Por Tatiana Forero

Redactora freelance, entusiasta del emprendimiento digital, la cultura y la vida al aire libre.

Publicado el 6 de enero de 2020. | Actualizado el 23 de abril de 2020


IPO es una sigla en inglés que representa “Oferta Pública Inicial”, significando el momento en que una empresa concreta la venta de fragmentos de su composición al mercado abierto de acciones, permitiendo que cualquier persona pueda adquirir partes de la compañía.

En algún momento, muchos empresarios tienen que enfrentar este reto: elegir una opción de financiamiento para mantener un crecimiento sostenible.

Además de los préstamos en bancos, la venta de acciones de forma privada o el crowdfunding, queremos que conozcas una opción disponible para las empresas más valiosas: estamos hablando de las IPO.

En este artículo conocerás todo sobre las Ofertas Públicas de Venta: qué son, cuáles son las condiciones que tu empresa debe cumplir para realizar este proceso y las ventajas que operar en la bolsa trae a las startups y grandes empresas.

¿Qué es y qué significa abrir una IPO?

Una Oferta Pública Inicial (IPO), del inglés Initial Public Offering u Oferta Pública de Venta (OPV), representa la incorporación de una empresa al mercado de valores al emitir sus primeras acciones para atraer capital público, que provenga de distintos segmentos de la sociedad.

Una IPO es como una “prueba piloto” sobre la demanda y el valor que la acción de una empresa puede tener en el mercado de valores, pues la cantidad que se emite es pequeña.

Sin embargo, no deja de ser una excelente forma de financiamiento para una compañía que desea mantener el control de su negocio.

Para las startups, las IPO abren la puerta a nuevos accionistas que apalancarán su expansión a un bajo costo de financiación.

Para las empresas grandes, las IPO ayudan a recaudar nuevos fondos y difundir el riesgo del negocio entre un gran grupo de accionistas.

¿Cuál es el proceso para emitir una IPO?

Para que las IPO puedan operar, existen determinados procesos que se llevan a cabo entre los distintos agentes del mercado de valores. Estos agentes son:

  • las bolsas de valores,
  • los bancos y casas de bolsa,
  • la comisión reguladora del mercado,
  • las emisoras participantes (las empresas),
  • los inversionistas institucionales (afores, bancos, fondos de inversión, aseguradoras),
  • personas físicas.

Si tu empresa ha decidido abrir una IPO, deberás ponerte en contacto con bancos o casas de bolsa para colocar las acciones en el mercado. Ellos manejarán directamente la compra y venta de acciones, regulados por una comisión que se encarga de cuidar la transparencia del proceso.

Una vez las acciones estén a la venta en las bolsas de valores, los inversionistas institucionales o personales pueden comprarlas, siempre y cuando les ofrezcas un valor adecuado y unos rendimientos atractivos.

¿Qué camino debe seguir una empresa para abrir una IPO?

Como los seres humanos, las empresas también tienen ciclos que les permiten introducirse en el mercado, planear su crecimiento y llegar a la madurez.

¡Conoce las etapas que usualmente siguen las empresas hasta abrir una IPO!

1. Etapa de introducción

En la primera etapa, las empresas realizan sus primeras ventas con las que consiguen validar su idea de negocio, lo que se puede hacer a partir de un MVP (Producto Mínimo Viable), por ejemplo.

Como apenas están entrando en un nuevo mercado, su experiencia es escasa. Por ello, los riesgos operativos del negocio son altos.

2. Etapa de crecimiento

La segunda etapa le permite alcanzar a las compañías un crecimiento exponencial en sus ventas. Con estos ingresos, van construyendo un músculo financiero fundamental para sostener la próxima etapa.

3. Etapa de madurez

En la tercera etapa, el volumen de ingresos se ha estabilizado. El riesgo operativo se ha reducido significativamente gracias a la experiencia que han adquirido los directivos y colaboradores y, por tanto, la empresa comienza a ser más atractiva para los inversores.

En este punto la empresa ha crecido considerablemente. Sin embargo, aún necesita apalancarse para adaptarse a nuevas necesidades como la diversificación del portafolio u obtener liquidez para pagar deudas, por ejemplo.

Es aquí donde los empresarios y emprendedores deben comenzar a revisar sus opciones de financiamiento.

Con el tamaño, la experiencia y la solidez de una empresa madura, las IPO aparecen como una excelente alternativa.

¿Qué factores tener en cuenta para concretar una IPO?

Entonces, ¿cuáles son las condiciones que debe cumplir una empresa para abrir una IPO? Hemos listado algunas características que toda empresa que se plantee operar en la bolsa debe tener.

1. Cultura organizacional fuerte

La cultura organizacional de las empresas que quieren tener una IPO debe ser fuerte y transparente.

Esto con el objetivo de mantener el máximo nivel de productividad y asegurar los rendimientos esperados a los inversionistas.

2. Orientación al cliente

El último fin de cualquier empresa es atender el problema de su cliente ideal. Esto solo se logra con una filosofía de Marketing conocida como orientación al cliente.

De nada vale tener infinitos recursos financieros si todo el capital se va a quedar en burocracias o procesos internos de una compañía.

El propósito del financiamiento debería ser brindar un mejor servicio que conlleve al incremento del nivel de ventas.

3. Perspectivas de crecimiento en ofertas y servicios

Nadie quiere invertir en un negocio que se ve estancado, ¿no crees? Algo que da confianza a muchos inversionistas es el conjunto de las expectativas que una empresa logra comunicar sobre su crecimiento.

Tener en mente proyectos realizables como remodelaciones en la oficina, contratación de nuevos empleados, desarrollo en I+D o la creación de nuevos productos te posicionará como una empresa fuerte en el mercado de valores.

4. Fuerza de marca

Otro aspecto que vuelve a tu empresa más atractiva para los inversionistas es el peso de tu marca, que se amplía con buenas estrategias de Branding.

Una empresa con un nombre reconocido y que quede grabado en la mente de los consumidores otorgará un valor más alto para tus acciones.

¿Qué ventajas brinda una IPO a los negocios?

Ahora bien, seguro te debes estar preguntando si vale la pena dar una parte de tu compañía para obtener financiamiento. Bueno, verás que las ventajas de operar acciones en la bolsa merecen la pena.

1. Recaudo de capital

La ventaja más grande de las IPO es el acceso a capital público con el que podrás financiar tus proyectos. Al vender acciones por un buen valor, tendrás liquidez para fortalecer tus operaciones.

2. Apalancamiento sin costo financiero

Los recursos provenientes de una IPO no generan intereses ni tienen plazo de liquidación como los préstamos bancarios, por ejemplo.

Además, los accionistas de una empresa abierta al público esperan un rendimiento menor que en una empresa de capital exclusivamente privado.

3. Aumento del Brand Awareness de la compañía

Al abrir operaciones en el mercado de valores, inevitablemente el nombre de tu marca recibirá más visibilidad y tendrá más reconocimiento entre otros empresarios y clientes potenciales.

4. Diversificación del riesgo y la propiedad de las acciones

Al emitir acciones en una IPO, el riesgo de operación de tu negocio se diversifica en muchos accionistas. Esto te protege y, además, te permite seguir teniendo el control de tu empresa.

5 empresas que participan en el mercado de valores al abrir una IPO

Hemos listado 5 compañías que abrieron sus IPO’s y, ahora, hacen parte de las empresas más valiosas del mundo.

1. Mercado Libre

Desde 2017, el e-commerce más grande de Latinoamérica se convirtió en la primera empresa argentina en formar parte del ranking Nasdaq100 que reúne a las principales empresas tecnológicas del mundo que cotizan en Wall Street.

2. Uber

La IPO de Uber fue una de las más grandes en la historia de la industria tecnológica. La apertura a la bolsa de este unicornio significó una expansión en su portafolio de servicios.

Además de transportar personas, Uber ahora renta patinetes eléctricos, se dedica a la mensajería y hace entregas de comida.

3. Globant

Esta multinacional argentina desarrolladora de software cotiza en la Bolsa de Nueva York desde 2015. La empresa tiene operaciones en Latinoamérica, Estados Unidos, India, España y Reino Unido.

4. Cemex

Las empresas tradicionales, como Cemex, también son atractivas en el mercado de valores. Fundada en 1906, la multinacional mexicana participa en la Bolsa Mexicana de Valores desde 1976 y en la Bolsa de Nueva York desde 1999.

5. Avianca

El consorcio aerocomercial de origen colombiano abrió su IPO en 2013 y desde entonces ha desarrollado diferentes iniciativas que mejoran la experiencia de sus viajeros, consolidando su posición como una de las aerolíneas más importantes de Latinoamérica.

Ahora que ya conoces más sobre las IPO, ¿por qué no te animas a conocer más casos exitosos para inspirarte?

Ingresa a nuestro post sobre las empresas más valiosas del mundo y continúa aprendiendo técnicas para hacer crecer tu empresa.

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *