Quick Wins: descubre cómo agilizar tus procesos con esas acciones rápidas

Quick Wins son soluciones rentables, de baja complejidad y de baja inversión. Con ellos, es posible observar una optimización en tus procesos internos en un período de tiempo muy corto, lo que representa una forma interesante de impactar tus resultados inmediatos.

descubre qué son las quick wins y cómo aplicarlas en el contexto empresarial

Si fuera posible observar con microscopio las actividades de la empresa, veríamos multitud de pequeñas acciones que, en conjunto, definen los resultados que se pueden alcanzar. Por eso, la optimización de esos procesos internos es el principal objetivo de los gestores, ya que es el camino más corto hacia el éxito.

Imagínate, por ejemplo, todo lo que envuelve una estrategia de Marketing de Contenidos. Tienes que atraer a la persona, convertirla en un lead, implementar un flujo de nutrición y finalmente cerrar la venta. Mucho, ¿verdad? Cuanto más rápido se lleve a cabo cada uno de esos pasos, mejores serán los resultados de la empresa.

Esa es más o menos la idea detrás de Quick Wins, un enfoque extremadamente simple y rentable que puede agilizar los procesos que conforman la vida diaria de tu empresa.

¿Quieres saber más al respecto y conocer algunos ejemplos prácticos? En este artículo descubrirás:

    ¡Sigue leyendo y compruébalo!

    ¿Cuál es el concepto de Quick Wins?

    Nada mejor para entender un concepto como este que entender su significado en español. Quick Wins, literalmente traducido, puede entenderse como “Victorias rápidas”, lo que ya da una idea de lo que hay detrás de ese abordaje.

    La idea es acelerar los procesos internos de la empresa para que generen resultados más positivos en un corto período de tiempo. Esa aceleración se debe a pequeños y sencillos cambios puntuales, que no deben suponer ningún tipo de riesgo y deben solucionar directamente un problema identificado.

    Un Quick Win, por lo tanto, puede entenderse como una solución de baja complejidad y bajo costo con resultados casi inmediatos. Naturalmente, conocer las características y necesidades de tu negocio es un requisito básico para identificar brechas para ese tipo de optimización.

    A menudo, el procedimiento adoptado por la empresa puede estar desactualizado o simplemente demasiado complejo.

    En esos casos, simplemente eliminar uno de las etapas involucradas en el proceso puede acelerar su finalización sin cambiar su eficiencia. Ese es solo un ejemplo de Quick Wins.

    ¿Cuáles son los principales ejemplos de Quick Wins?

    En este punto, ya está claro que los Quick Wins son acciones fáciles de implementar que optimizan el desarrollo de algún proceso. Entonces, imagina los procedimientos aplicados en tu empresa y comienza a cuestionarte qué se podría hacer para acortar el camino hacia la obtención de los resultados.

    Piensa, por ejemplo, en tu estrategia de Marketing Digital. ¿Qué tan efectivo es tu sitio web hoy? ¿Cuál es la estancia media de los visitantes y cuál es la tasa de conversión? Si la respuesta a estas preguntas no es satisfactoria para tu empresa, es hora de buscar soluciones.

    Realiza pruebas relacionadas con el rendimiento de tus páginas y asegúrate de que el tiempo de carga no asuste a tus visitantes.

    Para hacer eso, puedes eliminar imágenes que sean demasiado pesadas, cambiar de servidor o realizar ajustes en javascript. Esas medidas crearán un impacto inmediato en la experiencia del visitante, por lo tanto, son Quick Wins.

    Para facilitar tu comprensión, enumeramos algunos otros ejemplos de medidas que pueden considerarse Quick Wins para optimizar tu estrategia. ¡Acompaña!

    Implementación de un modelo analítico

    Como ya lo sabes, comprender las principales necesidades de tu empresa es fundamental para encontrar el espacio para los Quick Wins. Resulta que, dependiendo del tamaño y la complejidad de la empresa, puede resultar difícil visualizar su totalidad y comprender sus peculiaridades.

    Por lo tanto, vale la pena invertir en utilizar un modelo analítico predeterminado. La implantación de un análisis PEST, por ejemplo, permite un conocimiento completo de los factores externos que influyen en la empresa. Simple, de bajo costo y eficiente, el uso de esa herramienta puede representar una rápida optimización en tu estrategia.

    Actualización de landing page

    Si tienes una estrategia avanzada de Marketing de Contenidos, ciertamente ya tienes landing pages. Estas páginas ofrecen contenidos de interés para el visitante a cambio de sus datos de contacto para convertirlo en un lead. Sin embargo, es posible que tu landing page no sea tan convincente.

    En lugar de insistir en más de lo mismo, podrías ser una buena idea actualizar toda la landing page. Un diseño simple y receptivo, acompañado de un texto más llamativo, puede impulsar rápidamente la generación de leads, lo que representa un Quick Win para la empresa.

    Optimización de público objetivo en anuncios digitales

    ¿Tus anuncios digitales no logran una tasa de conversión satisfactoria? Puede ser que el problema esté en tu segmentación. Herramientas como Google Ads te permiten orientar tus campañas al público que mejor se adapte a tu definición de Buyer Persona.

    Por tanto, si la campaña no funciona correctamente, prueba nuevas configuraciones de público objetivo. Extender el grupo de edad o agregar nuevas regiones geográficas puede finalmente hacer posible llegar a la audiencia que deseas.

    Actualización de texto y palabras clave en anuncios digitales

    Además de la segmentación, la eficacia de los anuncios digitales depende del texto que los acompaña y de las palabras clave utilizadas. Por lo tanto, asegúrate de que tu campaña transmita un mensaje claro y convincente y, si no es así, toma las medidas necesarias para que el texto sea más atractivo.

    Sin embargo, las palabras clave deben actualizarse con frecuencia. Su importancia está relacionada con el volumen de personas que muestran interés por el término, que puede variar. Utiliza herramientas como SEMrush para encontrar las mejores palabras clave del momento.

    Optimización de contenidos ya publicados en el blog

    Ya lo sabes que el blog es uno de los canales más importantes para una estrategia de contenidos, ¿verdad? La producción de materiales relevantes para la persona optimiza el tráfico del sitio web y ayuda a establecer tu marca como una autoridad en Internet. Pero, ¿qué hacer con las publicaciones antiguas que ya no son relevantes?

    Tómate el tiempo para revisar las publicaciones de blog más antiguas e implementar medidas de optimización. Es posible que los elementos de SEO de algunas de las publicaciones no se adapten a las últimas actualizaciones del algoritmo de Google. En otros casos, es posible que sea necesario cambiar el texto para reflejar el escenario actual.

    Actualizar o simplemente eliminar esos contenidos es una forma simple y eficiente de mantener la relevancia de tu dominio.

    Ajuste de layouts 

    ¿Cuándo fue la última vez que cambiaste el layout de tu sitio web? Los diseños receptivos son fundamentales para la experiencia del cliente y, por eso, tienen un impacto directo en los resultados comerciales. Dicho eso, considera los cambios que puedes realizar para optimizar el layout de tu página.

    Si usas un CMS como WordPress u otros, solo se necesitan unos pocos clics para configurar el diseño y hacerlo más accesible para dispositivos móviles. Esa medida aumentará el tiempo de permanencia de los visitantes y aumentará tus oportunidades comerciales, lo que representa una Quick Win.

    Integración de herramientas a la estrategia

    Ya hemos mencionado el uso de SEMrush para encontrar las mejores palabras clave para tu estrategia. En sí mismo, el uso de herramientas que permitan la optimización de tu abordaje ya es un Quick Win, desde que sea un programa simple y con alto costo beneficio.

    Toma los editores de fotos en línea, por ejemplo. Esos softwares te permiten calificar las imágenes utilizadas en tu estrategia y hacerlas más atractivas para el consumidor. Se trata, por tanto, de una solución de baja complejidad que aporta resultados positivos en poco tiempo.

    ¿Cómo implantar Quick Wins en tu empresa?

    Para implementar con éxito la idea de Quick Wins en tu empresa, debes evitar algunos errores comunes. Para empezar, no te sobrecargues. Tratar de resolver demasiados problemas a la vez puede resultar en fallas que afectarán la confianza y credibilidad de la estrategia. Así que concéntrate en una cosa a la vez.

    Además, la búsqueda de Quick Wins sin tener la cultura de la empresa como punto central seguramente fracasará. Solo entendiendo las características del negocio podrás identificar los procesos que se pueden optimizar. Dicho eso, enumeramos algunos pasos importantes en el desarrollo de ese abordaje.

    Identifica el problema

    La identificación de un problema se puede realizar mediante un modelo analítico como el análisis FODA. Independientemente de la herramienta, lo importante es que reúnas a los más expertos de tu equipo y hagas un brainstorming para encontrar los puntos que necesitan mejorar.

    En ese proceso, establecer prioridades es fundamental, ya que no es beneficioso trabajar en demasiadas soluciones a la vez. Para empezar, puedes priorizar solo un departamento o un elemento de la estrategia.

    Registra informaciones y establece plazos

    Cuando identificar lo que necesita optimizarse, registra la información sobre el problema. Si el problema es la baja tasa de visitas al sitio web, por ejemplo, hay que anotar el número de visitantes y el período de tiempo para ese análisis. Estos datos serán importantes para evaluar las medidas tomadas.

    Además, establece fechas límite para encontrar e implementar soluciones. Eso ayudará a tu equipo a organizarse de manera más eficiente sin comprometer la productividad.

    Encuentra posibles soluciones

    Una vez más, se necesita un brainstorming, esta vez para encontrar soluciones. Es importante que los participantes a la reunión tengan en cuenta cuáles son sus objetivos y plazos antes de comenzar a buscar optimizaciones.

    Además, es necesario que el foco esté en resoluciones simples, con efecto rápido y bajo costo de ejecución. De lo contrario, no será un Quick Win.

    Aplica los cambios propuestos y mide los resultados

    Cuando exista un consenso sobre lo que se debe hacer para lograr un Quick Win, pon mano en la obra. Sin embargo, más importante que aplicar los cambios es medir tus resultados.

    Compara los frutos en el período después de los cambios realizados, con los datos registrados al inicio del proceso. Si notas un impacto positivo, felicitaciones, es un Quick Win.

    Los Quick Wins son soluciones simples que producen efectos rápidos y positivos para tu negocio. Encontrarlos e implementarlos puede ser el diferenciador necesario para cambiar el nivel de tu negocio, todo sin imposición de grandes inversiones.

    Ahora que comprendes lo que son los Quick Wins, ¿qué te parece continuar aprendiendo sobre la optimización de los procesos internos de tu empresa? En este artículo presentamos todo sobre productividad y como ser más productivo en el trabajo. ¡Ve ahora mismo!

    Cuota
    facebook
    linkedin
    twitter
    mail

    Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog

    Recibe acceso de primera fuente a nuestras mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

    Related Posts

    ¿Te gustaría recibir más contenido de altísima calidad como este y de forma totalmente gratuita?

    ¡Suscríbete para recibir nuestros contenidos por e-mail y conviértete en un miembro de la Comunidad Rock Content!