Por Tatiana Forero

Redactora freelance, entusiasta del emprendimiento digital, la cultura y la vida al aire libre.

Publicado el 26 de junio de 2020. | Actualizado el 6 de julio de 2020


Ser encontrado de forma orgánica en Internet se ha convertido en una de las principales necesidades de pequeñas y grandes empresas. Para conseguirlo, la auditoría SEO es el punto de inicio perfecto para cualquier estrategia de posicionamiento.

Con la auditoría SEO puedes identificar dónde estás y qué hace falta para alcanzar los objetivos de tu sitio web.

Este proceso te permite determinar oportunidades de mejora y encontrar fallos estructurales, técnicos o de contenido que te servirán como la línea de salida para comenzar las optimizaciones.

En esta guía completa de 15 pasos aprenderás a realizar una auditoría SEO para tu sitio web o tu blog.

Al finalizar estarás en capacidad de optimizar tu posicionamiento orgánico e impulsar el tráfico hacia tu sitio web. ¡Comencemos!

¿Qué es una auditoría SEO?

La auditoría SEO es un análisis detallado de los diferentes aspectos que afectan el posicionamiento orgánico de un sitio web.

Su propósito es diagnosticar problemas y detectar puntos de optimización para mejorar el ranking de un sitio web en las páginas de resultados (SERPs) de los buscadores como Google.

Este estudio involucra un examen detallado de los elementos internos y externos del sitio para generar una diagnosis precisa y actualizada para delimitar las acciones a seguir.

Por tanto, la auditoría es el primer paso de cualquier optimización SEO que esté dirigida a cumplir objetivos estratégicos.

¿Por qué es importante hacer una auditoría SEO?

Cuando creamos un sitio web y lo alimentamos constantemente con nuevos contenidos y configuraciones, es muy sencillo perder el rastro del comportamiento de estas actividades una vez implementadas.

Asimismo, con los constantes cambios en el algoritmo de Google y el comportamiento de los usuarios en evolución, es necesario hacer una evaluación periódica del desempeño de tu sitio web en estos nuevos escenarios.

En este sentido, la auditoría SEO te permite:

  • adaptarte a los cambios en el algoritmo de los buscadores;
  • optimizar la indexación y el posicionamiento de tus páginas;
  • atraer más tráfico orgánico,
  • tomar decisiones estratégicas;
  • mantener la salud general de tu sitio web.

Paso a paso para hacer una auditoría SEO

A pesar de ser más de 200 factores los que Google tiene en cuenta para calificar y clasificar a los sitios web, existen aspectos esenciales a los que debemos prestar atención en cualquier estrategia SEO. 

A continuación, conocerás 15 pasos y las herramientas que te ayudarán a comenzar tu auditoría. Los agrupamos en 4 temáticas principales:

  1. rastreo e indexación;
  2. contenido;
  3. rendimiento y usabilidad;
  4. análisis externo.

Dicho esto, ¡vamos manos a la obra!

Rastreo e indexación

1. Analiza el tráfico orgánico de tu página

Lo primero que vamos a hacer en esta auditoría SEO es mapear el estado actual del tráfico orgánico de tu sitio web para saber desde dónde partimos.

Para esto, Google Analytics es la herramienta perfecta. Una vez configurada, puedes saber cuáles son las páginas de destino más visitadas y cuál es el origen de las visitas distinguiendo varias fuentes de tráfico como:

  • búsqueda directa;
  • búsqueda orgánica (la que más nos interesa en este caso);
  • redes sociales;
  • anuncios pagos;
  • referencias;
  • entre otros.

Con esta información puedes determinar cuáles son tus fuentes de tráfico más fuertes, cuáles son las que debes optimizar para diversificar la atracción de tráfico y cuál es el tipo de contenido que más está atrayendo a tus usuarios.

También puedes estudiar el histórico de las visitas orgánicas para identificar picos y caídas. Con esto puedes analizar las acciones tomaste en el pasado, replicar las que tuvieron buenos resultados y evitar las que no.

guía google analyticsPowered by Rock Convert

2. Inicia un rastreo de sitio web

Hacer un rastreo del sitio web al principio de la auditoría SEO te da una visión clara de tu situación actual.

Asimismo, te ayuda a ir viendo los avances en el posicionamiento y atracción de tráfico orgánico a medida que vayas solucionando los problemas descubiertos.

Un rastreador de SEO explorará tu sitio web de la misma forma en que lo haría Google para brindarte una perspectiva de la estructura y la configuración actual de SEO según tu CMS, siendo que el más adaptado para posicionar en los buscadores es WordPress.

Existen numerosas herramientas de las que te puedes valer para iniciar el rastreo y dejarlo operando en segundo plano mientras continúas con los siguientes pasos. Estos son:

3. Revisa tu indexación en Google

La indexación en Google es el alfa del posicionamiento orgánico. Si no apareces en el índice de Google, básicamente no puedes ser encontrado por tus usuarios de forma orgánica, a pesar de que todos tus esfuerzos para publicar contenido nuevo constantemente.

Entonces, un aspecto esencial de la auditoría SEO es verificar que tu sitio web y todas sus páginas relevantes están siendo indexadas en los buscadores. 

Para esto, la mejor herramienta Google Search Console. Desde el menú principal de Search Console puedes ir a la opción “Index Status” y allí observar cuántas páginas tienes indexadas en Google. 

google search console e-bookPowered by Rock Convert

A continuación veremos 3 aspectos que debes tener en cuenta para evaluar la indexación de tu sitio web en Google.

Configura tu sitemap 

El sitemap es un archivo que contiene un listado organizado de las URLs de tu sitio web. Básicamente, le indica a los crawlers qué camino deben seguir para rastrear e indexar las páginas de una web.

Este archivo puede estar organizado por tipo de contenido, fecha de publicación, áreas de la web, URLs prioritarias, etc. Lo importante es que contenga todas las URLs relevantes para tu sitio web.

Si usas WordPress, puedes crear tu archivo sitemap mediante el plugin Yoast SEO y subirlo por Google Search Console.

Puedes comprobar si ya tienes un sitemap digitando en el buscador la siguiente dirección: tudominio.com/sitemap_index.xml.

Crea tu archivo Robots.txt

El archivo Robots.txt te sirve para informarle a los buscadores cuáles partes de tu sitio web deben rastrear y cuáles no, mediante órdenes “Allow” y “Disallow”.

Verificar la correcta configuración del archivo Robots.txt te ayudará a tener más control sobre lo que Google está rastreando, indexando y posicionando en las SERPs.

Así evitarás que algunos de tus contenidos sean encontrados por tus usuarios, por ejemplo, materiales descargables protegidos por una Landing Page, o páginas de autor.

Es muy importante analizar este aspecto en tu configuración técnica de SEO por la existencia del crawl budget, es decir, la frecuencia de rastreo del algoritmo de Google en tu sitio web.

El objetivo de esa investigación es aumentar la eficiencia del mapeo de páginas en tu sitio web, haciendo que Googlebot gaste su tiempo en las que sean más relevantes para tu SEO.

Puedes ver el archivo Robots.txt de cualquier página web escribiendo el buscado: tudominio.com/robots.txt. 

Marca los contenidos que no quieres indexar con la meta etiqueta “No Index”

Otra forma desolucionar el problema de indexación de páginas que no queremos que se muestren en las SERPs es usando la meta etiqueta “No Index”.

En la configuración HTML de tu sitio web, puedes colocar la meta etiqueta <noindex> en la sección <head> de las páginas que no quieres que se muestren.

Al final se tendría que ver así:

<meta name=”robots” content=”noindex”>

Esta meta etiqueta es útil para ocultar el contenido duplicado, páginas de archivos, contenidos obsoletos o “Thin Content”, que es contenido de menos de 200 palabras.

Para verificar que la meta etiqueta esté siendo leída por Google, puedes hacer una búsqueda “site:tudominio.com” de las páginas a las que les aplicaste el No Index y comprobar que no aparezcan en las SERPs.

4. Verifica que solo una versión de tu sitio web sea navegable

Una simple pero poderosa verificación está en hacer que solo una versión de tu sitio web sea navegable. Resulta que los usuarios pueden encontrar tu web de distintas maneras:

  • http://www.tudominio.com;
  • http://tudominio.com;
  • https://www.tudominio.com;
  • https://tudominio.com;

El problema está en que Google piensa que estas son distintas versiones del mismo dominio.

Para solucionarlo, debes determinar una única versión de tu sitio web (mejor si es la que tiene el certificado SSL de seguridad) y hacer que las demás dirijan a la versión del sitio web mediante redirecciones 301, de los cuales hablaremos en el paso 11.

5. Revisa tu posición en los buscadores

Parte del diagnóstico inicial que obtienes de la auditoría SEO es saber cómo se ve tu sitio web en los buscadores para identificar si hay aspectos que puedes mejorar. En este aspecto debes evaluar 3 asuntos.

Verifica que posicionas en primer lugar para tu marca

Una de las optimizaciones más sencillas e imprescindibles es comprobar que tu sitio web aparezca en primer lugar de las SERPs cuando realizas la búsqueda del nombre de tu marca en Google.

A menos que tu sitio web sea muy nuevo o que el nombre de tu marca sea algo muy genérico (por ejemplo: tienda de zapatos), tu página de inicio debería aparecer siempre en primer lugar para tu marca.

Si esto no es así, la solución está en dos acciones estratégicas: Branding y Link Building.

La primera es un conjunto de acciones para hacer que tu marca sea reconocida en el ambiente digital, lo cual estimula a que los usuarios la busquen en Google, obligándolo a ver tu relevancia.

La segunda consiste en una estrategia para la adquisición de backlinks de calidad, que representan uno de los principales factores de clasificación en Google.

Si tu sitio web es frecuentemente mencionado por otros de gran autoridad y relevancia en tu segmento de mercado, Google tendrá muchos motivos para indexar tus páginas y darles el merecido reconocimiento.

guía definitiva de link buildingPowered by Rock Convert

Comprueba tu posición para tus palabras clave más relevantes

Reconocer las palabras claves que están conectando tu sitio web con tus usuarios te sirve para saber cómo te están encontrando y enfocar tus esfuerzos hacia ello.

En el menú “Resultados de búsqueda” de Google Search Console o con herramientas de keywords como SEMRush (freemium) puedes identificarlas.

De esta manera puedes rastrear tu posición para diferentes palabras clave, encontrar oportunidades y advertir amenazas, evitando que tus competidores te roben las posiciones que ya tienes.

e-book palabras clavePowered by Rock Convert

Examina tus snippets

Los snippets son la combinación de título, URL y meta descripción que aparecen como resultado de una búsqueda.

En este sentido, los Rich Snippets son fragmentos enriquecidos que contienen información adicional dependiendo tu sitio web.

La ventaja con los Rich Snippets y su formato más codiciado, los Featured Snippets (la famosa posición cero de Google), es que pueden darle un empujón a tu CTR dado que los tres primeros resultados orgánicos se llevan el 61% de los clics.

En ese sentido, identifica si tus páginas ya tienen incorporados los fragmentos enriquecidos y si ya has conquistado algún fragmento destacado de Google, como este:

En caso de que no los tengas, en softwares como SEMRush también puedes identificar cuáles de páginas de resultados de Google tienen disponible este recurso, para que hagas las optimizaciones necesarias para lograrlos.

Contenido del sitio web

6. Ejecuta una auditoría de contenido

Así como no se puede entender a Batman sin Robin, el SEO no se puede entender sin el contenido. ¡Y es que es bien sabido que el contenido es el rey!

Así pues, uno de los pasos fundamentales en la auditoría SEO es la revisión de todo el contenido de tu sitio web para detectar contenido nocivo y optimizarlo al máximo.

Para encontrar el contenido nocivo puedes usar Google Analytics. Selecciona un periodo de al menos 3 meses. En el menú “Todas las páginas” organiza los resultados de menor a mayor. Ya verás cuáles son las páginas que menos tráfico atraen.

Aquí tienes dos opciones: actualizar o eliminar. Si vas a eliminar algún contenido porque no aporta valor, debes hacer una redirección 301 de esa URL hacia otra con contenido relacionado.

Por otra parte, si vas a actualizarlo, debes incluir nuevas informaciones, ampliar la extensión del contenido y, ya que estás en esa tarea, verificar que la palabra clave aún corresponda a la intención de búsqueda del usuario.

En caso de que no, puedes cambiar el contenido para que vuelva a estar en condiciones de aparecer en el Top 3 de Google.

7. Haz un chequeo de SEO On Page de tu sitio web

Las optimizaciones de SEO On Page son de los ajustes más sencillos de hacer en una auditoría SEO. Sin embargo, las cosas pueden tornarse un poco pesadas si tu sitio web tiene muchas páginas.

Un consejo es comenzar la evaluación de SEO On Page en tu página de inicio y las páginas más importantes de tu web, es decir, las que más tráfico orgánico reciben.

Para saber cuáles son usa Google Analytics, Search Console o Ahrefs.

A continuación, te explicaremos qué aspectos debes tener en cuenta en este paso.

Estructura de títulos y subtítulos

Los Heading Tags no solo le facilita a tus usuarios escanear el contenido; también permite que los crawlers comprendan rápidamente de qué se trata dicha página, agilizando la indexación.

En cada contenido examina lo siguiente: 

  • ¿Hay solo un solo parámetro en la etiqueta título H1? 
  • ¿El H1 de la página en cuestión es descriptivo, atractivo y motiva al lector a consumir todo el contenido?
  • ¿El título SEO no sobrepasa los caracteres que muestra Google en los resultados de las SERPs?
  • ¿Se están utilizando correctamente los subtítulos (H2,H3, etc.), según la jerarquía semántica?
  • ¿Los títulos y subtítulos están encadenados con palabras clave que cuentan con buenos niveles de búsqueda?
  • ¿Los títulos y subtítulos son creativos y persuasivos?
  • ¿Estás alcanzando los mejores resultados o existe una palabra clave con mejores búsquedas por las cuáles las puedas sustituir?

Meta descripciones

Tan importante como los Heading Tags es la meta descripción. Este párrafo es lo segundo que leen los usuarios (luego del título) cuando tu sitio web aparece como el resultado de una búsqueda en las SERPs.

Y aunque los rastreadores de Google no califican tu sitio web de acuerdo con tus meta descripciones, este factor es increíblemente relevante para atraer más clics orgánicos.

Por tal motivo, debes verificar que en las páginas que estés auditando exista una meta descripción optimizada para maximizar los clics

Para lograrlo, una buena práctica es responder de manera breve la duda del usuario en la meta descripción, luego invitándolo a saber más sobre el tema. Mira este ejemplo de nuestro blog:

Escaneabilidad

Una vez has cubierto los títulos y las meta descripciones, la siguiente variable del SEO On Page es la escaneabilidad, que se refiere a la facilidad que tiene un contenido de ser leído y entendido por el usuario luego de una lectura rápida y superficial.

La escaneabilidad es crucial para el usuario, pues una vez ingresa a tu página, espera encontrar una respuesta rápida para su inquietud.

Entonces, si trabajas con pesados bloques de texto, sin subtítulos, viñetas ni negritas, es posible que el usuario pierda interés y no se quede a leer todo el artículo hasta encontrar la información que necesita.

Enlaces internos

Crear enlaces internos es una de las técnicas SEO que le muestra a Google cuáles son tus contenidos más importantes. De hecho, de esto es lo que se trata la estrategia de Topic Clusters, de transmitir autoridad entre las URLs de tu sitio web.

Por tanto, en la auditoría SEO debes evaluar que todos tus contenidos estén enlazados y, sobre todo, que estén organizados de modo jerárquico para reforzar las páginas más relevantes para tu negocio.

Con Search Console o Ahrefs puedes analizar el enlazado interno de tu sitio web. Si tu CMS es WordPress, también lo puedes identificar, en la pantalla de “Todas las entradas”.

SEO para imágenes

Una de las optimizaciones más valiosas está en aplicar SEO a las imágenes. Antes de dejar que se acumulen numerosos errores en este aspecto (lo cual es muy sencillo), comienza a:

  • ajustar el tamaño a lo que necesite tu página;
  • reducir el peso con Photoshop, Tiny PNG o Imagify;
  • incluir datos de texto como el título, la descripción y, por supuesto, el texto alternativo.

8. Busca por contenido duplicado

No es ningún secreto que desde que llegó Panda, ¡a Google no le gusta el contenido duplicado!

Es muy importante hacer esta auditoría de forma constante para asegurar que, por una parte, no estás trabajando doble sobre una misma palabra clave (lo que se conoce como canibalización) y, por otra parte, otros sitios web no están robando tu contenido.

El problema es que Google no puede reconocer quien es el autor original de un contenido duplicado. En consecuencia, puede penalizarte haciendo que pierdas posiciones en las SERP o, incluso, perjudicando tu indexación.

Si tienes un e-commerce, ya sabrás que tener contenido duplicado puede ser el pan de cada día. Después de todo tendrás productos muy similares entre sí. Para eso, aprender sobre las Canonical Tags te ayudará a solucionar el problema.

9. Optimiza (u oculta) tu “Thin Content”

Otro asunto al que debes prestar atención es el llamado “Thin Content” o contenido delgado. Esto es contenido muy corto, usualmente de menos de 200 palabras.

Lo que ocurre con este contenido es que, a los ojos de Google, proporcionan poco o ningún valor.

Por tanto, tienen dificultades para mostrarse como resultados de una búsqueda. La recomendación en este aspecto es reforzar el contenido o, si no es relevante, eliminarlo.

Rendimiento y usabilidad

10. Revisa la velocidad de carga

La velocidad de carga es uno de los factores que Google tiene en cuenta al momento de rankear los sitios web, puesto que una página que carga rápido brinda una mejor experiencia de usuario en la página.

Así pues, uno de las mejores prácticas SEO es asegurarse de que el sitio web cargue rápidamente, preferiblemente en menos de 3 segundos.

Entre las variables que ralentizan una web están:

Google PageSpeed Insights es una de las herramientas gratuitas más usadas para determinar el estado actual de velocidad.

También puedes obtener recomendaciones completas en este sentido con plataformas como Pingdom o GTMetrix.

rock stagePowered by Rock Convert

11. Busca errores de SEO Técnico

El SEO Técnico son normas de configuración de un sitio web que te permiten comunicarle a Google cómo está estructurado tu sitio web y qué pueden encontrar los usuarios allí.

Hay 6 aspectos que no puedes dejar por fuera en tu auditoría SEO.

Arquitectura de la información

La arquitectura de la información refiere al modo en el que un sitio web estructura sus secciones y agrupa sus URLs, es decir, cómo se organiza en términos de jerarquía de la información.

Por recomendación de SEO, la información más relevante para los usuarios no debe estar a más de tres clics de distancia con respecto al dominio principal o la página de inicio. 

Por lo tanto, los contenidos que estratégicamente favorecen a tu negocio deberían encontrarse en URLs de este tipo:

www.tudominio.com/categoría/subcategoría/contenido1

Por supuesto, las secciones más importantes deberían estar a menos de 3 clics, pudiendo colocarse como opciones del menú principal de la página.

Esto no solo favorece la experiencia de usuario, sino que facilita la labor de los rastreadores de Google.

En la auditoría SEO de la arquitectura de la información deberías evaluar los siguientes puntos:

  • verificar que tu sitio web siga una estructura horizontal, en preferencia a una estructura vertical;
  • chequear que tus contenidos más relevantes estén a menos de tres clics de distancia;
  • comprobar que no hay URLs huérfanas.

Puedes analizar la arquitectura de tu sitio web con la funcionalidad “Gráfico de Árbol de directorio” en el menú “Visualización” de la herramienta Screaming Frog.

Datos estructurados

Te decíamos en el paso 4 que para conseguir Featured Snippets debes auditar el estado de tus datos estructurados.

Y es que hay muchas formas de usarlos para marcar tu contenido y decirle a Google qué información contiene dicha página.

Puedes utilizar datos estructurados sobre tus productos, blog posts, videos, reseñas y comentarios, ofertas de empleo, eventos, etc. En esta guía sobre datos estructurados puedes aprender más sobre ellos.

Ahora, para saber si tus contenidos tienen datos estructurados, puedes usar la Herramienta de prueba de datos estructurados de Google. 

Errores 404

Los errores 404 aparecen cuando los usuarios intentan acceder a URLs que no existen o están mal escritas.

Aunque este no es penalizado por Google, tener muchas errores 404 (y otras páginas de error) puede perjudicar la UX.

Puedes encontrar todas las páginas que presenten errores 404 con Search Console, Screaming Frog y Ahrefs, lo cual permite corregirlos y mejorar la seguridad del sitio web.

Además de personalizar las páginas de error 404, la solución recomendable es hacer redirecciones 301 desde las URLs de error a las URLs más significativas, páginas que sean similares o relacionadas, o sencillamente, hacia la página de inicio.

Redirecciones 301

Las redirecciones 301 son códigos que le dicen a Google que la URL de una página ha cambiado de manera permanente.

Crear estas redirecciones de contenidos nocivos a contenidos de valor es una de las mejores prácticas de SEO, pues se traspasa la autoridad de la URL antigua a la nueva.

Si tu página está en WordPress, puedes ayudarte de algunos plugins para crear tus redirecciones 301, por ejemplo, con SEO Redirection Plugin.

Enlaces salientes rotos y páginas rotas

Tener una gran cantidad de enlaces salientes rotos y páginas rotas no solo es un indicador de baja optimización para Google. También puede afectar la experiencia, los tiempos de permanencia y el CTR de tu sitio web.

Usando Screaming Frog o Broken Link Checker puedes identificar rápidamente cuántos enlaces rotos tienes y actualizarlos en tus contenidos por nuevos enlaces.

SEO Mobile

Otro de los factores indispensables en la auditoría es comprobar la ejecución de SEO mobile de tu sitio web.

En este sentido, debes verificar que tu sitio web sea responsive y que preferiblemente funcione con un protocolo AMP.

Muchas plantillas en WordPress ya tienen diseños responsive. Sin embargo, debes comprobar que todos los elementos están completamente optimizados o si debes realizar algún ajuste en el CSS.

banner guía blogs corporativosPowered by Rock Convert

12. Revisa el comportamiento del usuario en tu sitio web

Teniendo en cuenta que al final el propósito de Google es dar la mejor respuesta a las búsquedas de los usuarios, es lógico que algunas de las variables que tenga en cuenta para posicionar los sitios web estén relacionadas con la experiencia de usuario.

Para comenzar, con Google Analytics puedes revisar variables como las siguientes para analizar el performance de tu web y buscar formas de optimizarlo:

El EAT SEO te ayuda a identificar formas de crear contenidos informativos y detallados, obtener backlinks de calidad y maximizar la seguridad para los visitantes de tu página.

Análisis externo

13. Analiza la calidad de tus backlinks

Los enlaces entrantes o backlinks son uno de los factores SEO más importantes para Google, pues los distintos enlaces traspasan autoridad y popularidad de un dominio a otro.

Los enlaces dofollow que llevan tráfico de un sitio web relevante y relacionado con tu temática hacia tu propia web son bien vistos a los ojos de Google. Por eso, en la auditoría SEO debes verificar la calidad de tu linkbuilding.

Ahrefs te puede dar esta información. Recuerda que es crucial comprobar el perfil de los backlinks, la calidad y la naturalidad de tus backlinks, pues un exceso de enlaces tóxicos o artificiales puede ser penalizado por Google Penguin.

14. Monitorea las menciones a tu marca

Monitorear el comportamiento de tu marca en las redes sociales es una buena práctica en la auditoría SEO.

Ver cómo tu marca está siendo percibida por los usuarios de Internet te da valiosos insights para entender si estás transmitiendo el mensaje correcto.

Usa herramientas como Buzzsumo o Google Alerts para trackear las menciones a tu marca, conoce cuáles son las temáticas que más importan a tus usuarios y participa en la conversación.

15. Estudia a tu competencia

Analizar tu competencia como parte de la auditoría SEO te permite identificar oportunidades.

Por ejemplo, al estudiar sus palabras clave con SEMRush o Ahrefs puedes encontrar nuevas ideas de contenido que quizás no hayas percibido.

También puedes investigar de dónde están obteniendo sus backlinks, cuál es la estructura de su sitio web y cuáles son sus principales fuentes de tráfico orgánico para optimizar tu estrategia SEO.

Conclusión

La auditoría SEO es indispensable para verificar la salud y buscar mejores resultados con tu sitio web. Sin embargo, si tu web ya lleva algún tiempo al aire resultará un proceso largo y complicado por la cantidad de páginas asociadas.

Si bien puedes comenzar la auditoría SEO con este paso a paso, también puedes contratar asesoría especializada para abordar los temas más complejos y tener certeza de que todas las optimizaciones se realicen de manera correcta.

Parte de lo que hacemos en Rock Content es auditar los sitios web de nuestros clientes para asegurarnos de entregar los increíbles resultados ¡y también te podemos asesorar!

Agenda tu evaluación gratuita con nuestros consultores y te ayudaremos a atraer más tráfico orgánico para tu negocio.

banner hablar con un consultorPowered by Rock Convert

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Una respuesta a “Engagement: guía completa del concepto y por qué es clave en tu Marketing”

  1. […] esta historia de acciones y  engagement (compromiso), el héroe es el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *