Por Victor López

Publicado el 26 de octubre de 2019. | Actualizado el 25 de octubre de 2019


Lovemark es un concepto que se usa en el Marketing para representar una marca que ha logrado generar un gran nivel de confianza y compromiso en sus clientes, lo que les hace permanecer en sus recuerdos y estimula a que sean recomendadas a otros clientes potenciales.

La mayoría de las marcas que han alcanzado el éxito en los mercados de la actualidad ha sido porque han buscado mucho más que clientes fieles. El verdadero secreto de su éxito está en que estas personas lleguen a sentir amor por tu marca, convirtiéndolas en lovemarks.

Lograr que tu marca se convierta en una lovemark no es más que conseguir que el engagement de tus clientes llegue a su máxima expresión, es decir, que el vínculo que se logre entre tu marca y los consumidores sea tal que supere cualquier racionalidad, incluyendo los beneficios de tus productos o servicios.

Para convertir a tu marca en una lovemark, es necesario conocer a fondo a tu público objetivo y enfocarte en sus necesidades para que este, literalmente empiece a sentir amor por ella.

En el siguiente artículo te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre este interesante tema y por qué no debes descansar hasta que tu marca sea una lovemark. ¡Adelante!

¿En qué consiste el concepto de lovemark?

Este concepto fue definido por el genio del marketing y de la publicidad Kevin Roberts, y básicamente es una estrategia de marketing en donde se une el amor y la marca.

Una lovemark es una marca que ha logrado posicionarse como la primera opción de su público objetivo, gracias a la generación de vínculos emocionales bien asentados que hacen que la fidelidad y el compromiso de sus consumidores llegue al punto en que estos sienten amor por la marca.

Según Kevin Roberts el vínculo entre una marca y el consumidor puede llegar al nivel del enamoramiento si la marca logra desarrollar tres elementos:

  • sensualidad;
  • intimidad;
  • misterio.

Sensualidad

Cuando de sensualidad se trata y lo llevamos al punto de ¿cómo puede ser sensual una marca para los consumidores? Kevin Roberts lo resume en el hecho de que una marca es sensual cuando tiene la capacidad de estimular cada uno de nuestros sentidos.

Intimidad

En el contexto de las lovemarks la intimidad se refiere al hecho de que las marcas son capaces de tener una relación íntima con los clientes, literalmente como una relación de pareja.

Esto quiere decir que en la relación del consumidor y la marca el compromiso, la pasión y la empatía serán las bases que sustenten la misma.

Misterio

Relacionar el misterio con las marcas se refiere al hecho de que estas siempre generan expectativas en sus consumidores, es decir, siempre tienen un as bajo la manga preparado para generar una emoción inesperada al conocer su producto.

Si los clientes supieran cada detalle de un producto que está próximo a ser lanzado al mercado, no se generaría esa curiosidad de conocer cada uno de los detalles de dicho producto o servicio.

Haciendo una analogía con las relaciones amorosas, generalmente si no tienes curiosidad y expectativas sobre esa persona que te gusta, terminarás perdiendo el interés en ella.

Otra manera de lograr esto, es contar historias que hagan volar la imaginación de los clientes, y que produzca que estos se visualicen en diferentes escenarios y que a su vez dichos escenarios sean relacionados directamente con la marca en cuestión.

Es por eso que las marcas deben buscar generar estos tres elementos para que los consumidores terminen dejándose llevar por su encanto e inevitablemente se enamoren profundamente.

Debido a esto, los clientes que sienten amor por tu marca van a terminar eligiéndola sin importar el precio o los beneficios que otro proveedor pueda ofrecer, ¡increíble!, ¿no?

¿Por qué es importante para una marca que se convierta en lovemark?

La importancia de lo que significa el concepto de lovemark para las empresas es que tu marca pasará de ser una marca con un nivel de engagement promedio por parte de tus clientes, a generar un nivel de compromiso tan grande que podría comparase con estar verdaderamente enamorado.

El hecho de que las empresas se encarguen de realizar estrategias de marketing que tengan como objetivo generar un engagement cada vez más fuerte en las personas que consumen sus productos o servicios, estos terminen poniendo por encima de su racionalidad a su lealtad.

Esto quiere decir que la lealtad y el compromiso que tenemos por nuestra lovemark resulte pesando más al momento de hacernos preguntas para tomar una decisión de compra, por ejemplo:

  • ¿es realmente necesario?
  • ¿Es la mejor opción para mi?
  • ¿Vale la pena gastar esta cantidad de dinero?
  • etc.

Es por eso que si tu marca llega a este nivel de engagement, tendrás la ventaja de tener un rango de precios más extenso que una marca normal, esto quiere decir que debido a que tus consumidores los moverá su amor y no la razón, el costo de tu producto será algo que pondrán en un segundo plano.

Otra razón por la cual aplicar este concepto sería provechoso es que los productos tendrán una alta demanda entre los consumidores, es decir, generalmente tener productos de una lovemark se asocia con tener un status alto en la sociedad, por consiguiente, todos quieren tenerlos.

¿Cómo construir una lovemark? 

Para hacer que tu marca pase a ser una lovemark es indispensable que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

1. Enfócate en un nicho de mercado

Para lograr convertir a tu marca en una lovemark de una manera más sencilla será de gran utilidad que tus campañas publicitarias y estrategias de marketing se enfoquen en un nicho de mercado específico.

Esto quiere decir que si ubicas un grupo de consumidores que han sido poco atendidos por la competencia y le brindas un producto que realmente les parezca increíble, ya estas del otro lado.

2. Apunta a la emoción y no a la razón

Hoy en día es un hecho que si tus anuncios publicitarios consiguen mover las emociones de las personas que están en la búsqueda de un bien o servicio que les ayude con alguna situación, existe una gran posibilidad de que terminen decidiendo comprarle a tu marca.

Si logras captar la atención de nuevos clientes a través de la empatía, esto va a terminar desarrollando un vínculo entre tu marca y el cliente y este va a terminar sucumbiendo ante las emociones que tu marca le genera.

3. Mantén la curiosidad de tus clientes

Siempre que vayas a lanzar alguna campaña, nunca cuentes todo, si mantienes a tu público curioso y expectante de qué será eso que vas a lanzar al mercado, definitivamente los tendrás siempre atentos a tus nuevos lanzamientos.

Conclusión

Es impresionante el poder que tienen las emociones en los consumidores de los mercados actuales, las lovemarks siempre se van a diferenciar de las demás marcas porque simplemente apuntan a las emociones.

Entonces se puede confirmar que el dicho que dice que “el amor es ciego” es totalmente cierto, si tu marca logra mover emociones sin cesar y construyes una lealtad que supere los limites de la racionalidad, puedes decir con toda seguridad que tu marca es una lovemark.

Recuerda que siempre debes estar en la constante renovación y en la búsqueda de mantener a tus clientes fieles y enamorados, haciendo que sean embajadores de tu marca.

Si te ha parecido interesante este artículo y quieres aprender más sobre como construir una marca exitosa no puedes dejar de descargar nuestro ebook Guía de Marketing ¡Está imperdible!

¡Guía Completa de Marketing!

Descárgala gratis para aprender a crear tu estrategia


100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *