Por Tatiana Forero

Redactora freelance, entusiasta del emprendimiento digital, la cultura y la vida al aire libre.

Publicado el 24 de abril de 2020. | Actualizado el 23 de abril de 2020


Con los constantes cambios originados por las nuevas tecnologías los profesionales del Marketing deben reinventarse frente a estas transformaciones para crear mejores formas de comunicación y mantenerse relevantes en un mercado sumamente competitivo.

Una de las principales consecuencias de la transformación digital es el cambio del rol de los mercadólogos en el siglo XXI.

No hace falta mirarlo profundamente, el Marketing ha cambiado mucho desde que gritábamos a los cuatro vientos los beneficios de nuestros productos a un público que ni siquiera nos quería oír.

Hoy, hemos encontrado la forma de atraer a audiencias específicas por medio de la metodología Inbound.

¡Y esta es solo la punta del iceberg!

En la era de la información, un buen mercadólogo debe estar al tanto de las nuevas herramientas de Marketing Digital, de las cambiantes necesidades de los consumidores (cada vez más complejas), de las estrategias de la competencia y, por supuesto, de cumplir los objetivos de su empresa.

En definitiva, si quieres tener éxito en el fascinante mundo de la Mercadotecnia, tienes que estar atento a estos cambios.

¡Acompáñanos a descubrir cómo luce el perfil del mercadólogo ideal del siglo XXI!

Los retos que enfrenta el mercadólogo del siglo XXI

Ya te decíamos que el mundo empresarial y las necesidades de los consumidores están en una evolución permanente.

Esto, innegablemente, se traduce en variados desafíos que debemos asumir.

Listamos 7 desafíos que un mercadólogo debe enfrentar con éxito para tener un excelente desempeño. ¡Prepárate y presta atención a ellos!

1. Mantenerse actualizado

En un inicio, la Mercadotecnia surgió como una disciplina administrativa.

Actualmente, sus funciones son más especializadas, en parte por la consolidación del Marketing Digital como una estrategia necesaria para cualquier audiencia.

Con más y más empresas adoptando estrategias digitales, la competencia se incrementa y, asimismo, la necesidad de especializarnos y adaptarnos de forma rápida a nuevas herramientas y metodologías.

Por ejemplo, cuando todos hablábamos del embudo de ventas , de repente Hubspot innovó con un nuevo enfoque llamado flywheel.

Algo parecido ocurrió cuando todos comenzaron a hablar de inteligencia artificial, machine learning, big data, realidad virtual y comercio electrónico como herramientas que cualquier empresa ya podía implementar.

Mantenerse al día con cambios como estos y saber cuándo implementarlos es de los desafíos más grandes para el mercadólogo ideal.

2. Crear contenidos suficientemente personalizados

¿Recuerdas la época en la que el Outbound Marketing era dueño y señor de todas las comunicaciones que producía una marca?

Hoy, a la comunicación en masa se le ha sumado una nueva estrategia que hemos mencionado anteriormente: el Inbound.

Ambas metodologías pueden coexistir, aunque cada una de ellas provoca resultados diferentes.

En un mundo donde los usuarios son menos receptivos a mensajes generalizados, el mercadólogo ideal debe conocer el perfil de su cliente ideal (lo que conocemos como buyer persona).

Así, sabrá cuáles son sus necesidades para atraerlo con contenidos personalizados y basados en datos, como el Smart Content.

Pero distinguir la información adecuada para construir a tu Buyer Persona en un océano de datos puede ser un poco difícil.

Aún más complicado puede ser determinar qué tipos de contenidos le interesan, en qué formatos los prefiere y por cuáles canales se pueden distribuir. ¡Ahí está el desafío!

3. Sobresalir entre la creciente competencia

Con consumidores cada vez más exigentes y mejor informados, todas las empresas han tenido que mejorar sus propuestas de valor y la forma en cómo la comunican.

Esto ha creado mercados cada vez más competitivos en los cuales es necesario sobresalir.

El mercadólogo ideal tiene que encontrar la forma de crear una marca diferenciada para sobresalir entre las demás marcas de su sector.

Para eso puede aplicar el análisis de las fuerzas de Porter, dirigirse a impulsar las acciones de Branding o proponer estrategias para mejorar la customer experience, entre otras posibilidades.

4. Implementar acciones éticas

La creciente competencia ha hecho que muchos marketeros opten por la vía fácil y comuniquen verdades a medias o no comprobadas sobre su marca o sus productos.

¡No puedes caer en este juego!

Los nuevos consumidores son más activos que en el pasado y, además de estar mejor informados, buscan relacionarse con marcas con las que se identifiquen.

Por tanto, la falta de creatividad y la deshonestidad son castigadas fuertemente. 

Con este panorama, crear una propuesta de valor auténtica y humana es crucial para sobrevivir y crear vínculos de confianza entre tus consumidores y tu marca. 

5. Equilibrar los diferentes canales para armar una estrategia completa de Marketing

En los últimos años se ha extendido la idea de que estar en redes sociales es la única estrategia que necesitas para hacer crecer tu negocio, digitalmente hablando.

Sin embargo, superar la idea de que las redes sociales son la panacea para cualquier estrategia digital es una necesidad importante para los profesionales de Marketing.

Aunque indudablemente son un canal de atracción poderoso, la realidad es que las acciones de Social Media no son lo suficiente para alcanzar todo el potencial de una estrategia efectiva de Marketing Digital.

Ese ejemplo representa bien uno de los grandes retos del mercadólogo actual: el de combinar acciones en distintos canales de Marketing para sacar adelante una estrategia completa y holística para la empresa.

6. Ceñirse al presupuesto

Uno de los retos tradicionales que los marketeros modernos heredan en el siglo XXI es trabajar con la limitación de un presupuesto. Todos nos hemos enfrentado a este desafío alguna vez, ¿verdad?

Por tanto, aprender a hacer más con menos es fundamental.

El Growth Hacking ha cobrado gran importancia últimamente pues con creatividad, análisis de datos y automatización, los mercadólogos han podido identificar grandes oportunidades de crecimiento con bajo costo.

Para ganar la confianza de los directores el marketero tiene que justificar bien por qué una estrategia merece determinada inversión y a otra le hacen falta menos recursos.

En este sentido la visión completa del Marketing es un gran aliado, ya que permite saber qué acciones son más compatibles con las necesidades de la marca.

7. Ser multidisciplinario

Por último, el mercadólogo tiene que adaptarse a lo que el sector en el que trabaja le solicita. Al final, los objetivos van cambiando según las distintas fases del crecimiento de la empresa, por lo que se requieren diferentes competencias.

Un Content Manager, por ejemplo, en algún momento tendrá que priorizar la generación de tráfico para el blog que maneja, mientras que después se va a tener que enfocar en contactarse con posibles empresas asociadas para la producción de contenidos.

Y así es con los demás profesionales del departamento. Aunque la especialidad sea importante, no conviene al marketero estar atado a lo que sabe hacer más, porque si entiende algo de otras funciones su valor añadido en la empresa también aumenta.

En la actualidad, ser un profesional multidisciplinario es vital. Pero, ¿qué es lo que se espera de un mercadólogo ideal en el siglo XXI? Vamos a averiguarlo a continuación.

10 características y competencias esenciales del mercadólogo ideal

Tendrás que prepararte muy bien para poder superar los retos de un entorno competitivo y cada vez más demandante, pero al mismo tiempo enfrentar nuevos desafíos es lo que hace a esta profesión tan dinámica y atractiva.

Revisemos entonces cuáles son las competencias y características que el mercadólogo ideal tiene que desarrollar.

1. Entender el comportamiento de su cliente

En el marketing todo se trata de entender y satisfacer las necesidades de nuestro cliente.

Es por eso que saber interpretar a tu audiencia, sus angustias y motivaciones te ayudará a definir cómo ofrecerle la solución para su problema.

El mercadólogo ideal es capaz de ponerse en la piel de su Buyer Persona.

Entender la psicología del comportamiento y tener una orientación al cliente te permite realizar acciones como:

  • elegir la gama de colores que más le llama la atención,
  • entender qué elementos detonan una decisión de compra,
  • crear un mejor producto según la necesidad del usuario,

Además, un buen marketero siempre está abierto a escuchar el feedback de su cliente para ajustar elementos en su producto o en su mensaje.

2. Nociones de Storytelling

Los consumidores, tan acostumbrados a navegar entre mensajes comerciales, adoran leer contenidos únicos de marcas que se atreven a ir más allá con el arte de contar historias.

Las historias son una excelente manera de crear una experiencia diferenciada y transmitir los valores de tu marca con los que tus usuarios se puedan identificar.

Por esto, manejar las técnicas de Storytelling se ha convertido en una de las habilidades más valoradas en el siglo XXI.

3. Marketing de Contenidos

El Marketing de Contenidos es una estrategia que ha ganado mucha fuerza por su capacidad de atraer tráfico orgánico y calificado en comparación con otras estrategias, como por ejemplo la publicidad digital.

Lo primero que debes saber es que las estrategias de contenidos tienen resultados constantes y visibles a mediano plazo que, además, dependen de una dedicación recurrente para ello, por lo que su ROI se vuelve atractivo con el tiempo.

De hecho, un contenido que produzcas hoy puede atraer a nuevos visitantes durante muchos años, siempre que continúe relevante y actualizado.

Por medio del Marketing de Contenidos, tu empresa puede:

  • aumentar sus ventas,
  • crear vínculos duraderos con sus usuarios,
  • posicionar en los buscadores con las técnicas SEO,
  • y comunicar valores, todo con un CAC (costo de adquisición por clientes) reducido.

Por todo lo anterior, debes conocer y entender cómo funciona el Marketing de Contenidos. Para ayudarte en esta tarea, ¡te invitamos a descargar este e-book gratuito que produjimos sobre el tema!

banner guía completa de marketing de contenidosPowered by Rock Convert

4. Pensamiento estratégico y analítico

Una de las transformaciones más importantes en el perfil del profesional del Marketing en el siglo XXI está en su rol estratégico dentro de las empresas.

Verás, las herramientas de automatización de marketing han hecho que las empresas tengan, como nunca antes en la historia, mucho más información sobre sus clientes.

Esto ha provocado que el mercadólogo ideal tenga un papel más analítico, pues al interpretar los datos, es él quien determinará los cursos de acción.

Este pensamiento analítico es necesario para saber si el diseño y la implementación de una estrategia digital está dando los resultados deseados a través del análisis de las métricas de Marketing Digital.

5. Interés por lo nuevo

Por experiencia propia, debes saber que el mercadólogo ideal tiene un interés genuino sobre los cambios tecnológicos, la evolución en el comportamiento de sus clientes y, en general, las nuevas tendencias del sector.

Por eso, un mercadólogo debe ser un eterno aprendiz. 

Y además de ser interesado, un marketero del siglo XXI sabe muy bien en qué fuentes consultar para conseguir información verídica que le ayude a solucionar sus constantes inquietudes ¡Incluso porque hay muchos contenidos de mala calidad actualmente!

Por ejemplo, algunas acciones que puedes realizar para saciar tu interés son:

  • asistir a conferencias;
  • construir una red confiable con otros profesionales del Marketing Digital;
  • realizar cursos de actualización;
  • aprender nuevas habilidades, como diseño y creación de páginas web, redacción de textos y análisis de datos;
  • seguir blogs relevantes y actualizados como el de Hubspot, Neil Patel y, por supuesto, el de Rock Content.

6. Creatividad y flexibilidad

Mantenernos actualizados solo es útil cuando eres lo suficientemente flexible y creativo para adaptar las nuevas herramientas y metodologías a tu propio negocio.

Para ilustrar este punto, bien sabes que el algoritmo de Google está cambiando constantemente. Y cada vez que se actualiza, los marketeros debemos ajustarnos a los nuevos cambios. ¡Es inevitable!

Adicionalmente, el mercadólogo ideal utiliza su creatividad para usar las nuevas tecnologías y herramientas a su favor y crear mensajes impactantes para su audiencia que permitan alcanzar objetivos estratégicos.

Como mercadólogo moderno, debes estar preparado para tomar riesgos con tus ideas creativas. Al final, no se trata de reinventar la rueda, sino verla y mostrarla desde una nueva perspectiva.

7. Fundamentos del diseño

El Marketing del siglo XXI es visual, en esto no hay discusión. No por nada los formatos de contenidos tienden a ser más populares mientras más llamativos e interactivos sean.

Por eso, conocer los fundamentos del diseño te ayudará a tener una perspectiva más completa de qué es lo que les gustaría ver a tus usuarios y le dará un aspecto profesional a tus activos digitales.

No se trata de volverse un experto, pues para eso existen los diseñadores, sino de poder hablar con ellos en un lenguaje común para dar orientaciones realistas y efectivas.

8. Habilidades de comunicación para relacionarse y formar comunidades

Estamos de acuerdo en que el Marketing se trata de difundir mensajes, construir relaciones y establecer confianza, ¿verdad? Bien, nada de esto se puede lograr sin habilidades de comunicación bien trabajadas.

Un mercadólogo ideal conoce el poder del networking y, por lo tanto, sabe cómo construir buenas relaciones, para sí mismo y para su empresa, con clientes, colegas y el público en general.

También sabe cómo crear y transmitir un mensaje de una manera clara, concisa y entretenida. 

Al crear publicaciones relevantes en blogs y redes sociales, un marketero puede construir una comunidad virtual alrededor de una marca.

9. Bases de HTML

Si quieres tener el perfil del mercadólogo ideal, debes tener algunas nociones básicas sobre HTML, que es un lenguaje que define cómo se va a presentar el contenido de tu sitio web en un navegador. 

¡No te asustes! Aquí tampoco se trata de volverse un experto, para eso están los desarrolladores web. El hecho es que conocer sobre programación te permite:

Como ves, conocer las bases de HTML te convierte en un profesional mejor preparado.

10. Disciplina y trabajo en equipo

Finalmente, trabajar en Marketing es estar en un campo que ofrece cierta libertad para ejecutar acciones, por lo que los profesionales deben mantenerse enfocados en el objetivo del equipo.

Prestar atención a los detalles, entregar los proyectos a tiempo, mantenerse motivado y no abandonar el equipo cuando las cosas se ponen difíciles es lo que hace un mercadólogo ideal.

Aprovecha la autonomía que brinda el marketing, gestiona tus proyectos y crea un plan de carrera para motivar el desarrollo profesional de tus colaboradores.

De esa forma, al asegurarte de que todos en tu equipo están comprometidos, conseguirás un mejor resultado con tus acciones estratégicas.

Conclusión

El Marketing en el siglo XXI es desafiante pero altamente enriquecedor para aquellos que se quieren perfeccionar como profesionales.

El perfil del mercadólogo ideal combina habilidades blandas, como el trabajo en equipo y la comunicación, con habilidades duras, como el análisis de datos y el conocimiento especializado como el SEO o el HTML.

La buena noticia es que todo esto se puede enseñar y aprender.

Capacitar a los profesionales de Marketing es una inversión rentable y necesaria, pues es este departamento el responsable de prospectar los clientes que aseguran la monetización de una empresa.

Pero, ¿qué forma tiene un departamento de Marketing efectivo y que favorece la formación de buenos mercadólogos?

Puedes tomarnos como referencia y aprender la forma cómo estructuramos nuestro departamento de Marketing en Rock Content. ¡Conócenos!

100.000 personas no podrían estar equivocadas
Deja su email y recibe contenidos antes que todo el mundo

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *