Por Vitor Peçanha

Co-fundador da Rock Content.

Publicado el 20 de marzo de 2020. | Actualizado el 23 de abril de 2020


Además de captar nuevos talentos y promover la capacitación constante, los profesionales de Recursos Humanos tienen otra tarea fundamental: crear estrategias para el crecimiento y optimización de la empresa. Y esto es posible gracias a las técnicas de gestión por competencias.

Preparamos información valiosa sobre esta metodología de trabajo y su importancia en las empresas ¡Si quieres saber más sobre este asunto, no dejes de leer este artículo!

¿Qué es el modelo de gestión por competencias?

Este tipo de gestión organizacional busca alinear los talentos y habilidades de los colaboradores con la visión y el objetivo de la empresa, partiendo de la idea de identificar el perfil perfecto del colaborador para un cargo específico y, en base a ello, crear una dinámica de reclutamiento y capacitación.

Sin duda, se trata un punto clave para el éxito de muchas empresas, pues es capaz de identificar las mejores habilidades de un colaborador para después potencializarlas para el beneficio de la organización.

En otras palabras: gracias a este modelo de gestión, el día a día de la empresa funciona mejor, generando grandes resultados.

En este sentido, es esencial saber qué es una competencia: se trata de un conjunto de habilidades, aptitudes y conocimientos que una persona tiene para ejecutar una tarea o función específica.

Algunos ejemplos de competencias son:

Para gestionar estas aptitudes, es necesario aplicar algunos métodos, que presentamos a continuación.

Un nuevo modelo de gestión que valora el individuo

Ya explicamos que la gestión por competencias permite identificar las capacidades de las personas requeridas en cada puesto de trabajo, facilitando la implementación de un nuevo estilo de dirección que gestione el talento humano de forma integral y más efectiva.

Es por ello que algunos autores afirman que el concepto de competencia surgió como una nueva forma de resolver las demandas de una organización, buscando maximizar sus ventajas competitivas a través de sus colaboradores (Mertens, 1996).

Asimismo, el modelo de competencias surge como una nueva modalidad de gestión, cuyo objetivo primordial es garantizar que las personas asignadas a las diferentes actividades sean las más adecuadas para esa función.

Por su parte, Boyatzis (1982), sostiene el concepto de Competencia como la “característica subyacente de una persona que está causalmente relacionada con la actuación exitosa de un puesto de trabajo”.

Según la definición del autor Levy Leboyer, las competencias son ciertos comportamientos que algunas personas dominan mejor que otras, lo que las convierten en más eficaces en una determinada situación.

Ciertamente, estos conceptos explican por qué cada vez más empresas basan sus contrataciones en este modelo de gestión.

¿Cuáles son las características de una gestión por competencia?

Es fundamental conocer algunos elementos que caracterizan este modelo de gestión, pues solo así es posible tener una visión amplia de cómo funciona esta metodología.

1. Transparencia

Este modelo es considerado por muchos como el más transparente, pues cada empleado es consciente de las habilidades y capacidades que la empresa espera de él.

Para lograr ese objetivo, es necesario evidenciar cuáles son las atribuciones de cada integrante del equipo, realizando una descripción completa de la función.

2. Justicia

Otro elemento esencial del modelo de gestión por competencia es la justicia. Ella se relaciona a la evaluación justa de las competencias de cada colaborador.

Según esta directriz, todas las aptitudes, habilidades y conocimientos deben ser analizados y considerados de la misma forma.

Es por medio de la identificación de competencias, relacionadas al comportamiento de cada individuo, que el sector de recursos humanos de la empresa optimiza sus acciones.

3. Reconocimiento al mérito

Cada vez más importante, este aspecto es esencial para este tipo de gestión, pues valora el mérito de cada trabajador, con base a los resultados de su trabajo. Y, para evaluar en cantidad y calidad las tareas y funciones desempeñadas, son empleadas herramientas específicas.

Siendo así, bonos, promociones o cualquier otro tipo de incentivos pueden ser ofrecidos a los colaboradores de acuerdo a las virtudes de cada uno.

¿Cuáles son los beneficios del modelo de Gestión por Competencia?

Aplicar este modelo en la gestión puede proporcionar diversos beneficios al ambiente corporativo de tu empresa.

Además de mejorar los resultados, es posible aumentar el compromiso de los trabajadores y disminuir costos en diferentes sectores.

1. Más productividad

Saber utilizar las habilidades de cada colaborador permite que se sientan mejor con el trabajo que realizan, generando más satisfacción y felicidad individual, lo que, a su vez, aumenta su compromiso con la empresa.

Es un hecho: trabajadores felices y comprometidos realizan mejor sus funciones que aquellos que están desmotivados.

2. Mejores resultados

Para los empleados más comprometidos, las metas de la empresa se convierten en los objetivos del equipo de trabajo.

Además, conociendo los propósitos de la empresa, es posible identificar las competencias necesarias para alcanzarlos, creando una planificación de desarrollo personal de los profesionales.

3. Mejor clima organizacional

Entender cómo trabajar de la mejor forma las habilidades personales de los funcionarios hace que el clima laboral sea cada vez mejor, con menos incomprensiones entre los integrantes de cada equipo.

Cuando las competencias de los profesionales son reconocidas, se eleva el potencial de cada uno de ellos, mejorando su desempeño.

4. Menos rotación

En términos prácticos, un alto índice de rotación indica, no solo la insatisfacción de los colabores, sino también gastos con la salida de personal y nuevos procesos de selección.

Con relación a la satisfacción de los profesionales, la preocupación real con el bienestar y felicidad de los mismos por parte de la empresa hace que permanezcan por más tiempo, reduciendo el número de rotación.

5. Reclutamiento más eficaz

Con la aplicación de la gestión por competencias, se tienen a la mano informaciones sobre las aptitudes que la empresa, el equipo y el cargo necesitan.

De esta forma, a la hora de contratar nuevos talentos, es posible listar las características de los candidatos y compararlas con aquellas que la organización busca.

Esto resulta en la llegada al candidato más adecuado de forma más rápida y efectiva.

Si te interesa conocer más sobre este asunto, no debes dejar de leer nuestro artículo sobre la importancia de la Cultura Organizacional. Con él accederás a información que te ayudará a aumentar la productividad de tu empresa.

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *