Promesa de marca: qué es y cómo definir la idea central que expresa la originalidad de tu empresa

Muchos negocios creen que obtener credibilidad en el mercado es algo solo para las grandes empresas que están por todo el mundo. Sin embargo, con una buena promesa de marca es posible aumentar tu credibilidad y construir un negocio sólido que perdure en el tiempo.

descubre qué es una promesa de marca y cómo elegir una para tu empresa

    No importa ni el tamaño ni el tipo de negocio que tengas, si es físico o digital, solo basta hacer una buena promesa de marca que sea valorada por el consumidor y lo más importante: ¡cumplirla!

    ¿Quieres saber más? Entonces, no te pierdas este artículo que en él te contaremos todo lo que debes saber para incrementar notablemente el branding de tu negocio con una buena promesa de marca.

    ¡No te pierdas ni una línea y prepárate para fortalecer tu marca!

    ¿Qué es la promesa de marca?

    La promesa de marca no es nada más que el compromiso que creas con tus clientes sobre lo que recibirán de tu marca. Es la promesa del valor o la experiencia que le entregas a tu consumidor en cada contacto con tu negocio.

    Una promesa de marca tiene que ser relevante para el cliente y memorable con el objetivo de mantenerte siempre presente en su mente.

    También debe ser auténtica y única en el mercado para que te diferencie de la competencia, además de irresistible para que los consumidores no te puedan decir que no.

    Así mismo, debe ser creíble, ya que lo que queremos es construir credibilidad.

    A pesar de que una promesa de marca es mucho más que un slogan, muchas marcas la incluyen en él para recordarle al cliente qué es lo que puede esperar de ella.

    En síntesis, la promesa de marca es el conjunto de beneficios que los clientes de un negocio pueden esperar en cada interacción con la empresa. No importa si es un valor o una experiencia, lo esencial es que esa promesa siempre sea cumplida.

    ¿Por qué es importante cumplir con tu palabra como proveedor de productos o servicios?

    Cuando el cliente conoce la promesa de marca ya sabe qué esperar de la empresa. Sin embargo, cuando esta se rompe, la marca no solo pierde reputación y credibilidad, sino también una gran parte del mercado.

    Es importante tener cuidado, ya que hoy en día, promesas de marca sin cumplir se divulgan velozmente gracias a Internet. Así que, para no correr el riesgo de enfrentar problemas irreparables, si una marca promete, es mejor que cumpla, ¡siempre!

    Por otro lado, cuando la marca cumple su promesa, fortalece su imagen y pasa a ser cada vez más confiable.

    Incluso, la promesa de marca puede volverse aún más poderosa si la estableces como condición para que en el caso que no se cumpla le ofrezcas una recompensa al cliente.

    ¿Te acuerdas de Domino’s Pizza y su compromiso de que, si no recibes la pizza en 30 minutos, es gratis? Pues esa promesa de marca, que se originó en 1973, llevó a la empresa al éxito y 10 años más tarde a su internacionalización.

    ¿Qué relación tiene la promesa de marca con la identidad de la empresa?

    En pocas palabras, la identidad de marca son los valores que la empresa quiere que los clientes asocien a la organización para destacar entre la competencia.

    Por eso, la promesa de marca es una parte importante de la identidad del negocio para que sea posible, de esta forma, aumentar el valor de la compañía, de sus productos y de sus servicios.

    Casos de éxito de promesas de marca

    Así como Domino’s Pizza existen muchos otros casos de éxito de promesa de marca.

    A continuación, te mostraremos algunos.

    Coca-Cola

    ¿Cuál es la promesa de marca de Coca-Cola? ¿Buenos momentos? ¿Felicidad? ¿Momentos inolvidables? Todas sus campañas giran alrededor de estos temas y esta es precisamente su promesa de marca.

    Las campañas publicitarias de Coca-Cola han permitido que sus clientes asocien la marca con fechas tan importantes como la Navidad, compartiendo en familia.

    Durante años, Coca-Cola ha trabajado este concepto hasta introducirlo en la mente de los consumidores y hoy la marca está estrechamente relacionada con esta fecha y con los buenos momentos en general.

    Nike

    La promesa de Nike es inspiración e innovación para todos los atletas del mundo y la transmite en su slogan: Just do it.

    Con esta promesa, la marca le dice al consumidor que puede esperar más que solo ropa y equipo deportivo. ¿Y cómo lo hace? Vistiendo a los atletas que sirven de inspiración, incluso para quienes no son deportistas, y lanzando productos innovadores.

    Apple

    El posicionamiento de marca de Apple se debe en gran parte a su promesa de marca. Con el compromiso de ser innovadores y estar en la vanguardia tecnológica, Apple ha conseguido no solo clientes, sino, más bien, fans.

    Sus seguidores son verdaderos embajadores de la marca y se apropian del status que la promesa de marca proporciona y al mismo tiempo ayudan a la marca a crecer.

    Starbucks

    Otro gran ejemplo de promesa de marca de éxito es Starbucks, que prioriza la experiencia en su compromiso con los clientes.

    La promesa de marca de Starbucks es ofrecer más que un café, entregar un estilo de vida y experiencias inolvidables.

    ¿Y la cumplen? ¡Al pie de la letra! ¿O acaso no recuerdas cuál fue la primera cafetería que implantó el acceso gratuito a Internet en sus espacios físicos?

    Y la experiencia que ofrecen no se limita a sus cafeterías. Su atención al cliente en las redes sociales puede utilizarse como referencia para cualquier empresa.

    Todo ese trabajo se refleja en encantamiento y fidelización.

    7 consejos para crear y aplicar exitosamente una promesa de marca

    1. Identifica el público ideal

    El primer paso para crear tu promesa debe ser el de identificar al público que deseas alcanzar. Elige aquellos que tienen más afinidad con tu marca o los que suelen consumir más de ti.

    Primero entiende quiénes son para después analizar qué es lo que necesitan y cómo tu marca puede satisfacerlos.

    2. Enfócate en lo que les interesa

    Una vez que ya sabes quiénes son tus clientes ideales, detalla sus intereses, para entender cuáles son en los que te vas a enfocar.

    Es importante no querer abarcar todo. De este modo, puedes hacer que te reconozcan, atendiendo aquellas áreas que son prioridad para ellos y convergen con tu marca.

    3. Diferénciate de la competencia

    La promesa de marca debe ser única. Va a ser aquello que destaca a tu marca de las otras. Por lo tanto, sé creativo y promete algo realista, algo que ninguna otra marca de tu competencia lo haya prometido.

    Recuerda: tu promesa de marca te debe definir y distinguir.

    4. Entiende los puntos de resistencia

    Una vez que tienes más clara tu promesa de marca, debes detectar cuáles son los puntos de resistencia. Es decir, cuáles son las dudas que el cliente tiene en relación con tu marca.

    ¿Tu promesa no lo convence? ¿Es poco creíble? Identifica qué le falta al cliente para decirte que sí.

    5. Responde las incertidumbres

    Al entender los puntos de resistencia de tu público, puedes ofrecerle las respuestas que buscan en tu promesa.

    Por ejemplo, si piensan que tu producto se puede malograr inmediatamente después de los 6 meses de garantía, dale 1 año, 2 o 3, si lo que prometes es calidad.

    6. Ofrece una recompensa

    ¿Recuerdas la recompensa de Domino’s de la pizza gratis? Pues las recompensas son las mejores garantías que puedes proporcionar para que los consumidores crean en tu promesa de marca.

    De esta forma, les proporcionas seguridad sobre tu capacidad de cumplimiento. Y claro, debes cumplir, pues está en juego la credibilidad de tu empresa, algo primordial hoy en día para subsistir en el tiempo.

    7. Mantén tu promesa siempre vigente

    Como lo mencionamos anteriormente, la promesa de marca forma parte de la identidad de la organización, por lo que no puede simplemente modificarse con el tiempo.

    La promesa de marca es un compromiso que construye la credibilidad del negocio entre los consumidores. Así que, si creas una promesa, debes estar seguro de que la mantendrás vigente con el pasar de los años.

    8. Sé coherente

    La promesa de marca es un reflejo de sus valores, por lo tanto, la empresa debe ser coherente en todas sus acciones, tanto internas como externas.

    Es esencial que la promesa de marca esté presente en todos los mensajes transmitidos por la empresa, ya sean explícitos o no. Las acciones cuentan, y mucho, cuando hablamos de promesa de marca, por eso, toda la empresa debe tener el mismo rumbo.

    Conclusión

    La promesa de marca crea compromisos con el cliente y reafirma lo que una empresa está dispuesta a hacer por sus consumidores. De este modo, el cliente sabe qué puede esperar de la marca que está consumiendo, ya sea en forma de un valor tangible o de una experiencia.

    Para construir la promesa de marca es importante considerar en todo momento al consumidor, así como los valores que la marca quiere transmitir y la forma cómo quiere ser percibida por el mercado. Siempre manteniendo la coherencia en sus acciones y siendo única y diferente.

    Desarrollar una buena gestión de marca es fundamental para el éxito de toda empresa. Por eso, descarga ahora mismo el ebook gratuito de branding y descubre cómo llevar la imagen de tu marca hacia el éxito.

    Cuota
    facebook
    linkedin
    twitter
    mail

    Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog

    Recibe acceso de primera fuente a nuestras mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

    Related Posts

    ¿Te gustaría recibir más contenido de altísima calidad como este y de forma totalmente gratuita?

    ¡Suscríbete para recibir nuestros contenidos por e-mail y conviértete en un miembro de la Comunidad Rock Content!