interfaz de usuario

Interfaz de usuario o UI: ¿qué es y cuáles son sus características?

La interfaz de usuario o UI (User Interface) es un concepto que abarca arquitectura de información, patrones y diferentes elementos visuales que nos permiten interactuar de forma eficaz con sistemas operativos y softwares de diversos dispositivos.

¿Qué sería de nuestra vida sin la interfaz de usuario? Se trata del medio que nos permite interactuar y comunicarnos con nuestra laptop, teléfono inteligente, tableta y muchos otros dispositivos que forman parte del día a día de ciudadano del siglo XXI.

En esta época de transformación digital, resulta muy importante conocer de qué se trata este elemento y cuáles aspectos lo caracterizan. Precisamente, ¡sobre eso queremos hablarte hoy!

Si te parece una buena idea aprender los factores más interesantes de la interfaz del usuario y comprender a ciencia cierta cómo funciona, ¡síguenos!

¿Qué es la interfaz del usuario o UI?

De forma sencilla, podemos definirla como el medio a través del cual el usuario interactúa con un dispositivo tecnológico. Esto abarca todos los puntos de contacto entre la persona y el equipo.

Para comprenderlo mejor, debes estar consciente de que cada vez que abres el correo electrónico, realizas una transferencia electrónica, envías un emoticono o cualquier otra acción similar estas comunicándote con un software y sistema operativo.

Básicamente, transmites o señalas lo que deseas hacer y este responde.

¡Esto lo permite la interfaz del usuario!

¿Qué tipos de interfaz de usuario existen?

Existen 3 tipos de interfaz de usuario según su diseño y propósito:

¡Veamos de qué tratan!

Interfaz de hardware

Engloba todos aquellos elementos que permiten ingresar, procesar y entregar datos, como los famosos teclados y “ratones”, así como las pantallas.

Interfaz de software

Es aquella que brinda información sobre los procesos y herramientas de control, la cual puede ser observada fácilmente por el usuario en la pantalla de su dispositivo.

Interfaz software-hardware

Dentro de la interfaz del usuario, esta es la que sirve de puente entre la máquina y las personas.

Genera un círculo virtuoso en el cual el dispositivo comprende las instrucciones del individuo y, a su vez, este entiende la información del aparato, a través de la traducción del código binario a elementos simples.

Además, la interfaz del usuario puede clasificarse de acuerdo a la forma en que interactúa con el hombre.

Bajo este esquema, podemos afirmar que existen interfaces de línea de comandos, gráficas de usuario y natural de usuario.

La interfaz de línea de comandos es alfanumérica, es decir, solo presenta texto, mientras que las interfaces de gráficas del usuario representan visualmente los elementos de control y medida para optimizar la comunicación con el usuario y, en general, la experiencia de este.

En cuanto a la interfaz natural de usuario, son aquellas que conectan de manera directa al hombre y la máquina.

Las pantallas táctiles y las herramientas de reconocimiento del habla, como Siri y el Asistente de Google, son muy buenos ejemplos.

¿Cuáles son las características de la interfaz de usuario?

Ahora que sabes qué es la interfaz del usuario y cuáles son sus tipos, llegó el momento de que eches un vistazo a sus principales características y valores:

Claridad

Una buena interfaz transmite la información de manera precisa para evitar que el usuario cometa errores durante la interacción.

Concisión

Se trata de darle al usuario solo la información que necesita y pide.

Coherencia

Esta característica es la que hace intuitiva una interfaz, permitiéndole a la persona crear patrones de uso de manera sencilla y práctica.

Flexibilidad

Una buena interfaz también se caracteriza por permitir que el usuario restaure elementos y deshaga acciones.

Atractivo visual

Cuando se trata de experiencia del usuario, nunca puede subestimarse la importancia del atractivo visual. Además de tener grandes funcionalidades, una buena interfaz es agradable a la vista.

A través de estas características se logra que el usuario realmente tenga una conexión con algún dispositivo tecnológico y, por supuesto, lo prefiera ante otras alternativas similares. 

¿Cómo funciona el diseño de una interfaz de usuario?

El diseño de la interfaz del usuario debe estar desarrollado bajo altos estándares de calidad. De hecho, existen parámetros internacionales y mundiales sobre las buenas prácticas para desarrollar este elemento.

Quizás, el estándar más conocido y seguido es la norma ISO 9241, que se centra en la ergonomía de la interacción entre la persona y el sistema, específicamente en aspectos como la facilidad de la comunicación y el dinamismo.

Dentro de una página web, aplicación o cualquier herramienta digital, el diseño de la interfaz del usuario debe garantizar tolerancia a los errores, personalización, control, adecuación al aprendizaje y, sobre todo, conformidad con las expectativas del usuario.

Además, el diseño de una interfaz busca la adecuación a la tarea y la autodescripción.

Asimismo, existen principios de coherencia y calidad gráfica que deben seguirse para desarrollar una interfaz, como emplear códigos de colores para apoyar las tareas de los usuarios, minimalismo y estandarización.

¿Cómo se relacionan la interfaz de usuario y la experiencia del usuario?

La experiencia del usuario hace referencia a la manera en que una persona percibe y siente su interacción con algún canal online, principalmente una página web o blog.

Entre otras cosas, este concepto es esencial para las estrategias de Marketing Digital. Además de generar contenidos de calidad y tácticas de atracción, esta metodología debe estar acompañada de diseños y programaciones agradables, intuitivas y eficientes.

Precisamente, esto es lo que relaciona la experiencia del usuario con la interfaz del usuario.

Si la interfaz no es de calidad y carece de las características que hemos explicado en este material, lamentablemente la experiencia no será gratificante.

No olvides que es a través de una buena interfaz que la experiencia e interacción resulta satisfactoria e, incluso, natural.

Conclusión

Las mejores interfaces son aquellas que nos hacen olvidar que estamos interactuando con una máquina, dispositivo o aplicación.

En cambio, nos muestran que nos comunicamos con un elemento que forma parte indispensable de nuestras vidas y que es tan real y útil como nuestras manos y sentidos.

¡Es increíble el alcance de una interfaz de usuario de calidad!

¿Te pareció interesante este artículo? Si te llama la atención la innovación y la optimización y aprovechamiento de los recursos tecnológicos y las nuevas plataformas, ¡también te conviene echarle un vistazo al e-book que preparamos sobre transformación digital!

¡Guía sobre Transformación Digital!

Descárgala gratis para conocer el paso a paso de una transformación digital


100.000 pessoas não podem estar enganadas
Deixe seu email e receba conteúdos antes de todo mundo