alumno se profundice en la práctica de coolhunting. 

Otra opción de curso en el área es el “Post Grado en Coolhunting, Diseño y Tendencias Globales” de ELISAVA (Escuela Universitaria de Barcelona Diseño y Ingeniería). Con duración de un año, el curso enseña diferentes técnicas del coolhunting y principios de los estudios de las tendencias.  

Aparte de hacer cursos de corta o larga duración, debes estar listo para estudiar por ti mismo.

Para ser un buen profesional de coolhunting, el especialista debe tener amplia cultura general, contar con nociones de historia y geografía, estar actualizado sobre los últimos acontecimientos mundiales, esto incluye desde noticias sobre el vecino de puerta hasta la situación en Japón.

¿Te gustó aprender más sobre el coolhunting y quieres profundizarte aún más en las tendencias? No dudes en conocer detalles impresionantes sobre Google Trends y las tendencias en Internet.

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *