Por Ángel López

Abogado, redactor & revisor de contenidos de Rock Content.

Publicado el 4 de diciembre de 2019. | Actualizado el 3 de diciembre de 2019


El nombre de un negocio es el mensaje más difundido al referirse a él, por eso es importante conocer el proceso de Naming y cómo realizarlo con precisión.

Por esta razón, debes escoger un título adecuado para que cuando los consumidores lo vean o escuchen, identifiquen el producto y le atribuyan distintas cualidades que lo distingan del resto de las marcas, lo que es objetivo central de una estrategia de Marketing.

El desarrollo debe obedecer a una serie de atributos, emociones y experiencias que una entidad busca transmitir y a quién. Así como el diseño de marca se asocia a la identidad visual de tu empresa, el naming representa la autenticidad verbal de ella.

Si quieres conocer más al respecto sobre cómo elegir un buen nombre para tu marca para obtener una ventaja competitiva que perdure, entonces, ¡no puedes parar de leer!

¿Qué es el naming?

La traducción del término “naming” significa nombrar.

En el área de la comunicación empresarial, estaríamos hablando de un conjunto de técnicas utilizadas para desarrollar y crear nombres de productos, servicios, empresas, eventos o un proyecto en general, con el objetivo de diferenciarlo del resto para obtener un buen posicionamiento.

Recuerda que todo nombre genera en el usuario un retrato mental, por lo tanto, debemos tener en cuenta que la imagen o el sonido que tenga, le atribuirá características concretas.

Un aspecto relevante es prever dónde se va a implementar la marca, cuál sector, país, público objetivo o tipo de buyer persona.

Debes procurar tener un lenguaje a través de ciertos criterios y objetivos comunicacionales estratégicos para lograr así, darle valor positivo a la marca.

¿Cuál es la importancia del naming?

El naming tiene distintos tipos de estrategias que facilitarán el trabajo de gestión de marca con el objetivo de hacerla conocida y recordada consciente e inconscientemente en la mente de los consumidores:

  • análisis de factores externos e internos;
  • identificar la cuota de mercado que se planea obtener;
  • analizar el público objetivo de tu marca;

De esta manera, el naming nos permite discrepar cuáles son los atributos diferenciadores que nos hacen originales según la competencia.

El uso de estas técnicas reducirá el margen de error sobre la forma como será percibido por los consumidores a la hora de lanzar nuestro proyecto al mercado.

9 características esenciales para elaborar el nombre de tu marca

Para elegir un nombre que describa tu ventaja competitiva, se recomienda tener en cuenta los siguientes factores:

1. Capacidad de causar impacto

Debes buscar que el nombre tenga algo particular con un toque único, llamativo y distinto a los demás.

De esta forma, estarías evitando un gravísimo error, plantear un nombre parecido a otro para buscar que el consumidor se confunda y caiga en tu marca por casualidad.

Ser original y no engañar a tus posibles o potenciales clientes será el primer paso para determinar el éxito de tu estrategia de mercadotecnia.

2. Brevedad y concisión

El nombre tiene que expresar la idea con pocas y adecuadas palabras para que sea más fácil de recordar. por ejemplo, Nike, Facebook, Instagram. Son cortos y entran rápidamente en la mente del consumidor.

3. Facilidad de escritura y pronunciación

En este paso, debes haber estudiado a profundidad el público objetivo a quién vas a dirigir la acción para que escribas como ellos piensan y generes una cantidad de leads con el hecho de que se sientan identificados.

4. Qué tan agradable suena

Para el naming es fundamental que la marca tenga desde un nombre agradable hasta cómo se va a escuchar la publicidad que planees hacer en un futuro.

Hay que aprovechar los beneficios del sentido del oído, los cuales, aumentan la confianza mutua, favorece la calma, limita los errores y de esta forma, aumenta la productividad.

5. Mensaje que transmite

En lo posible, hay que buscar un nombre que, de alguna forma, transmita lo que nuestra marca quiere comunicar, pero, que no diga todo lo que va a hacer, debemos dejar algo de expectativa para que surta un mejor efecto.

6. Facilidad de recordarlo

Teniendo en cuenta los anteriores pasos, el efecto directo debe ser que las personas tengan memoria sobre el nombre de tu marca y lo asocien con su valor.

La restauración de ideas se hará a partir de todo el material conservado sobre tu marca que le has hecho saber al consumidor, ya sea su diferenciación del resto, su brevedad, lo agradable al oído y su forma de ser transmitido.

7. Innovación

Tratar de innovar o buscar una tendencia y alejarnos de lo tradicional, es una buena técnica para que el nombre de tu marca logre su objetivo.

Por este motivo, resulta menester mantenerse actualizado con los nombres de las nuevas empresas o proyectos — del mismo rubro— que estén desarrollándose últimamente, para tratar de ver cuál es el enfoque que se está manejando.

De esta forma, podrás guiarte y crear el nombre más efectivo y correcto, que le proporcionará a tu marca un nombre excepcional que aumentará las probabilidades de éxito.

8. Posibilidad de usar acrónimos

Los acrónimos son las iniciales de una serie de palabras que forman una nueva palabra, de esta manera, será más sencillo transmitir una idea más completa, pero de una manera más resumida.

9. Referencias de otros idiomas

Esta es una técnica ampliamente utilizada, puesto que, no existe un caudal más inacabable de palabras que buscar en otro idioma.

Usando herramientas de traducción podrás escuchar cómo es la pronunciación del nombre que quieras emplear en cualquier lenguaje.

Además, también debes estudiar a otras empresas que hayan hecho lo mismo y les haya resultado útil, como, por ejemplo: “REEBOK” es una palabra africana que describe a un tipo de antílope, aunque la hayan reescrito, su pronunciación es la misma, y la empresa “Reebok International Limited” es estadounidense.

Para finalizar

Una mente creativa representa un importante agregado para crear el nombre de tu proyecto y de esta forma, garantizar el éxito de tu estrategia de marketing.

Un nombre eficaz amplía los factores que determinan la productividad empresarial, puesto que, el mismo tiene la posibilidad de incrementar la probabilidad de conversión de nuestro público objetivo.

¡Hasta aquí llegamos por ahora! Espero te haya sido útil nuestro artículo y puedas ponerlo en práctica lo antes posible.

Antes de irme, te invito que descargues nuestro ebook completo sobre Branding para que conozcas qué torna una marca fuerte. ¡Está genial!

ebook brandingPowered by Rock Convert

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *