Migración de dominio: descubre cómo realizar el proceso sin fricciones con nuestra guía completa

La migración de dominio es un proceso complejo, que requiere cierto cuidado para no perder el tráfico y el engagement de tu sitio web. Tanto Google como los usuarios deben comprender este cambio. Por eso, te vamos a decir qué es la migración de dominio y cuál es la mejor manera de llevarla a cabo.

cómo realizar una migración de dominio exitosa con estas instrucciones precisas

    Es normal que un sitio web pase por varios cambios a lo largo de su vida. A medida que una marca evoluciona, lanza nuevos productos, crea nuevas estrategias e, incluso, puede cambiar de nombre.

    Como el sitio web, por su propia naturaleza y función, debe mantenerse al día con los cambios, es bastante común tener que realizar un proceso de migración.

    Migrar un dominio significa trasladar todo el sitio hacia una nueva dirección web.

    El dominio sirve para identificar y localizar tu sitio web. Entonces, cuando haces una migración, cambias tu dirección de Internet y necesitas mover todos tus archivos y notificar a todos (usuarios, Google y navegadores) sobre el cambio.

    A continuación, te diremos cómo funciona este proceso y qué precauciones debes tomar en los diferentes pasos de migración del dominio.

    En este post verás:

      ¡Lee hasta el final!

      ¿Qué es la migración de dominios?

      La migración de dominio es el proceso de mover un sitio de una dirección a otra en la web. Esta dirección es lo que llamamos dominio.

      La migración, también llamada transferencia de dominio, implica importantes problemas de SEO. Después de todo, cuando cambiamos perdemos toda la autoridad, es decir, la fuerza en la clasificación de los resultados de búsqueda.

      Además de los impactos para Google, la migración de dominios también puede afectar la experiencia del usuario.

      Si no se realiza ningún trabajo de migración de tráfico, el sitio puede perder visitas y todas las oportunidades comerciales que estas generan. Y si además no son bien recibidos en el nuevo dominio, también podrías perder el engagement de aquellos que consiguen llegar.

      Por lo tanto, es necesario establecer un plan de migración de dominio para evitar grandes impactos en el tráfico del sitio y en las posiciones de Google, lo que puede causarle mucho daño a tu plan de Marketing Digital.

      Para llevar a cabo todo este proceso, los equipos de TI y Marketing deben trabajar juntos. Los aspectos técnicos del sitio web y el SEO son responsabilidad del equipo de tecnología, pero es el equipo de Marketing el que maneja la difusión, relación con los clientes y estrategias de contenidos.

      Más adelante, explicaremos cómo hacer la migración de dominio con todas estas precauciones. Pero, para entender de qué vamos a hablar, primero debes saber con mayor exactitud qué es un dominio y cómo funciona.

      ¿Qué es un dominio?

      Es la dirección de un sitio en la web, que sirve para identificar y localizar sus contenidos por parte de usuarios, robots y navegadores de Internet. Es la URL que las personas escriben en la barra de su navegador para acceder (www.example.com) o que puede usar en sus emails ([email protected]).

      El dominio está formado por diferentes elementos, separados por puntos, como por ejemplo:

      • Nombre de dominio: generalmente se refiere al nombre de la marca u organización responsable del sitio web, para una fácil memorización.
      • TLD (Top-Level Domain): identifica el tipo de sitio, como .com, .net, .org., .gov, .edu, .biz, entre otras terminaciones más creativas, como .guru, .design,. café, etc.
      • ccTLD (Country Code TLD): se refiere al país en el que el sitio tiene más relevancia, funciona como un dato de geolocalización para Google y para los usuarios.

      Además de estos componentes principales, el dominio de un sitio web también puede tener subdominios y directorios.

      Cuando una persona escribe un dominio en el navegador, el DNS (Domain Name System o Sistema de Nombres de Dominio) es responsable de encontrar la dirección IP correspondiente, que identifica el sitio web. Gracias al DNS, el usuario no necesita ingresar un código lleno de números y puntos para acceder a tu sitio web.

      ¿Cuándo necesitas migrar tu dominio?

      La migración de dominio es un proceso complejo. Por lo tanto, solo debe realizarse cuando exista una necesidad real.

      ¿Y cuándo puede pasar esto? A continuación, te traemos algunos casos en los que es necesario migrar de un dominio a otro.

      ¡Continúa leyendo!

      Cuando la marca realiza un cambio de imagen

      Una de las principales razones de la migración de dominios es el cambio de identidad de marca. A lo largo de la trayectoria de una empresa, es común que ocurra esto. Pero no es un proceso sencillo.

      Un cambio de nombre, además de la burocracia de registro, a menudo también provoca cambios conceptuales en el branding, el diseño y el posicionamiento. Pero por más modificaciones que haya que realizar, la empresa también debe pensar en la migración de dominio. 

      Después de todo, el dominio suele llevar el nombre de la marca, por lo tanto: cuando cambia la marca, el sitio también debe hacerlo.

      Además, es importante pensar en los impactos de la modificación de nombre en el SEO. Google considera estas señales para evaluar qué tan bien se conoce una marca: 

      • búsquedas del nombre de la marca
      • visitas de tráfico directo (cuando el usuario escribe el dominio directamente en el navegador). 

      Dicho de otra forma, cuando la marca cambia, pierde la relevancia que ha construido en el motor de búsqueda.

      Cuando la marca pasa por la internacionalización

      Las marcas en proceso de migración a otros países o en internacionalización pueden estar interesadas en crear otros dominios, por ejemplo:

      • si la marca quiere operar en Francia puede crear un dominio con Country Code Top-Level Domain (ccTLD) del país de destino: example.com.fr
      • si la intención es crear un sitio web internacional, no vinculado a un país específico, entonces podría crear un sitio web .com o .net.

      Este cambio puede ayudar a crear proximidad con la audiencia local, además de contribuir al posicionamiento en las búsquedas en el país, ya que Google entiende que el sitio es relevante para esa audiencia.

      Cuando la marca quiere cambiar a su propio dominio

      Las marcas más pequeñas a menudo comienzan su jornada en el Marketing Digital alojando su sitio web o blog en plataformas que ofrecen dominio gratuito como WordPress.com o Google Sites.

      Sin embargo, el dominio gratuito de estas plataformas incluye su marca (ejemplo.wordpress.com y sites.google.com/example).

      Cuando una marca crece quiere tener su propio dominio personalizado para mostrar profesionalismo y fortalecer su nombre. Entonces, este es otro caso común en el que se requiere la migración de dominio.

      Por lo general, si compras tu propio dominio y mantienes el sitio alojado en la misma ubicación, la propia plataforma se encargará de redirigir a los visitantes a la nueva dirección. Pero si cambias el dominio y el servicio de alojamiento, debes pasar por el proceso de migración completo.

      ¿Cuándo NO debes migrar tu dominio?

      También es importante saber en qué situaciones no se recomienda realizar una migración de dominio. Después de todo, si es un proceso delicado, no querrás desperdiciar tus esfuerzos, ¿verdad?

      Ahora observa cuándo no debes migrar de un dominio a otro:

      Cuando el sitio es penalizado por Google

      Muchos administradores de sitios consideran cambiar el dominio cuando Google penaliza el sitio. Creen que, con este cambio, se librarán de la penalización y recuperarán posiciones en el buscador.

      Sin embargo, esta idea no funciona. Después de todo, todo el contenido e información van al nuevo dominio, incluida la penalización y Google volverá a rastrear tu sitio y encontrará cualquier intento de manipular las clasificaciones.

      Cuando el sitio sufre cambios estructurales

      La migración de un dominio puede afectar el SEO del sitio web. Por lo tanto, no se recomienda realizar este proceso mientras se están realizando otros cambios importantes en el sitio.

      Los cambios sustanciales en el diseño, la arquitectura del sitio y la estructura de la URL, por ejemplo, pueden dificultar la indexación de Google. Además, con múltiples transformaciones al mismo tiempo, no podrás identificar claramente qué pudo haber causado un problema de posicionamiento.

      ¿Cómo se realiza la migración de dominio?

      Después de evaluar si es realmente necesario, has tomado la decisión: tu marca realizará la migración del dominio. Entonces, ¿cuáles son los pasos de este proceso?

      Ahora, veamos cómo migrar el dominio de tu sitio con cuidado, para evitar impactos negativos en el Marketing Digital y SEO. Hemos dividido el proceso en cuatro pasos, desde la planificación hasta su ejecución.

      1. Planificación

      El primer paso en la migración de dominio es la planificación. Primero debes evaluar:

      • objetivos de la migración;
      • riesgos involucrados;
      • oportunidades de crecimiento;
      • estrategias para mitigar riesgos y aprovechar oportunidades;
      • el plan de ejecución.

      Uno de los puntos más importantes en la planificación de la migración de dominios es la evaluación de riesgos.

      Inevitablemente, este proceso provoca la pérdida de tráfico y posiciones de Google. Si bien luego es posible recuperarse, es importante alinear las expectativas sobre esta caída y documentarlo en la planificación para que pueda ser monitoreado.

      Además, intenta enumerar los riesgos, las posibles consecuencias para el sitio, el nivel de impacto y cómo mitigarlos.

      Uno de los riesgos pueden ser los errores de redireccionamiento de URL, que tienen un gran impacto en el SEO al hacer que las páginas del sitio web no estén disponibles para los visitantes.

      La mejor forma de mitigar este riesgo es realizar pruebas antes de su implementación, como veremos más adelante.

      2. Antes de la migración

      Después de planificar la migración del dominio, aún debes seguir algunos pasos antes de realizar el cambio. De esta forma, se pueden minimizar los riesgos del proceso. Observa a continuación qué pasos debes seguir:

      Haz una revisión del nuevo dominio

      Para realizar la migración, obviamente, debes elegir un nuevo dominio, ¿no es verdad? Pero esta elección debe estar bien pensada. Probablemente desees un dominio con tu marca, producto o algo relacionado.

      Pero es importante analizar si la opción que quieres está disponible y si no tiene sorpresas. Por lo tanto, vale la pena revisar el historial del dominio para verificar:

      • ¿Se ha utilizado el dominio antes?
      • ¿Tiene algún contenido indexado?
      • ¿Tiene una penalización de Google?
      • ¿Tiene backlinks apuntando a él?

      Con esta información en la mano, puedes tomar una mejor decisión sobre qué dominio es mejor adquirir.

      Verifica la propiedad de tu sitio web

      Cuando compres el nuevo dominio, ve a Google Search Console y reclama la propiedad. Existe una herramienta específica para esto: verificar la propiedad del sitio. De esta manera, puedes tener acceso a los datos de GSC para monitorear tu sitio web.

      Activar el nuevo dominio sin indexarlo

      Antes de la migración, es una buena idea poner un mensaje de advertencia en el nuevo dominio. Puedes informarle a los potenciales visitantes que el sitio web de tu marca pronto estará en ese enlace.

      Pero esta medida también tiene otro propósito: notificar a los buscadores que ese dominio está activado. De esa manera, los robots ya comienzan a rastrear esa URL nuevamente, lo que no hacen cuando se desactiva el dominio.

      Sin embargo, es importante configurar el sitio para que aún no esté indexado.

      Si Google indexa las páginas, pueden aparecer en las SERPs y crear competencia con tu sitio web actual, además de atraer visitantes a un sitio web que aún no está listo. Para evitar eso, puedes usar el archivo robots.txt o la etiqueta noindex.

      De esta manera, Google rastrea el sitio y se da cuenta de que está activado, pero no indexa las páginas, por lo que aún no aparecen en los resultados de búsqueda.

      Auditar el sitio web actual

      También revisa su sitio web actual. Realiza una auditoría exhaustiva para identificar cualquier posible error que deba solucionarse antes de la migración, así como recopilar información para verificar que todo salió bien después de migrar el dominio.

      Herramientas como Google Search Console, Screaming Frog y SEMrush pueden ayudar a identificar:

      • errores 404 y redireccionamientos;
      • páginas indexadas, para comprobar si coincidirán en el nuevo dominio;
      • lista de backlinks al sitio web, que luego pueden dirigir a tu nuevo dominio;
      • desempeño actual en posiciones y tráfico para verificar el impacto de la migración.

      Crea una página 404 personalizada en el sitio actual

      Prepara una página de error 404 para tu sitio web actual que notificará a los visitantes sobre el nuevo dominio.

      De esa manera, si los usuarios acceden al dominio anterior y no encuentran tu sitio allí, se les advertirá que pueden encontrar el contenido en tu nuevo dominio para que, de esa forma, no pierdas tráfico.

      Crea y prueba redireccionamientos 301

      Las redirecciones 301 son el recurso principal que debes utilizar en el proceso de migración de dominios. Sirven para dirigir automáticamente a los usuarios a las URLs del nuevo dominio si van las URL antiguas.

      Además, también le avisan a Google que la página se ha movido y está en una nueva URL. Por lo tanto, el buscador transfiere toda la autoridad de la página anterior a la nueva.

      Si te mudas a un nuevo dominio, pero mantienes las mismas URLs y estructura, puedes crear una regla de orientación general para todo el dominio. Pero si las URLs también cambian, debes realizar una redirección de puntos para cada URL.

      Además, es importante probar los redireccionamientos antes de migrar para verificar posibles errores. Con los conocimientos técnicos adecuados, es posible hacer esto en un entorno de desarrollo.

      3. Migración

      ¡Es hora de hacer la migración de dominio! En este punto, también es importante dar algunos pasos. A continuación te daremos algunos consejos. ¡Ahora viene lo mejor!

      Elige un día menos ajetreado

      El proceso de migración requiere que canceles el sitio durante algún tiempo.

      Así que imagina cuántas visitas podrías perderte durante la migración, además de brindar una mala experiencia a los visitantes que no encontrarán tus contenidos. El proceso incluso puede dar lugar a errores inesperados, que necesitan aún más tiempo para resolverse.

      Por eso es bueno elegir un día o un turno con menos tráfico en el sitio, para no comprometer, aún más, los resultados.

      Implementa redireccionamientos 301

      Los redireccionamientos que creaste y probaste en el paso previo a la migración ahora deberían estar activados. Por lo tanto, implementa Redirect 301 en el sitio anterior al nuevo dominio. Después de la migración, debes validar la configuración para ver si todo salió bien.

      Ingresa el cambio de dirección en Google Search Console

      Google Search Console ofrece una herramienta específica para sitios que cambian de dominio: Cambio de dirección. Sirve para informar a Google del cambio. De esta manera, el motor de búsqueda puede migrar los resultados de búsqueda del sitio antiguo al nuevo.

      Verifica si el sitio está siendo indexado

      ¿Recuerdas que bloqueaste el sitio para que no sea indexado? ¡Ahora es el momento de desbloquearle el acceso de Google para indexar tu nuevo sitio! No olvides hacer esto, o dejarás de aparecer en el motor de búsqueda…

      También puedes ejecutar el Informe de cobertura del índice en Google Search Console para averiguar si el motor de búsqueda está indexando tu sitio, qué páginas están indexadas y si hay errores en este proceso. Para las URL de sitios web individuales e importantes, también existe la Herramienta de inspección de URL.

      Envía el mapa del sitio a Google

      Para asegurarse de que Google rastree e indexe todas las páginas, envía el mapa del sitio del nuevo dominio a Google. Puedes hacer esto desde Google Search Console o insertarlo en un archivo robots.txt. Consulta las pautas de mapas del sitio de Google en este enlace.

      Para las URLs más importantes del sitio, puedes solicitar el seguimiento de las URLs de forma individual.

      Asegúrate de que Google Analytics esté activo

      Al migrar tu dominio, también es importante asegurarte de que Google Analytics esté funcionando. Además de verificar si el código está instalado, ve a tu propiedad en Google Analytics y usa los informes en tiempo real para ver si todo está bien.

      También vale la pena agregar una nota a los informes para marcar la fecha en que se realizó la migración. De esa manera, si los números comienzan a cambiar, puedes ver si fue la migración causó los problemas.

      4. Después de la migración

      ¡La migración del dominio está lista! Pero aún no es momento de relajarte. Ahora es necesario tomar algunas medidas y estar atento a los siguientes detalles:

      Validar redirecciones

      Después de realizar la migración, no dejes de validar las redirecciones. Una herramienta como Screaming Frog puede rastrear todas las URL que se están redirigiendo y hacerte saber si hay algún error.

      Verifica si hay redirecciones en bucle (looping) y cuántas redirecciones atraviesa cada solicitud antes de llegar a la URL final. Idealmente, debería ser solo un paso: del dominio antiguo al nuevo dominio.

      Actualizar enlaces externos

      En el paso previo a la migración, anotaste todos los backlinks que existían al sitio anterior. Ahora es el momento de cambiarlos al nuevo dominio.

      Cuando los backlinks:

      • provienen de sitios web de terceros, puedes comunicarte con los propietarios e indicar el nuevo dominio para que puedan actualizarlos.
      • provienen de tus propios canales, como las redes sociales y otros dominios, debes actualizarlos lo antes posible.

      Promocionar el nuevo dominio

      Divulga el cambio de dominio en tus canales de Marketing. De esta manera, motivas a más usuarios a visitar tu sitio, Google pronto rastreará tu nuevo dominio y aumentará la autoridad de tus páginas.

      Además, al promocionar el sitio, fomenta la creación de nuevos backlinks, que también ayudan a aumentar tu autoridad.

      Supervisar los datos del sitio

      Una vez que hayas migrado, controla las métricas de tu sitio. Es importante controlar si el proceso ha afectado los resultados del sitio web.

      Por lo tanto, verifica regularmente los datos de tráfico, las conversiones y las clasificaciones en Google Analytics, así como los informes de errores de rastreo y las páginas indexadas en Google Search Console.

      Realizar una encuesta de satisfacción con los visitantes del sitio

      También vale la pena realizar una encuesta de satisfacción en tu nuevo dominio para verificar las percepciones de los visitantes. Pregúntale a los usuarios sobre su experiencia, si encontraron el nuevo sitio fácilmente y si sintieron algún impacto.

      Una herramienta interesante para ello es Hotjar, que permite incluir encuestas y sondeos en el propio sitio, para recoger las respuestas de los usuarios al mismo tiempo que acceden a las páginas.

      ¡Listo! Ahora ya conoces todos los pasos de la migración de dominio y puedes realizar este proceso en tu sitio web de forma más segura. Aquí nos ocupamos de todas las precauciones que debes tomar para evitar perder tráfico, posiciones en Google y, lo mejor, ¡aprovechar las oportunidades para mejorar los resultados de tu sitio!

      Ahora, si quieres un hosting confiable y eficiente para tu sitio web, cuenta con Stage. Nuestro equipo maneja todo el proceso de transición a nuestra plataforma. ¡Descubre nuestros servicios ahora!

      Cuota
      facebook
      linkedin
      twitter
      mail

      Suscríbete y recibe los contenidos de nuestro blog

      Recibe acceso de primera fuente a nuestras mejores publicaciones directamente en tu caja de entrada.

      Related Posts

      ¿Te gustaría recibir más contenido de altísima calidad como este y de forma totalmente gratuita?

      ¡Suscríbete para recibir nuestros contenidos por e-mail y conviértete en un miembro de la Comunidad Rock Content!