Por Rita Lisboa

Publicado el 3 de julio de 2019. | Actualizado el 17 de marzo de 2020


Los valores de una empresa son los propósitos que orientan las actitudes de sus colaboradores y los mantienen vinculados a objetivos comunes. Además, estos valores son la máxima expresión de la misión y visión de una empresa.

En el camino hacia el éxito empresarial, lo primero y más importante es asegurar que los cimientos de tu compañía sean sólidos para soportar cualquier situación, ¿a qué nos referimos? Pues, por supuesto, estamos hablando de los valores de una empresa.

Los valores de una empresa, definen de pies a cabeza los principios éticos, morales y empresariales de la organización, sumado a dejar muy claro la identidad corporativa, junto con la misión y visión de la misma.

En este artículo, hemos preparado un contenido completo y preciso sobre lo qué son los valores de una empresa, su importancia, tipos de valores y cómo difundirlos efectivamente dentro de tu negocio. ¡Prepárate!

¿Qué son los valores de una empresa?

Están formados por todos esos principios éticos y profesionales sobre los cuales basamos todas las actividades dentro de la empresa, que evidencian de una manera u otra, la identidad y espíritu de la misma.

Podríamos decir, son los rasgos de la personalidad de la compañía que, resumidos de manera simple y concisa, se usan para transmitirle a propios y terceros la ruta que los fundadores o directivos han decidido tomar.

La manera más simple de “elegirlas” es preguntarse quién es y en qué cree el dueño de la compañía, cómo responde ante situaciones de crisis y cómo quiere que su entorno lo defina. De esta manera, se puede ir trazando esa personalidad y lograr determinar los valores de una empresa.

Además, como estrategia de mercadotecnia la identidad corporativa es fundamental para definir aspectos como el público objetivo, tono del mensaje, necesidades, entre otros.

¿Por qué los valores empresariales son importantes?

¿No te has topado con alguna empresa donde todo el mundo parece ir por un lado distinto? Bueno, esos son casos clásicos de negocios que no poseen los valores de una empresa bien marcados o respetados por sus miembros.

A continuación, algunos aspectos realmente positivos que trae el tener, aplicar, fomentar y transmitir los valores de una empresa:

  • crear una cultura organizacional fuerte y sólida;
  • estimular al personal para ayudar con los objetivos de la empresa;
  • lograr una baja rotación de personal;
  • evitar las diferencias de opiniones entre los trabajadores;
  • perspectiva clara y cambio de pensamiento para los nuevos talentos;
  • brindar la oportunidad de cumplir y aportar en escenarios que estén alineados con los valores de la empresa y tener presencia en campañas de responsabilidad social empresarial;
  • generar confianza y credibilidad en clientes, proveedores, empleados, etc.;

Para que cada uno de los miembros tenga sentido de pertenencia sobre la empresa, ¡debes crear un ambiente lleno de valores!

9 valores empresariales que todos los negocios deben cultivar

Repasemos los valores esenciales que debe tener toda empresa:

1. Honestidad

La transparencia, sinceridad y franqueza, son valores que actualmente el público no solamente desea para las empresas, las exige.

Esto tiene que ver con usar la verdad como herramienta para ganarse la confianza y credibilidad frente al entorno.

2. Calidad

Vivimos en un mundo donde todos dicen que tienen los mejores productos del mercado. Pero una cosa es afirmarlo y la otra es garantizarlo.

Los productos deben cumplir con los parámetros establecidos y prometidos, que sólo pueden ser cercanos a la perfección.

3. Puntualidad

No solo estamos hablando de ser respetuoso con los plazos de entrega de mercancía. También darle la importancia a la puntualidad a la hora de llegada y salida.

Asimismo, tener especial consideración con el tiempo de los clientes, proveedores y socios en casos de reuniones y pagos de facturas.

4. Pasión

Pocas cosas atraen más a clientes que ver personas que disfrutan lo que hacen. Por ello, el tener la pasión como valor de una empresa, servirá para crear y mantener la emocionalidad al tope y transmitir esa motivación al exterior.

5. Competitividad

Tener la meta clara que sólo te puedes conformar estando en la cima, es un valor que muy pocos logran llevar a la práctica.

Tu empresa solo puede ser la mejor solo si se exige lo mejor. Cuando esto sucede, la moral, la pasión y la motivación nunca faltarán y el crecimiento de la organización es una consecuencia natural.

6. Trabajo en equipo

¿Cuándo has visto un equipo deportivo ganar campeonatos solamente por individualidades? Posiblemente nunca.

La gestión de equipos de trabajo surge como una necesidad importante en ambientes corporativos donde la tolerancia, respeto, la admiración y la consideración son las prioridades.

Pero esto no llega hasta aquí, los valores de una empresa están ligadas a los principios personales de las cabezas de la compañía. Por ello, también pueden considerarse valores como libertad, resiliencia, lealtad, solidaridad, entre otros.

7. Orientación al cliente

Una empresa que constantemente se esfuerza por repensar su propuesta de valor para adecuarse a las necesidades de sus clientes tiene todo lo necesario para crecer de manera sustentable.

Al final, los negocios solo siguen existiendo porque sus consumidores los eligen para resolver un problema o laguna, a partir de productos y servicios. Es decir, el cliente es el eje central de una empresa exitosa.

Por eso es que la orientación al cliente trae tantos beneficios a los procesos corporativos. Este valor puede ser incorporado a la cultura organizacional con las siguientes medidas:

  • implementar un departamento de Customer Success;
  • definir metas y OKRs claros;
  • realizar entrevistas con clientes actuales y potenciales para entender sus percepciones;
  • personalizar ofertas;
  • utilizar herramientas de Inteligencia Artificial que generen datos sobre las interacciones entre cliente y empresa;
  • mapear los touchpoints de la jornada del consumidor;
  • promover acciones efectivas de Customer Experience;
  • etc.

8. Responsabilidad social

Teniendo en cuenta el punto anterior, se nota el papel de las empresas en la mejora de la calidad de vida de las personas, a partir de sus clientes. Pero este movimiento puede ser fortalecido aun más cuando se extiende a la comunidad en general.

Para causar un impacto amplio y positivo en la sociedad que los rodea, los negocios deben darle fuerza al valor de la Responsabilidad Social.

Es decir, que puedan realizar acciones de carácter colectivo para hacer que sus recursos generen beneficios a personas que no necesariamente establecen una relación de consumo con ellos.

Algunos ejemplos de este proceso son:

  • apoyo financiero y estructural a instituciones sin ánimo de lucro que actúen en causas de interés para la empresa;
  • creación de cursos y talleres educativos para transmitir el conocimiento que produce;
  • acompañamiento de pequeños y medianos emprendedores para estimular su crecimiento en el mercado;
  • elaboración de una versión gratuita y más limitada de su software o app para aquellos que no puedan pagar el producto principal;
  • etc.

9. Resolución de problemas

Cuando se penetra en el mundo corporativo lo más conveniente es eliminar la ilusión de que puede construirse un escenario perfecto, sin ningún problema. Es algo imposible, ya que en el intento de crecer y mejorar surgen limitaciones que la empresa debe superar.

Por eso el valor de la resolución de problemas es tan importante en el ambiente de los negocios.

Los empleados y directivos deben siempre incentivar el pensamiento orientado a la búsqueda de soluciones, evitando así la pérdida de tiempo para encontrar culpables o lamentar lo que no funcionó.

Este es uno de los valores pilares de la cultura organizacional en Rock Content. Lo hacemos con recursos interesantes y eficaces, como:

  • constantes reuniones de alineación entre gestores y analistas, en el formato 1:1 (one on one)
  • espacios de diálogos para el planteo de ideas y soluciones para errores identificados;
  • aplicación de la metodología PDCA, que busca la causa raíz de cada problema;
  • entre otros.

¿Cómo difundir los valores de una empresa?

Definirlos claramente

Puede parecer una obviedad, pero no se pueden difundir valores de una empresa que no están bien marcados y establecidos.

Esto supone que debes asegurarte que no se han transmitido de una manera que puedan ser susceptibles a interpretaciones subjetivas.

Si necesitas explicarle a tus empleados y socios cuáles son los valores, entonces no están bien claras.

Aprovechar la tecnología y plataformas e-learning

Esto con la intención de difundir los valores empresariales de manera permanente y continua a los miembros de la organización.

A través de “cursos de inducción” o planes de acogida institucionales, es posible capacitar a los nuevos talentos y asegurarse que conozcan a profundidad los valores, principios, misión y visión desde el inicio.

Prospectar personas con valores similares

Cambiar la manera de pensar y más aún, cuando hablamos de principios es una tarea casi imposible.

Por ello, el elegir candidatos que compartan los mismos valores que la empresa, es una buena práctica para garantizar que, no solo se sentirán más a gusto trabajando para ti, también hablarán mejor y serán más productivos.

Usar todos los canales

Es necesario que uses cada oportunidad y medios posibles para difundir tus valores corporativos.

Además, asegurarte que tus acciones públicas y privadas estén en concordancia con estos principios, es la mejor manera de decirle al mundo que tu empresa vive en congruencia.

¡Ya está!

Si has llegado hasta aquí, entiendes que los valores de una empresa son esos que determinan la “personalidad” y la identidad corporativa de la misma.

Son las que definen los objetivos de la compañía y le muestran al entorno los factores que son importantes para ti y con los que se pueden identificar.

No nos queremos despedir sin antes ofrecerte la oportunidad de que sigas expandiendo tus conocimientos y, sobre todo, comprendas la riqueza que pueden generar las campañas sociales y más aún, el saber transmitirlas.

Si esto te interesa, no te puedes perder este artículo sobre cómo comunicar tu campaña de RSE en el mundo digital. ¿Qué esperas?

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *