¿Qué es storytelling? Aprende a encantar tu lector con historias

¿Quieres descubrir qué es storytelling? ¡Conoce la historia de uno de nuestros freelancers más antiguos y aprende en la práctica todo sobre la técnica de contar historias y encantar lectores!

Utilizar historias para encantar lectores es una de las cosas más elementales para la evolución de nuestra especie, y tal vez por ese motivo, la pregunta «qué es storytelling» me parezca demasiado técnica. No quieres saber qué es, sino cómo hacerla bien hecha, ¿no es así?

Podemos hablar de sus elementos fundamentales, pero la gran esencia de este recurso está en dar vida a una historia y dejar que ella perpetúe el mensaje, la lección.

Te contaré algo personal. Empecé mi carrera en el área comercial y rápidamente subí a los cargos gerenciales de las organizaciones en las que he trabajado. Sin embargo, en determinado momento tuve que elegir entre cuidar de mi familia o invertir en una profesión que no me daba ningún placer o perspectiva dentro de mis intereses.

¿Qué hice? Dejé todo y traté de convertirme en una blogger de maternidad. Explicarle a las personas a mi alrededor y familiares por qué renuncié a todo aquel «éxito» para arriesgarme en algo que no comprendía totalmente era absurdo. En aquella época no sabía, pero usé el storytelling para convencerlos de que ésa era la mejor decisión que podía tomar.

Voy a continuar esta historia y a contarte cómo todo sucedió, pero como mi propósito también es hablar del storytelling como objeto de estudio, te pediré permiso para ser una comentarista de mi propio contenido y en tiempo real, ¿ok?

Entonces, ¿de eso se trata el storytelling?

Bueno, en parte. Te conté una historia, ¿cierto? Me he puesto como personaje, relaté el drama que viví y apunté que tuve un final feliz. Pero, digamos la verdad, la historia no ha quedado muy atractiva, ¿no es así?

Sucede que el storytelling es una técnica que utiliza historias para transmitir satisfactoriamente un mensaje a otra persona o público y, para ello, es necesario establecer una conexión.

Esta conexión es lo que atrapa al lector, que puede ser por la sintonía con el personaje, sus dilemas con el hecho vivido, superación, drama o desenlace.

Al principio de mi historia, no te he dado muchos detalles de esos elementos para que puedas sentirte conectado, ¿verdad?

Entonces, el storytelling no se trata solamente de contar una historia, sino de una sucesión de incentivos que atrapan la atención del lector y lo hacen querer saber qué vendrá a continuación. De toda la historia que te he contado hasta ahora, sin embargo, podemos resaltar algunos puntos:

  • he introducido la historia diciendo que era una experiencia personal. En el storytelling, temas de personajes reales son excelentes herramientas de convencimiento;
  • el lenguaje que estoy usando también está cercano a ti (por lo menos esa es mi intención) para que la gente se conecte, tome un café virtual; y
  • al final de la introducción hice una promesa de que continuaría la historia con un cambio de rumbo exitoso.

¿Qué manera de dejar a tu audiencia más despierta que diciéndoles que tienes una solución exitosa? Entonces, volvamos a mi historia.

Podría decirte que la opinión de las personas simplemente no importa. Pero si eres freelancer, sabes que tu carrera profesional gana más destaque en la cena de Navidad que la rica comida que han preparado o las historias que tu tía cuenta.

Así que oír los juicios, las insinuaciones y todos pidiéndote tu currículo para enviar a aquel conocido acaban desestabilizando tu equilibrio emocional. Sin contar el hecho de que, realmente, crear un blog era un reto que en aquella época yo solo veía la puntita del iceberg.

Pero si hubiera demostrado debilidad o sucumbido en la primera insinuación para que «encontrara un empleo decente», no sabría las alegrías que cosecharía en el futuro.

Y sin darme cuenta, empecé a trabajar mi imagen y vocabulario. Antes, trabajaba en el mercado financiero, pero métricas y jobs no eran palabras que usaba regularmente. Entonces pasé a adherirlas, junto a las constantes menciones de que estaba con mí agenda llena. Y ellos, simplemente, empezaron a creerme.

Aunque no sabían decir con lo que trabajaba, concluían que entendía bien de lo que estaba hablando y que ganaba dinero por eso, lo que luego se volvió en algo inesperado y fabuloso para ellos.

El poder de un personaje y su saga improbable

Bien, amigos de la comunidad Marketing de Contenidos, continuemos con nuestros comentarios. En esta segunda parte, tal vez te hayas identificado más con el personaje.

Interpelar al lector, incluso mencionando características en común, es una excelente forma de hacer storytelling.

«(…) pero si también eres freelancer, sabes que tu carrera profesional gana más destaque (…)»

Con esa frase, mencioné nuestra semejanza e historias en común y traté de hacerte revisar algunas memorias. Si lo he conseguido, súper. Porque a esta altura, otro lector que vive la misma situación que la nuestra y aún no ha logrado su cambio de rumbo exitoso puede estar pensando: «voy a guardar este texto para prepararme para la próxima Navidad», ¿no es así? Y esa es la idea.

Además, empecé a dar pistas de algunas posibles soluciones que pueden ser utilizadas por otros freelancers. Es como dije al principio de este post: storytelling no es solo contar una historia, pero usarla para transmitir un mensaje, lo que también es genial para vender productos y servicios.

¿Te imaginas si esta historia estuviese siendo contada por una coach o psicóloga en su blog profesional? Tales soluciones podrían ser parte de sus servicios prestados que, mientras la persona lee, internaliza que va a necesitarlos y que el personaje es una autoridad que puede ayudarla.

Ah, y aún hay otro elemento: la saga improbable de usar una simple solución de intercambiar vocabularios y hacer comentarios de una rutina agitada para convencer a amigos y familiares que estás progresando en la elección que todos criticaban.

El mensaje que este recurso transmite al lector es: yes, we can. Incluso ante un conflicto, en situaciones que nos molestan y deprimen, es posible sobresalir, lo que reafirma tu poder motivacional de hacer que el lector tome una actitud.

Pero retomando…

Como dije, la primera batalla estaba vencida. Nadie más cuestionaba si me había vuelto una señora que vivía con el dinero del marido. Pero el hecho es que el blog estaba siendo un verdadero fracaso, una sangría de perjuicios con inversiones en herramientas que ni siquiera conocía bien. Me esforzaba para escribir textos increíbles y, después de publicarlos, me quedaba mirando las estadísticas esperando miles de visualizaciones.

En ese momento, un conflicto interno sucedió porque, a pesar de mostrar a todos que me estaba manteniendo, mis gastos aumentaban. Una semi desesperación empezó, mientras ya me veía distribuyendo currículos nuevamente para encontrar trabajo.

¡Páralo todo y llama João Kleber!

Aquí en Brasil, João Kleber es un famoso de la trash TV. Se trata de un presentador sensacionalista que usa historias absurdas en sus programas para ganar audiencia. 

Hasta entonces, todo bien, después de todo, ¿qué presentador no hace eso?

Pero su gran diferencial es que cuando el personaje está llegando al ápice de su historia, él hace una pausa dramática, que es exactamente lo que hice ahora en mi historia.

Para que un contenido tenga un buen storytelling, se recomienda que tenga algunos elementos, como:

  • conflictos ineludibles: Luke, I’m you father! (si no eres fan de Star Wars, te lo explico: esta frase icónica es pronunciada cuando padre e hijo están luchando, al borde de la muerte, y Darth Vader intenta convencer a Luke a unirse a él contra los Jedis y la resistencia. Un súper conflicto emocional)
  • personajes marcantes: como el propio Darth Vader; y
  • situaciones improbables: que es donde llegaré en mi historia y lo verás en un instante.

Volviendo…

Fue en este momento que conocí el blog de Rock Content. Primero, fue mi base de investigación, cuando todavía invertía en la idea de monetizar mi blog. Pero con el tiempo, leyendo textos fantásticos y algunos call-to-actions irresistible para ser freelancer, resolví probar la vida de ghostwriter.

Estaba segura de que nunca conseguiría llegar al nivel de escritura de Rock y mis primeras candidaturas acabaron siendo reprobadas. Pero no desistí, vi una oportunidad que quería agarrar con uñas y dientes. Recuerdo como si fuera hoy la primera tarea que tomé. ¿Conoces el tradicional baile de la victoria? ¡Lo hice!

Me puse súper feliz, y eso me motivó a buscar más. Los comentarios de los analistas también me ayudaron, logré más candidaturas y por fin, estaba con la agenda realmente llena y con todas mis cuentas al día. Literalmente, al día.

Esta parte de mi historia seguramente mis amigos y parientes no la conocen. Pero, mientras algunos se contentaron con la imagen que pasé, y hasta quisieron experimentarlo, otros continuaron criticando, creyendo que no había hecho una buena elección.

Y fue entonces que me di cuenta que no necesitaba preocuparme tanto con lo que ellos pensaban, pero que, en parte, fui movida a buscar nuevas soluciones por las sensaciones malas que sus críticas me causaban.

¿Si lo haría diferente? Por supuesto que no. Después de todo, situaciones improbables me llevaron hasta donde estoy ahora. Si pudiera volver al año de 2015 y contarle a la mujer que investigaba cosas en el blog de Rock Content que en 2018 ella publicaría este texto, me diría que estaba loca. Pero creo que esa locura forma parte de mi personaje, y probablemente del tuyo también.

¿Necesitas dejarlo todo? Hazlo, pero ten conciencia de que sea cual sea el camino que elijas (o caigas de paracaídas), también tendrás que esforzarte mucho para que funcione. ¿Y que piensan los otros sobre eso? ¡Recoge todas las críticas y úsalas como combustible para tu éxito!

Ahora siéntate que te contaré la moral de la historia

Y así, llegamos al final de la historia. El personaje venció su reto y aún motivó a sus lectores a salir de la zona de confort y arriesgarse.

Esta estrategia también funciona muy bien para conectar clientes y empresas. Los millenials y la Gen Z se preocupan mucho con los valores sociales de una empresa, como la sostenibilidad de sus procesos, por ejemplo. Y utilizar storytelling para contarle a la audiencia cómo fue el proceso de conversión del modelo tradicional a uno ecológicamente correcto es garantía de éxito absoluto.

Otra cosa: un buen storytelling termina con un desenlace que también se conecta con el lector. Querías un final feliz, ¿cierto? Porque me pondré muy contenta si esta historia te ha inspirado y, al mismo tiempo, transmitido conocimiento, que es el objetivo.

Entonces, estoy segura de que en este momento, además de saber lo que es storytelling, también quieres saber más sobre él, y ya debes haber concluido que, por el hecho de haber hablado directamente contigo, usando figuras de lenguaje e inferencias de temas de tu cotidiano, esos elementos también pueden ser otros de sus recursos, ¿no es así?

¡Hablar de sentimientos y sensaciones entran en el paquete! ¿Eres del equipo que disfruta las pasas en la cena de Navidad? ¿Has sentido su gusto cuando hablamos de ellas? ¡Eso es storytelling!

Los comentarios que hacen que confirme que has entendido exactamente el mensaje que quiero pasar también es storytelling. ¿Y no te parece mucho mejor que un simple texto? Si lo piensas bien, te darás cuenta de que esta técnica está en todas partes, y no es conspiración.

Todo, objetos, personas y, por supuesto, las empresas están a todo momento contando historias. Lo que puedes hacer, como redactor, es optimizar estos relatos y hacer que los lectores se identifiquen con ellos.

Estoy aquí, con muchas ganas de continuar esta conversación, pero la verdad es que ella no tiene fin. ¿No me crees?

¡Conoce nuestra Guía del texto perfecto!

Guía del texto perfecto

 

100.000 pessoas não podem estar enganadas
Deixe seu email e receba conteúdos antes de todo mundo