Por Redator Rock Content

um de nossos especialistas.

Publicado el 24 de abril de 2019. | Actualizado el 31 de julio de 2019


¿El embudo de ventas ha muerto? Esa es la gran noticia que recorre los pasillos del marketing. Una nueva técnica que amplía la función de nuestro famoso embudo ha surgido en su lugar. Si quieres saber de qué se trata continúa leyendo.

El Flywheel parece haber llegado al mundo del marketing para quedarse. De hecho, muchos especialistas lo consideran la sustitución del famoso embudo de ventas. Por eso pensamos que sería perfecto para ti, que siempre estás buscando aumentar las ventas, conocer los detalles de esta técnica.

Hoy hemos preparado este post para que aprendas todo sobre esta nueva forma de conducir a los clientes y lo apliques a tu emprendimiento. ¡Vayamos juntos a saber más!

¿Qué es Flywheel?

Es un nuevo concepto que aborda el marketing y las ventas desde una óptica diferente a las tradicionales, enfocándose mucho más en la fidelización de los usuarios. Debido a eso en vez de una forma de embudo tiene una forma circular, para fortalecer la idea de que es un ciclo que no tiene fin.

Flywheel significa eso: volante de rotación, es el engranaje circular que le da fuerza a una máquina. En este caso dicho volante está compuesto por atracción – engagement – experiencia del usuario, siendo que el énfasis está en la fase de experiencia del usuario

Si lo miras bien es genial atraes a tu cliente, interactúas con él y le brindas una experiencia memorable, esto a su vez atrae nuevos clientes y el ciclo se repite. Al privilegiar la fase de la experiencia consigues al mismo tiempo atraer y fidelizar.

¿Por qué nace el Flyewheel?

Para superar el alcance del embudo de ventas, siguiendo y visibilizando desde el principio la interacción entre el usuario y las marcas.

Esto hace que el ciclo de vida del cliente sea continuo y sustentable, algo a lo que debe apuntar cualquier empresa.

Sí, el Flywheel es una herramienta ideal para acompañar a los clientes desde que conocen una marca y, sobre todo, luego de la compra, para motivarlos a adquirir nuevos productos o servicios.

Además, el principio fundamental de esta tendencia es usar la información que surge de los procesos de interacción para ofrecer mejores experiencias a los consumidores y, en consecuencia, cautivarlos.

Ahora que conoces de qué trata el Flywheel y por qué nació, es de vital importancia que comprendas cómo ha cambiado al Inbound Marketing. ¡Aprende sobre esto en la próxima sección!

Impacto del Flywheel en el Inbound Marketing

El Inbound Marketing está en constante evolución debido a su estrecha relación con la experiencia del usuario. Dentro de este contexto es que han surgido los siguientes cambios.

1. ¡Ya no hay un punto final!

Sin duda, este es el gran cambio que ha ocasionado el nacimiento del Flywheel en las estrategias de Inbound Marketing. Anteriormente, se consideraba el punto final cuando un usuario adquiría un determinado producto o servicio, pues el objetivo de esta metodología era llevarlo hasta esa conversión.

Ahora, el Inbound pasa a ser un ciclo continuo, que además de atraer intenta cautivar a los clientes ya ganados.

2. Iniciativas de retención proactivas y “agresivas”

Como un ciclo continuo nunca termina, el Flywheel se preocupa especialmente por las etapas posteriores a la compra.

Por ese motivo, esta estrategia plantea que se debe propiciar una interacción continua y efectiva con los clientes actuales para fidelizarlos y, por lo tanto, motivarlos a comprar una y otra vez.

Se puede decir que aunque el principio del embudo de ventas también sirve para fidelizar usuarios, ya que logra que estos se acerquen a las marcas de forma orgánica, el Flywheel es mucho más proactivo y “agresivo” en iniciativas de retención y encantamiento de consumidores.

3. La “fuerza” es la verdadera oportunidad

Antiguamente, la obtención de leads era considerado el gran motor de las estrategias de Inbound Marketing. Cuando un usuario comparte su información de contacto, es mucho más sencillo llegar a él y motivarlo a realizar una compra.

Sin embargo, el Flywheel va mucho más allá. Para esta estrategia, el verdadero diferencial de negocios es generar la “fuerza” suficiente para que gire la rueda que le da vida a tu negocio. La rueda del ciclo de interacción entre el consumidor y la marca.

Para conseguir esto cada fase ayuda a la otra. Atraemos leads, generamos dinámicas de interacción para comprometerlos y le brindamos una experiencia memorable, eso atrae viejos y nuevos clientes y así continúa: los clientes aumentaran y comprarán constantemente.

¿Cómo se consigue esa “fuerza” circular? Precisamente, priorizando la experiencia del usuario, pues la fuerza de compra está en el cliente.

Estos contenidos también te pueden interesar 😉:
👉 Inbound Sales: conoce esta metodología de ventas
👉 Inbound Links: qué son y cómo influyen en el SEO
👉 Las principales métricas de Inbound Marketing

¡Veamos ahora, algunas prácticas propias de esta técnica!

Acciones impulsadas por el Flywheel

Uno de los principios de esta tendencia es que la fricción, un término que engloba todo aquello que causa inconformidad en el cliente, hace que se pierda la fuerza y, en consecuencia, la rueda puede dejar de girar, acortando el ciclo de vida del cliente.

Para evitar la fricción, el Flywheel se vale de las 3 prácticas que analizaremos en las próximas líneas.

1. Automatización de los procesos de atención

La automatización es uno de los grandes aliados del mundo empresarial en la actualidad, y el Flywheel nació en medio de esta realidad. Por esa razón, esta estrategia busca implementarla en los procesos de atención al cliente para hacerlos más ágiles y precisos, evitando roces y molestias entre usuarios y empleados.

Por suerte, existen muchas formas y mecanismos de ofrecer la atención al cliente de manera automatizada, como los chatbots, los e-mail post venta o las encuestas de satisfacción, por ejemplo. Y, lo mejor, esta clase de herramientas tecnológicas garantizan que haya atención las 24 horas del día.

2. Recolección constante de información de los procesos interactivos

Esto es lo que conocemos como personalizar, pues la estandarización puede afectar la experiencia de los clientes. El Flywheel toma datos certeros y reales del cliente actual para mejorar la interacción y la experiencia en general.

Por ese motivo, es una práctica común en las estrategias de Inbound Marketing, influidas por el Flywheel, la recolección constante de información para personalizar promociones, contenidos y otras formas de comunicación.

3. Propiciar el self service

Además de intentar conocer a la clientela para optimizar los mecanismos para satisfacerla, el Flywheel está comprometido con la promoción del self service. Cuando un usuario puede definir un producto o servicio con base en sus necesidades, las posibilidades de fricción son mucho menores.

Conclusión

Como ves, gracias a esta técnica es mucho más factible que los ciclos de vida de los clientes sean prolongados y sustentables. Además, ayuda a que te diferencies de la competencia, ya que en el camino de optimizar la experiencia del cliente se agregan valores que sirven de sello distintitivo para tu marca.

¿Te han servido estos consejos? Esperamos que sí y que con ellos consigas hacer girar con más fuerza la rueda de tu negocio. Y si quieres convertirte en un especialista en el tema descarga nuestro e-book Inbound Marketing.

guía de inbound marketingPowered by Rock Convert

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *