Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 27 de octubre de 2018. | Actualizado el 20 de agosto de 2019


Muchas marcas han diseñado sus logotipos y campañas de promoción con el objetivo de transmitir mensajes ocultos que suscitan el consumo. Conoce cómo funciona la publicidad subliminal y ejemplos prácticos de esta estrategia.

Nos encontramos en el cerebro de nuestro cliente, el lugar donde acumula y procesa toda la información que recibe y genera. Más precisamente en un umbral: encima está lo consciente, todo lo que percibe, recuerda y acepta como “lo que es permitido”.

En la parte de abajo, sin poder aflorar, lo subconsciente: sus deseos ocultos, sus impulsos prohibidos, la parte invisible del iceberg de su personalidad.

Un territorio extremamente delicado para un profesional de marketing que tan solo quiere posicionar un producto, ¿no te parece? Estar sin que te vean, decir un mensaje de forma oculta, inducir a la elección sin la percepción de que se está eligiendo, caminar por la delgada línea entre lo correcto y lo incorrecto como un equilibrista en las alturas.

Hoy hablaremos de la publicidad subliminal, una poderosísima herramienta de la comunicación muy utilizada en el mundo de los negocios que debes conocer y, principalmente, utilizar con mucha responsabilidad.

¡Vamos juntos a zambullirnos en el mar de lo desconocido, probablemente cuando nuestro cliente se despierte no se acuerde de nada!

guía de publicidadPowered by Rock Convert

Lo subliminal

Significa a “lo que está por debajo del umbral de la consciencia. Dicho de un estímulo: que por su debilidad o brevedad no es percibido conscientemente, pero influye en la conducta.”

Existen, básicamente, dos grandes líneas de lo subliminal utilizado en el marketing y la publicidad. La correcta y la incorrecta. Podríamos decir que una es la fuerza y la otra el lado oscuro de la fuerza.

La primera se refiere, simplemente, a mensajes ocultos y la segunda a mensajes ocultos que estimulan energías cuestionables no aceptadas en nuestro orden social. Por eso este tema carga consigo una gran discusión ética.

Breve historia de la publicidad subliminal

La publicidad subliminal surgió de una forma muy ingenua pero peligrosa en 1957, cuando James Vicary incluyó en una película cinematográfica dos fotogramas por segundo que decían “Eat popcorn, Drink coca cola”. Según parece, esto incrementó las ventas de ambos productos.

Por más que no hubiera una constatación científica del fenómeno, la industria comenzó a tomar en serio este asunto.

Imagínate cómo fue la evolución en una época que no había reglas. La falta de límites en estos mensajes provocó que se estudiara el fenómeno y se lo reglamentara.

Hoy en día es considerado un delito en más de 50 países, siendo que en España, por ejemplo se los califica como delito muy grave, con multas de un elevado valor.

El lado oscuro del mensaje

Antes de continuar es importante aclarar que a partir de aquí hablaremos de cómo beneficiarnos, pero nos referimos a beneficios conquistados legítimamente por la creatividad, el buen gusto y la integración de nuestros principios a los valores que rigen la convivencia de las personas. De lo contrario no solo es ilícito como también un pésimo negocio.

Un ejemplo de eso: en un momento en que se está discutiendo el papel de la mujer en la sociedad y tratando de sacarla del lugar de objeto sexual, una logo como la de Starbucks con una sirena, un símbolo de la seducción, además de ser un peligroso juego de palabras, puede crear una caída estrepitosa en las ventas.

Cómo beneficiarte de esta estrategia

Si bien utilizados, los mensajes subliminares no solo predisponen al público a tu favor como también crean engagement y situaciones lúdicas. Es muy divertido buscar significados ocultos y saber qué es lo que significa una marca y, mejor todavía, polemizar sobre ellos. Veamos ahora cómo podemos utilizar este recurso de una forma que nos dé buenos retornos.

Textos

Comencemos por las publicaciones escritas. Es muy común en un texto destacar algunas palabras para que de forma subliminar refuerce el contenido que estamos tratando. Para eso, el uso de negritas funciona.

Juegos de palabras, ambigüedades, disparadores, CTAs, entre otros también son mensajes que quieren provocar una acción determinada y generar un sentido de urgencia que no está vinculado directamente con el tema.

Imágenes escondidas

Estas son muy comunes, principalmente en las producciones de la Disney, siempre aparece en algún lugar una imagen escondida de Mickey. Pero también se utiliza mucho en las marcas para reafirmar algunas de las características del producto o su historia.

Para ampliar tu comprensión sobre las aplicaciones de la publicidad subliminal, te presentamos algunos ejemplos de logos del mundo digital:

LG

LG electrónicos es una gigante del mundo empresarial con sede en Corea del Sur y está presente en más de 150 países. Lo que pocas personas saben es que la logo de esta empresa tiene un profundo mensaje oculto.

En vez de las inocentes letras LG, podemos ver escondido en su interior… ¿a Pac Man? Sí es verdad, aunque nunca se confirmó, esa teoría generó mucha visibilidad para la marca.

Amazon

Esta es más simple y directa, pues todos sabemos que Amazon es un tienda virtual y que fue la que lideró ese segmento en el área digital.

Comenzó vendiendo libros y terminó vendiendo de todo, por eso en su logo podemos ver un flecha que indica de la A a la Z. El mensaje entre líneas es claro, algo como “tenemos todo lo que quieras comprar”.

Sony Vaio

La logo de Vaio junta dos mundos: el analógico y el digital. Representa la transformación digital para seguir en el mercado sin abandonar la historia. La VA es una ola analógica y la IO es el código binario 1 0.

Facebook Place

Esta función de Facebook es muy conocida pues nos permite compartir con todos nuestros amigos nuestra ubicación para, de esa forma, promover más encuentros offline.

Claro, el tema es que esta idea ya existía en una red llamada Foursquare. Si vemos bien, en su logo hay un 4 dentro de una plaza en la forma cuadrada, lo que puede interpretarse como una provocación al creador de la idea. 😉  

Toblerone

Si bien no es una marca digital, vale la excepción porque el chocolate suele despertar a los sentidos con intensidad.

Es una marca de chocolate suizo que se produce en Berna, en su logo podemos ver un oso escondido que es el símbolo de la ciudad.

Conclusión

Como verás, lo subliminal también puede usarse para el bien y el público agradece a las marcas que no solo lo divierten, sino también rompen paradigmas y proponen un mundo mejor.

Es hora de volver a la superficie. Hemos terminado nuestro paseo por el sub mundo del marketing espero que te haya gustado y que te motive a estudiar un poco más de marketing y sus posibilidades para tener las mejores ideas para tus campañas.

¡Si quieres saber más del tema lee nuestro artículo sobre publicidad!

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *